Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de las artes ABC La Emperatriz Teodora (Bizancio, 540) y traje de visita (París, 1900) Pintura 1985, de Francisco Javier Agudo Crespo Quince siglos de moda Museo de la Diputación Albacete veces, una artesanía puede convertirse en arte, si en ella entra la creación como un elemento que rompe con lo repetitivo, con el modelo heredado de generación en generación. Este es el caso de María Paz de Vicente- Tutor, especialista en la reproducción, en tamaño reducido, de los ropajes de la mujer a través de los siglos y que, bajo el título general de Indumenta, viene presentando desde hace casi diez años una historia de la moda en figurines de gran fidelidad. Son figurines realizados en relieve y montados en marcos de tamaño uniforme, bajo cristal protector, pues las telas, cintas, guarniciones y pedrerías son de época generalmente. Tejidos antiguos, rescatados, buscados afanosamente o reconstruidos, para que el modelo resulte auténtico. Esta fase previa de preparación es, para la autora, una etapa fatigosa, de consulta en libros, documentos, códices, figurines, fotografías, pinturas, grabados, esculturas y cualquier clase de fuente, susceptible de proporcionar la documentación necesaria. Después viene el momento de realizar el modelo, previa selección de los materiales, materiales cuya búsqueda es, también, una laboriosa tarea. Pero el resultado es siempre un regalo para la vista, tanto para el aficionado a la moda como para el simple curioso. Es necesario indicar que en la labor previa (documentación histórica, localización de material) Manuel Marín Delgado, su esposo, es el colaborador imprescindible y paciente, convertido así mismo en un especialista. Hasta el 15 de febrero Once alumnos de Bellas Artes Galería Biosca Genova, 11 hasta el 31 de enero De 11 a 14 y de 17 a 21 A H Dama francesa de la Corte de Borgoña (hacia 1460) ma de cuadros- vitrina, que abarcan desde el famoso atuendo de Teodora, esposa de Justiniano, emperador de Bizando (según un mosaico del coro de la iglesia de San Vítale, de Rávena) hasta la belle époque La simple descripción de este traje nos da una idea de su dificultad y de su valor: Túnica y manto largos bordados en oro. En el cuello, el maniakis banda de tela con oro y pedrería. El cabello se encierra en una redecilla con perlas. Corona rígida llamada stephenos con colgantes y alto penacho. Calzado blando ricamente bordado. Todo es así en este fascinante museo de la moda en miniatura: trajes damasquinados de la nobleza castellana, sobria moda de la Casa de Austria (que cedería el cetro de la moda europea a Francia) las extravagancias del siglo XVIII, el Consulado, el Romanticismo, el polisón... E aquí una exposición a la que se acude con curiosidad y avidez, pues está formada por jóvenes pasados por la actual Facultad (que no Escuela) de Bellas Artes de San Fernando, con sus estudios cursados según los nuevos planes y reciente el título de licenciado, en unos casos, y reciente el de profesor, en otros. Son once pintores cuyas edades oscilan entre los veintiséis y los treinta y tres años. Pintores que se incorporan al arte con aires de independencia o con influencias del maestro aún evidentes (Ubeda, Narváez Patino, Guijarro, Datas) influencias que no son de despreciar, pues no olvidemos que (en otros tiempos) esa difelidad del discípulo era una garantía de buen hacer. En esta. ocasión, Indumenta se ha presentado en el Museo de Albacete, alcanzado ya la respetable cantidad de cien modelos, en forJUEVES 8- 1- 87 Son, por orden alfabético, Javier Agudo Crespo (Murcia, 1963) que abstractiza la figuración con técnica, talento y sensibilidad y del que recordamos sus Mujeres gritando a la luna su Ventana interna su Pintura Nono Bandera (Málaga, 1958) profesor de Dibujo, especialmente dedicado al grabado en madera (blancos, ocres, negros) que presenta además dos largos cuadros apaisados llenos de vida; Félix de la Concha (León, 1962) realista (participó en la muestra del Centro Cultural de la Villa dedicados a los jóvenes realistas españoles) con su mundo de interiores y sus distorsiones de la perspectiva; Margarita Gámez Cornejo (Madrid, 1962) neofiguracionista de color y materia muy peculiar, cultivadora del buen bodegón, del buen dibujo, con algo de expresionista; Roberto García Pindado (Madrid, 1963) colorista, suelto, neofiguracionista, de lenguaje agresivo, de quien destacamos El laberinto simétrico y al Plaza de España grabado en madera de Nono Bandera que consideramos como uno de los más interesantes; Mabel Guijarro (Nueva York, 1953) fina dibujante de clara pintura, que trae un paisaje manchego y varías figuras; Ángel Hurtado de Mendoza (Madrid, 1960) autor de un expresionismotenebrismo de quien anotamos el Quijote ¡Qué demonios! y el. jé excelente 8 T José Joven Tra- sovares (Zaragoza, 1959) con su Personaje marcado y su Dios de la lluvia Fe López Gómez (Málaga, 1951) paisajista gestual y violenta, segura en el trazo y el color; Francisco Menéndez- Morán (Madrid, 1956) también paisajista, pero más mesurado y apoyado siempre en un dibujo clásico, y Rosa María Rubio Pasamontes (Madrid, 1961) muy técnica y tétrica en su abstracción (negros, ocres, signos) de la guerra secreta de los sexos. J. R. A B C 93 v