Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-JUEVES 8- 1- 87- ESPECTÁCULOS -ABC, pág. -65 La casa de Bernarda Alba se convierte en el gran éxito de los escenarios mexicanos Protagonizada por Nati Mistral, vuelve al teatro del Bosque México. S. E. Bernarda Alba, uno de tos personajes emblemáticos del teatro lorquiano, ha tomado en México los rasgos de Nati Mistral. La actriz española encabeza el reparto del montaje que de esta gran obra de mujeres ha realizado la Compañía Nacional de Teatro, repuesto con gran éxito el día de Reyes en la capital mexicana. La actuación de Nati Mistral ha recibido grandes elogios de la crítica y es aplaudida por el público que abarrota diariamente el teatro del Bosque. El compositor Luis Gimeno, subdirector de la Compañía Nacional de Teatro de México, una entidad de carácter estatal, ha comentado, por ejemplo, que a lo largo de su carrera ha visto seis versiones distintas de La casa de Bernarda Alba y que la actuación de la actriz española en el papel protagonista de la obra supera con mucho a las ofrecidas en el resto de los montajes. Acompaña a Nati Mistral en esta obra, según informa Efe, un grupo de jóvenes intérpretes de ia nueva generación llegada a la Compañía Nacional de Teatro, entre los que destaca Angeles Marín, que fue la revelación femenina de la escena mexicana en 1986. Este montaje de La casa de Bernarda Alba fue estrenado el pasado mes de noviembre con un éxito apoteósico que ha motivado la reposición. El director de la obra, José Solé, de origen español, es uno de los más respetados profesionales del teatro mexicano. Solé explica que la clave del triunfo de esta puesta en escena de la pieza lorquiana estriba principalmente, entre otros aspectos, en la gran actuación de Nati Mistral, en quien recae buena parte del peso dramático de la función. Solé agregó que en la buena acogida dispensada por público y crítica a la obra ha pesado también la excelente música del montaje, escrita especialmente para el mismo por Luis Gimeno. Esta Casa de Bernarda Alba es, según opinión unánime de los expertos teatrales, un espectáculo redondo de la Compañía Nacional de Teatro. La historia de la mujer tiránica que, tras la muerte de su marido, se enclaustra con sus cinco hijas ha sido interpretada por la crítica como una verdadera tragedia de las estériles un drama de mujeres solas que transcurre en un ambiente opresivo y espeso, entre la angustia de la soledad y el ansia del varón ausente y presentido. La obra está traspasada de una oscura sensualidad que rompe las costuras de la cotidianidad dictatorial y cuyas alas, que baten en busca de libertad, son cercenadas por el tajo inapelable de la muerte. Hay quien ha acuñado interpretaciones freudianas para referirse a la oposición amor- odio y vida- muerte, presente en la estructura de la obra, englobada con Yerma y Bodas de sangre en una trilogía teatral lorquiana con personajes de carácter rural y rotundos perfiles, que sólo encuentran equivalentes en la tragedia clásica griega. Lo cierto es que este montaje, al margen de interpretaciones de todo tipo, ha logrado el favor del público de la capital mexicana y varios comentaristas han augurado, sin demasiado riesgo a equivocarse, bien es cierto, que la obra permanecerá aún durante muchas semanas en el escenario del teatro del Bosque. Montserrat Caballé y el liceo celebraron ayer sus bodas de plata Barcelona. A. F. La soprano Montserrat Caballé obtuvo anoche un gran y doble éxito en el concierto extraordinario que se ofreció en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona con motivo del vigésimo quinto aniversario del debut de la cantante en este escenario. El éxito fue, como queda dicho, doble, porque a la brillantez y emotividad del acto se unió el esfuerzo y la calidad de un concierto memorable Montserrat Caballé realizó sus estudios musicales precisamente en el Conservatorio del Liceo y debutó en el coliseo barcelonés en enero de 1962 con ArabeHa A lo largo de estos veinticinco años ha vuelto regularmente a la temporada del Liceo para cantar un total de cuarenta óperas e interpretar cuarenta y tres personajes. A principios del pasado mes, por ejemplo, la cantante estrenó en el Liceo la ópera Armide de Gluck, poniendo de manifiesto una vez más su interés por sacar a ia luz las obras menos conocidas del repertorio En el concierto homenaje de anoche, Montserrat Cabalié cantó acompañada por el coro y la orquesta del Gran Teatro del Liceo, dirigidos por Romano Gandolfi y Vitorio Sicuri (coro) y Felice Cillario (orquesta) y estuvo precedido por una glosa de la figura de la soprano a cargo del escritor Terenci Moix. De entre su amplio repertorio- unas ciento trece óperas- Montserrat Caballé eligió un número equilibrado entre la brillantez y la dificultad. Fragmentos de Las bodas de Fígaro de Mozart; Nabucco y Ótelo de Verdi, y de Norma de Bellini, compusieron la primera parte. La segunda, con Lo sonó l umille en celia de la ópera Adrianna Lecobreur de Cilea; el fragmento Sola, perduta, abandonata y el intermezzo orquestal de Manon Lescaut de Puccini, y finalizar con un fragmento de la Salomé de Strauss. La prima- donna, que cumple ahora también sus treinta años de carrera profesional- debutó en Basilea, con La bohéme en 1957- tiene previstas ya nuevas incorporaciones a su vasto repertorio, como el Mefistofele de Boito, que cantara por primera vez en Madrid el próximo mes de febrero, abriendo la temporada operística del Teatro Nacional Lírico de la Zarzuela. Nati Mistral La casa de Bernarda Alba ha sido una de las obras más representadas en el cincuentenario lorquiano. Los espectadores españoles recordarán el excelente montaje dirigido en el teatro Español por José Carlos Plaza, e interpretado por un ramillete de estupendas actrices, entre las que se encontraban Ana Belén, Berta Riaza, Mari Carmen Prendes, Francisca Ojea y Aurora Redondo. Por otra parte, Mario Camus rueda actualmente una versión cinematográfica de esta obra, en la que también interviene Ana Belén. Sinfonía concertante un homenaje de Leonardo Balada a Narciso Yepes El guitarrista estrena mañana la obra con la ONE Madrid La Orquesta Nacional de España, bajo la dirección de López Cobos, reanuda mañana sus conciertos con la Sinfonía concertante, para guitarra y orquesta de Leonardo Balada, que llegará hoy a Madrid para asistir al estreno de esta obra, dedicada a Narciso Yepes, quien comenzó ayer los ensayos para el concierto. La Sinfonía concertante es una obra difícil, pero muy atractiva e interesante y pensada para guitarra amplificada, declaró el guitarrista Narciso Yepes, que ha estado ensayando junto a la Orquesta Nacional para el estreno de mañana. Yepes no quiso abundar en las explicaciones, según Efe, porque es preferible- d i j o- que el público la descubra La obra ha sido compuesta por Leonardo Balada, de cincuenta y tres años de edad, profesor de Composición en la Universidad de Pittsburg, Estados Unidos, y que llegará hoy a Madrid para asistir al estreno de la obra. Formado en el Conservatorio de Barcelona, su ciudad natal, amplió sus estudios en Nueva York con Aaron Copland y Vicent Persichetti. El estreno de Guemica en 1966, te consagró internacionalmente como compositor. Balada ha cultivado diferentes formas musicales: concierto, música de cámara y obras corales, y recientemente declaró que preveía un neorromanticismo expresionista en el que los ideales elevados formaran parte nuevamente del objetivo de la obra creadora. La experimentación seguirá, pero la consecución será prevalente