Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 36 1 TRIBUNA ABIERTA -MIÉRCOLES 7- 1- 87 L terrorismo, empresa bélica internacional, constituye un fenómeno específico de nuestro tiempo y la mayor amenaza para los pueblos de Occidente. Golpea con preferencia a las sociedades libres; está programado como una agresión contra las democracias. La estadística es aterradora. Desde 1970 se contabilizan doscientas organizaciones y grupos criminales, con un saldo superior a cien mil atentados- contra personas y objetivos diversos. El balance de muertes supera al de muchas guerras. En el camino de esta agresión, España constituye un designio de primer orden. Según la estadística veraz, desde junio de 1968- -muerte alevosa del guardia civil Pardiñes Alday por un señorito de la burguesía vascasetecientos asesinatos, más de mil heridos y cinco mil agresiones constituyen el parte de esta guerra que sufrimos. En nuestra patria el terrorismo mejor dotado une a su proyecto subversivo el fin separatista. Aquí se observa una sustancial diferencia entre los grupos hispanos y sus homónimos europeos; de aquí se deduce el gravísimo error de conceder el mismo tratamiento a una u otra forma de agresión. Esta guerra promovida por el marxismo internacional supone una doble amenaza: a) la muerte de España, y b) la liquidación de su proyecto político. Aunque alcanzado el primer objetivo, el segundo sería un lógico efecto del primer propósito. La sublevación separatista de ETA, como toda acción bélica, goza de cualificados apoyos ideológicos y logísticos en España y en el extranjero. Ya en el otoño de 1969 se elaboró un estudio de personas, grupos e intereses que coberturaban al naciente secesionismo armado. Aquel informe, que se hizo llegar a diversos sectores y poderes del Estado, fue ignorado por algunos que ahora claman contra esta trágica realidad. El éxito del belicismo etarra, importante frente de la tercera guerra mundial que sufrimos, se apoya en tres coberturas, en tres estrategias, superiores a la reacción defensiva del Estado: cobertura ideológica; cobertura legal; cobertura táctica. Ideológica o cultural. -Con la complicidad o colaboración de cierta progresía, busca en una primera batalla la destrucción de los valores culturales e históricos que configuran la personalidad y conciencia de España. ETA está ganando el discurso de la terminología, de los conceptos, de las valoraciones. Legal. -Dirigida contra los mecanismos jurídicos de defensa del Estado. Es la trampa de confundir el crimen separatista, la traición criminal, con la acción política y la discrepancia ideológica. Pretende instalar dentro de la normalidad institucional conceptos y situaciones contrarias a la propia esencia de la patria. Táctica. -Agresión armada polivalente. Utilización de los múltiples métodos de violencia que ofrecen las modernas tecnologías, desde la presión social anónima, hasta el crimen organizado, pasando por toda suerte de terrorismos. Ninguna nación puede ignorar a este enemigo, eludir esta guerra, ni siquiera tras la coartada de la libertad democrática. La defensa de España, objetivo primario de E 1 TERRORISMO Y GUERRA SEPARATISTA Ejércitos. El separatis- mo v i o l e n t o a t a c a aquellos valores cuya defensa corresponde Por Antonio TRONCOSO DE CASTRO prima facíae a la Abogado. Teniente coronel auditor institución militar. El toda actuación política, pasa por una rever- terror secesionista supera, muchas veces, la sión eficaz en los tres frentes donde el ene- capacidad de respuesta de las instituciones migo busca la destrucción de la patria. Ante policiales. Dialécticamente no puede rechazarse esta la agresión ideológica, rearme cultural; frente a la erosión de la legalidad, rearme legal; posibilidad, la conveniencia táctica de utilicontra la acción armada polivalente, rearme zar al Ejército en esta guerra. Todos los Ejércitos del mundo tienen gran protagonismo táctico. a) Rearme ideológico. -imprescindible frente a este tipo de agresiones. La posible intervención militar contra el tepara ganar en esta guerra cuyo primer combate se libra en el terreno de la cultura. El se- rrorismo separatista no debe contemplarse paratismo dispone de una carga doctrinal fal- como una intromisión de las Fuerzas Armasa, manipuladora, pero sugestiva y atrayente, das en las Instituciones del Estado, sino, por que no podemos ignorar. De nada servirán el contrario, como un servicio de los Ejércitos los éxitos policiales, las condenas, si, en aras a la patria, su corresponsabilidad en la defende una absoluta y suicida libertad intelectual, sa de la unidad del Estado y de la democrala sociedad española permite la destrucción cia; misiones fundamentales que le asignan de valores que definen nuestro ser colecti- las Constituciones modernas. vo. Un examen del derecho fundamental militar Contrariamente a lo que se divulga no exis- comparado refleja el protagonismo de las te la libertad absoluta. Ninguna democracia Fuerzas Armadas contra la subversión violentolera la destrucción de las esencias en las ta y contra el separatismo terrorista: Alemania que se fundamenta la propia unidad del Esta- (creación de una escuela especial) Bélgica do. Alemania, Canadá, Francia, Gran Breta- (estrategia del Cuerpo militar de Gendarmería ña, Italia y Portugal son algunos ejemplos de y acción contra la subversión antinacional) naciones donde la cultura y agresión separa- Holanda (facultades de la política militar) Francia (Gendarmería y acciones contra el tetista está claramente aislada y perseguida. Mientras toleramos la mayor ofensiva cultu- rrorismo) Gran Bretaña (mantenimiento de la ral, ideológica y patriótica contra todo lo es- seguridad nacional y ayuda al poder civil en pañol; mientras se permita que en los más di- Irlanda como función específica militar) Dinaversos círculos políticos, culturales y religio- marca (objetivo y estrategia militar contra la sos se inocule en la juventud el odio hacia lo subversión) Canadá (ley de Defensa Nacio español se manipule la historia y se exalte nal) Estados Unidos de América (Consejo de el separatismo más rabioso, toda reversión Seguridad Nacional) México (Servicios de las está condenada al fracaso. Cada batalla tiene FAS en la defensa del orden y seguridad insus específicas reglas de combate. Las ideas terior) Italia (decreto de la Presidencia y deno se destruyen a cañonazos. Este belicismo claración del Gobierno sobre protección de tiene que combatirse con ideas, con la ver- intereses nacionales, seguridad y defensa) dad histórica, más poderosa y sugestiva que India (ordenanza de Seguridad Nacional) Portugal (decretos 13- 8 y 25- 12- 74) Suecia la contracultura utilizada por el enemigo. (Declaración Institucional de 1964 sobre la Rearme legal. -Redefinición del separatis- defensa militar contra la subversión y propamo como inequívoco delito de traición; el ganda enemiga) Suiza (ley federal 27- 6- 69 y mayor peligro que amenaza actualmente a decreto 25- 2- 70) constituyen irrefutables España. ejemplos de lo que afirmamos. Una de las trampas del secesiónismo está localizada en la terminología, en su trataEspaña, la más antigua comunidad histórimiento legal. Hay que arrinconar los eufemis- ca (ya los clásicos nos describieron con rasmos gramaticales y jurídicos; es preciso lla- gos singulares y homogéneos) es víctima de mar a las cosas por su nombre. El separatis- una sublevación separatista planteada de mo constituye un delito de traición que, acuerdo con las técnicas revolucionarias del agravado por la violencia armada, adquiere el marxismo. Veinte siglos de historia en común carácter de traición con alzamiento y al se manipulan, están sometidos a un proceso servicio de intereses extranjeros nuevo tipo de revisión y liquidación por la nueva legitimide guerra que ha venido a sustituir a las vie- dad de caserío al servicio de intereses anjas formas de agresión, ya superadas en la tinacionales e internacionales. dinámica bélica de nuestro tiempo. Estamos en guerra. No es una guerra clásiTodos los derechos penales democráticos ca, convencional, pero igualmente trágica y (obviamente las dictaduras tienen un trata- amenazadora para España, como cualquiera miento específico para estos delitos) sancio- de los conflictos que nos han precedido. La defensa de la patria constituye una exinan severamente la traición separatista: Alemania (leyes 31- 8- 51 y 4- 8- 53) Canadá (De- gencia ineludible, un irrenunciable deber de fensa del Estado y resoluciones de la Corte todos, especialmente de aquellos que hemos de Apelación) Estados Unidos (ley federal 5- asumido en nuestras vidas ese primordial ho 3- 84) Gran Bretaña (actas y ley de Interna- nor, ese glorioso deber. En cualquier conflicto bélico la actitud demiento) Italia (Código Penal y Legislación especial) Portugal (Código y leyes 17- 4- 75 y fensiva no es suficiente. Se impone la ofen 27- 5- 77) Francia (Código Penal y amplísima siva en todos los frentes donde el enemigo legislación especial) son algunos ejemplos ataca, donde el agresor ha planteado la destrucción de la patria. dignos de conocerse. ¡Quiera Dios que las futuras generaciones Rearme táctico. -Estrategia para vencer esta sublevación armada, este guerra de no carguen en nuestra cuenta la liquidación nuestros días, incluso con intervención de los de veinte siglos de vida en común!