Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 46- SUCESOS -JUEVES 8- 1- 87 Espeluznante caso deexorcismocon un catedrático de violín, en Córdoba Su hyo le mató clavándole una estaca en el corazón El presunto parricida es aficionado a la lectura de libros de brujería y magia negra Córdoba. Rafael López Hay que remontarse a los primeros años de la década de los setenta. Son tiempos de éxito para el joven Alvaro Rafael Bustos, integrante del grupo musical Trébol, que triunfa por aquel entonces con la canción Carmen, Carmen, Carmen con la que el conjunto llega a figurar en los primeros puestos de la popularidad. Sin embargo, como en otros tantos casos, el éxito es efímero y la vida del grupo muy corta. Trébol se deshace. Alvaro Rafael decide regresar a su tierra natal Córdoba, para convivir con su padre. Manuel Bustos Fernández, catedrático de violín en el Conservatorio Superior de Música, centro del que llega a ser director, y miembro de la Real Academia Cordobesa. Pese a que se cree que las relaciones no eran muy cordiales entre padre e hijo, la vida se desarrolla sin mayores problemas durante algunos años en el piso de la familia, situado en pleno centro de la ciudad. El catedrático, ya jubilado, llevará una vida apacible visitando frecuentemente el Círculo de la Amistad, donde pasará horas y horas leyendo, jugando al dominó e. incluso, dando algún que otro concierto de violín... Entretanto, su hijo, de treinta y tres años, que continúa vinculado a las actividades musicales- s u última composición, Canto para la paz es grabada en cinta en Alemania, aunque no llega a comercializarse- entretiene su tiempo con libros que versan sobre magia negra, brujería y exorcismo. Según parece, esta clase de lecturas minarán de tal forma la mente del joven- a l parecer, en sus declaraciones a la Policía dice que actuó así contra su padre porque era una persona que encarnaba el mal- que, en vísperas de la festividad de Reyes, decide acabar con la vida de su progenitor. Así, y en lo que parece desarrollarse dentro de una ceremonia exorcista, se provee de un trozo de palo que sostiene a una cortina, al que saca punta. Luego lo clavará en el corazón de su padre mientras éste dormía plácidamente en la cama. Esto sucede en la noche del pasado domingo. Según parece- ahora el detenido lo niega- Alvaro Rafael embadurnó la estaca con ajos y sal antes de llevar a cabo su macabra y criminal acción, convencido de que su padre estaba poseído por el diablo y llevaba el mal en sus entrañas. Después, Alvaro esparcirá sal sobre el cadáver para, posteriormente, y en un intento de evitar la reencarnación, decidir incinerar el cuerpo sin vida del catedrático y esparcir sus cenizas por el Guadalquivir. cambia de opinión de incinerar el cuerpo, y regresa a la. ciudad, estacionando el vehículo, que vigilará durante un día entero por miedo a la reencamación del fallecido. Luego deambulará durante horas por la ciudad, hasta que finalmente decida entregarse, llevando incluso el cadáver a una Comisaría. Una vez detenido, el presunto parricida se declarará culpable de la muerte de Manuel Bustos, diciendo que había matado a su padre porque encarnaba el mal, definiendo después el crimen como una buena acción. Pero antes de que todo esto ocurra se producirá la alarma familiar por la desaparición de don Manuel. Un hermano de Alvaro acude la víspera de Reyes, es decir, el lunes, a la casa de su padre. Pese a las reiteradas llamadas al timbre, e incluso golpes a la puerta, no contesta nadie. Luego, el visitante entrará en la vivienda con una liave que posee, advirtiendo que el coche de don Manuel no se encuentra en el garaje y, finalmente, que en el dormitorio de su padre la cama está manchada de sangre. Por estos motivos, decide poner el hecho en conocimiento de la Policía, que inicia la búsqueda del catedrático, deteniendo poco después a Alvaro en el momento en que éste se dirige a la Comisaría para entregarse. Alvaro es un joven extrovertido, cuyos vecinos aseguran que siempre se ha comportado como una persona simpática y de trato agradable. Sin embargo, las primeras impresiones médicas apuntan a que puede padecer una psicopatía de tipo esquizoide, además de no descartarse de que haya actuado bajo los efectos de algún alucinógenq. Tras la detención del joven, el cadáver de Manuel Bustos recibió sepultura en el cementerio de San Rafael, en un acto íntimo al que sólo asistieron familiares. Ayer se celebró una misa en sufragio del alma del infortunado en la parroquia de San Francisco, constituyendo el acto una gran manifestación de duelo, en el que fueron frecuentes los comentarios en tomo a este extraño suceso sobre el que. no parece encontrarse, por el momento, explicación lógica. Roban las armas en Aranjuez a dos agentes municipales Madrid. S. S. Tres soldados muertos y ocho graves en accidente de tráfico Palma de Mallorca. Efe y Ep Tres soldados resultaron muertos y otros ocho heridos de gravedad, en la noche del Las armas reglamentarias de dos policías pasado martes, en un accidente de tráfico municipales de Aranjuez (dos revólveres Llacuando el vehículo militar en el que viajaban ma, calibre 38) fueron sustraídas a sus titulachocó contra una roca y volcó, según fuentes res por tres individuos que, a las nueve de la de la Guardia Civil de Trafico. noche del pasado martes, atracaron el pub El accidente ocurrió a la altura del kilómeBora Bora de la mencionada ciudad. Los tro 42,100 de la carretera comarcal 710, que agentes se hallaban en el establecimiento, siune Puerto Pollesa con Andraitx, cuando en tuado en la calle del Príncipe, número 61, un tramo de curvas, el vehículo de matrícula cuando tres individuos irrumpieron en el misEA- 3473- 3 se salió de la calzada chocó mo, amenazando a los policías con un revólcontra un talud rocoso y volcó. ver y un cuchillo. Los soldados que murieron en el accidente Alvaro saldrá del domicilio familiar con esas fueron el conductor Arturo Márquez Pérez, de Además de los revólveres, los atracadores se apoderaron de un radio- transmisor, de intenciones e introducirá el cadáver en un veinte años; Jorge Parera del Aro, de dieci 35.000 pesetas que había en la caja y del di- Seat 127, propiedad de su padre, marchando nueve, y David Narros Pineros, de diecinueseguidamente a la sierra, donde parece que ve. nero y objetos de valor de tres clientes. G i Si ¡lUfcíi ÍÍIÉMES i