Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de las artes ABC Liebermann: Escuela holandesa de costura (1876) Hodler: Transfiguración (1906- 1907) La exposición de la semana Obras del museo de Wuppertal L museo de la ciudad de Fundación Juan March Wuppertal (en la que se fuCastelló, 77 sionaron las antiguas Elberfeld y Barmen renanas, RFA) lleva desde 1961 el nombre de museo Von der Heydt en memoria de su Reich, pero sí que más calculadamecenas e impulsor decisivo, el mente depredadoras: después de barón Eduard von der Heydt, quien la contienda, el Estado francés emhabía heredado de su padre el bargó muchas obras, sin indemniamor al coleccionismo, entendido zación, en concepto de reparacioéste como generosa ocasión de nes de guerra; otros tesoros del hacer partícipe de la fruición de la museo Wuppertal se quedaron en belleza y el conocimiento del arte a USA como compensación por vastos públicos, de donde el enri- deudas de guerra y hoy se exhiquecimiento progresivo del museo ben en el Smithonian Institute de y la difusión de sus colecciones, Washington... La palabra botín acción de extensión cultural de la (presa, despojo) mantiene exacto que ahora se beneficia Madrid gra- su significado desde los tiempos cias a la bien orientada actividad más bárbaros. de la Fundación Juan March El gran proyecto museográfico (cuyos fondos, a su vez, se dejan del Von der Heydt ha sido el de supresentir como una posibilidad primir con sus fondos las relacionada frecuente en España) El munes que existen entre el arte moseo Von der Heydt, enclavado en derno y el arte del pasado: Grael corazón de esa Europa de las cias a tal concepción y a tal criterio terribles guerras, sufrió las vicisitu- dice la doctora Sabine Fehledes no sólo de las guerras, sino mann, directora del museo de también del caos político que las Wuppertal- puede seguirse hoy la precedieron y sucedieron, y así, evolución, por ejemplo, de la pintutras la amputación que causara a ra de paisaje desde Patinir hasta sus fondos la exclusión del que el Ruisdael y desde Constable hasta nazismo llamó arte degenerado Cézanne, casi sin solución de con (obras de Jankel Adler, Chagall, tinuidad, sin vacíos estilísticos Dix, Heckel, Jawlensky, Kandinsky, todo un programa de coherencia Klee, Macke, Marc, Pechstein, Pihistórica y didáctica (del que tamcasso, Vlaminck, Feininger, y un bién se podría tomar nota aquí, largo etcétera doloroso) el final de desconcertados como estamos resla segunda guerra mundial suponpecto al contenido definitivo del dría para el museo de Wuppertal Centro de Arte Reina Sofía, cuya otra serie de restas cierto que coherencia exigiría la incorporación no tan irracionales como las del III del museo del siglo XIX, para que E Hasta el 25 de enero De 10 a 14 y de 17,30 a 21 Van Dongen: Desnudo (1907) las obras del XX no aparecieran ante el público como creaciones espontáneas, como ocurriría con las del XIX sin su nexo histórico del Prado) Puede observarse en esta antológica del museo de Wuppertal el gusto del barón Von der Heydt por el movimiento expresionista (del que, sin extremar el rigor definitorio, tenemos aquí obras de Beckmann, Corinth, Dix, Dongen, Jawlensky, Kirchner, Kokoschka, Lie- bermann, Marc, Munch, Nolde) pero fiel a su concepto de una relación histórica y estilística, la colección expuesta en la Fundación Juan March se inicia con tres obras de Hans von Marees (1837- 87) si casi coetáneo de Cézanne o Manet, tan lejos de ellos como lo estaba Puvis de Chavannes, cuyos frescos han querido evocarse junto a los de Von Marees, cosa poco probable, pues Von Marees, más que un simbolista, es el último de los románticos alemanes, para los que Italia era la dulzura del vivir, la felicidad aquella que Goethe oponía a la desgracia de rio haberla visto ni sentido. La exposición se completa con obras de Pierre Bonnard, Cézanne, De Chirico, Dalí, Degas, Feininger, Gauguin, Heckel, Hodler, Kandinsky, Léger, Manet, Paula Modersohn- Becker, Monet, Mueller, Münter, Picasso, Redon, Schad, Schlemmer, Schlichter, SchmidtRottluff, Soutine, S p i t z w e g Toulouse- Lautrec y Berhard Viegener. El museo de Wuppertal rinde homenaje a Von der Heydt al ser portador de su nombre, y también al realizar en honor suyo esta presentación en Madrid de la colección fundada por él y por su padre, acrecentada y continuada, ciertamente, por una incontable serie de mecenas y amigos. España, para escasa fortuna nuestra, es diferente. A. M. CAMPOY A B C 89 JUEVES 8- 1- 87