Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 7- 1- 87- CULTURA -ABC, pág. L 37 Manuel Vicent, con una balada sobre Caín, obtuvo, por los pelos, el Nadal de novela Para María Mercé Roca, el Josep Pía de letras catalanas Barcelona. Adela Farré El escritor y periodista Manuel Vicent obtuvo ayer noche el premio Nadal de novela. El Jurado estaba compuesto por Luis Suñén, crítico literario del periódico madrileño en el que colabora el galardonado, Lorenzo Gomis, Juan Ramón Masoliver, Andreu Teixidor de Ventos, Antoni Vilanova y Julián Viñuales. El Josep Pía recayó en María Mercé Roca, y el Apel. Les Mestres en Beatriz Doumerk y Ayax Bames. El resultado final de las votaciones de los seis miembros del Jurado fue de cuatro- dos, lo que indica que hasta el último momento hubo igualdad entre el ganador y Horacio Vázquez Rial, un prestigioso novelista iberoamericano, quien desde hace nueve años reside en España, en donde tiene publicadas tres novelas. La presentada al Nadal tiene por título Historia del triste En total, a esta XLIII convocatoria del premio Nada! se había presentado ciento sesenta novelas. El periodista valenciano Manuel Vicent obtuvo anoche el premio Nadal de novela 1986, al que había concurrido con el pseudónimo de Luis Aymerich y con la obra La b a l a d a de Caín que el propio autor definió como la historia de Caín contada por él mismo, desde el Génesis hasta un cabaret de Nueva York, donde acaba tocando el saxofón Manuel Vicent señaló, sin embargo, que la obra no tiene en realidad un argumento, sino que se trata más bien de una sucesión de imágenes las cuales se desarrollan en un amplio marco cronológico desde los inicios bíblicos de la humanidad hasta el Manhattan de la época actual. no para lanzar mi libro después de varios años sin publicar, y además porque para mí el Nadal tiene también un significado romántico Vicent, nacido el 10 de junio de 1936 en Villavieja (Castellón) tiene en su haber el premio Alfaguara de novela 1966 por la obra Pascua y naranjas escrita en quince noches de anfetaminas con lo que culminaba con éxito una constante afición por los concursos literarios en los que en varias ocasiones había quedado finalista. Años más tarde también llegaría a finalista a este premio Nadal que ayer noche por fin conseguía; fue con la novela El anarquista coronado de adelfas doscientos folios escritos casi de un tirón Por otro lado, el premio Josep Pía para obras en catalán, que se otorga paralelamente al Nadal, fue para la escritora gerundense María Mercé Roca por su obra El present que m acull María Mercé Roca, que no estu- Robert Laffont destapa el pucherazo de los premios París. Juan Pedro Quiñonero Robert Laffont, uno de los grandes patrones históricos de la edición francesa desde hace cuarenta años, lanza acusaciones particularmente graves contra la institución de los premios literarios, que oscilan, a su juicio, entre el soborno, el cohecho y el más puro y diversificado tráfico de influencias. Robert Laffont ha sido durante cuarenta y cinco años el creador, el patrón, el accionista mayoritario, el accionista minoritario y, finalmente, el director general de la editorial que lleva su nombre. Hoy, Radio Tele- Luxemburgo (RTL, primera emisora nacional, con capital mayoritariamente luxemburgués) es el accionista mayoritario de la Editorial Robert Laffont, y el editor se retiró como director general el día 1 de este mes de enero, para ocupar el puesto estratégico de director del Comité de lectura. Haciendo un balance global de su trabajo editorial, analizando la evolución sociológica de la cultura francesa durante los últimos cuarenta años, Robert Laffont lanza en el mensual Lire dirigido por Bernard Pivot (el publicista literario más influyente de Francia, una verdadera institución nacional) un catálogo de acusaciones contra la institución de los premios literarios que tiene facetas muy diversas: editores que conceden sustanciosos avances financieros a miembros de jurados que nunca entregaran las obras contratadas; encargos de prólogos pagados que nunca serán publicados; proyecto de reediciones que nunca llegarán a consumarse, pero serán pagadas más o menos religiosamente; pago de viajes de vacaciones internacionales a jurados de premios importantes; una editorial (Grasset) ha llegado a pagar el servicio doméstico del miembro (Kleber Haedens) del jurado de un premio bien conocido (Interallie) Robert Laffont afirma que este comercio bien establecido cuenta con presupuestos financieros particularmente sustanciosos. Entrando en detalle, Laffont lanza acusaciones no menos graves: jurados que no leen jamás un libro; autores abandonados al chantaje permanente. Para mí, concluye el editor, el principio de los premios que expresan un juicio de valor sobre la calidad de un premio está totalmente falsificado Manuel Vicent vo presente en el acto de anoche, obtuvo en 1985 el premio Victor Cátala de narrativa y fue además finalista de la última edición del premio Sant Jordi de novela. Finalmente, el premio Apel. les Mestres, para obras infantiles ¡lustradas, fue para el matrimonio argentino formado por Beatriz Doumerc y Ayax Barnes, por su obra Daniel y los reyes Esta obra, que según explicaron los autores llevaba doce años realizada e inédita, narra la historia bíblica de Daniel y su enfrentamiento con el Rey Nabucodonosor, y el Jurado reconoció la calidad de las ilustraciones por su contundencia formal inspirada en. el arte mesopotámico PROXENETISMO EN LA CIBELES Es proxeneta quien aprovecha con fines propios los encantos de una mujer, y más si es famosa y peor todavía, e incalificable, si está muerta como la que hoy nos ocupa. Nadie puede imaginar la plaza de la Concordia, o la Stanislas de Nancy o las fuentes de la Navona, afeadas por anuncios. Nosotros sí, en de lo poco que tenemos en Madrid garboso: la Cibeles. La Cibeles que, si vienes del Prado, ora en coche, ora a pie, te tapa su vista una inmundicia de tableros de publicidad. Ándese con ojo el señor Barranco- autor de aquello admirable que fue exclamar Suárez ha rebasado por la izquierda al PSOE, lo cual no es nada difícil y desde entonces me cae bien- que le huele la cabeza a pólvora para las próximas elecciones si la madrileña ciudadanía cae en la cuenta de semejante profanación de nuestra Cibeles en su fuente. Ríjase por la elegancia singular del señor Almunia (sus toldos por mí denunciados, por él a poco eliminados) y de noche, y con algunos a él adictos, arranque Barranco tamaña basura inmediatamente. Julio CERÓN Frase ésta de Barranco rebasada a su vez- e n concepto de excusatio non pefita por la de don Ignacio Grajal, secretario de la UGT, a raíz de las elecciones sindicales, en la Renfe: Hemos perdido las elecciones a causa del voto de castigo a UGT por la actuación de la empresa en los últimos tres meses. (Lo de poner en negritas- porque no hay amarillas- la identificación UGT- empresa he sido yo, pero la frase es del señor Grajal. Abel, el reaccionario Vicent manifestó tras conocerse el fallo del Jurado que, en su opinión, hay que acabar con una etapa literaria dominada por las imágenes violentas y sórdidas, y hay que entrar en el terreno de la fantasía en el cual se mueve esta novela, a cuyo protagonista el autor define como Caín, el bueno En este sentido, el autor indicó que muchos reconocen que Caín representaba un paso adelante en el progreso de la humanidad y mató a Abel porque era un reaccionario El ganador del premio Nadal manifestó que se había presentado a este certamen literario porque estoy muy marcado por los trabajos en los periódicos y pensé que un premio sería bue-