Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 7- 1- 87 NACIONAL, ABC 17 González dice que la reducción de bases USA costará diez mil millones anuales Reconoce que las negociaciones vincularán también a la OTAN Madrid Nueva York. Vera Gil J. M. Carrascal El presidente del Gobierno, Felipe González, estima que la reducción de efectivos militares norteamericanos en suelo español será significativa y que su coste anual para nuestro país se puede cifrar de ocho a diez mil millones de pesetas al año, gasto que considera necesario en tanto que la reducción de bases y tropas estadounidenses es un objetivo político del Gobierno español, vinculado al referéndum sobre la OTAN. Felipe González reconoció que existen diferencias entre España y Estados Unidos sobre la valoración del coste que la reducción de efectivos militares norteamericanos puede suponer a nuestro país (Washington estima que la cifra se eleva a 12.000 millones anuales, sin contar con lo que España dejaría de percibir por el hecho de mantener en su suelo a las tropas USA) y añadió que para obtener este cálculo se ha tenido en cuenta lo que cuesta a los norteamericanos el manteniFelipe Gon ez nes o unidades que se quieran reducir. El presidente del Gobierno, que hizo estas declaraciones tras los actos celebrados ayer con motivo de la Pascua Militar, señaló también que España no asumirá todas las misiones que los efectivos de Estados Unidos desempeñan hoy en suelo nacional, incluyendo algunas de las que están asignadas al dispositivo general de defensa de la Alianza Atlántica, por lo que reconoció que la negociación, al final, terminará siendo a tres bandas (Madrid- Washington- Bruselas) González admitió que las conversaciones serán difíciles, pero se mostró optimista sobre el resultado final de las mismas. También dijo que no es lógico que su Gobierno revele ahora cuales son las cartas de la negociación, ya que restaría valor al diálogo Sobre Gibraltar, el presidente del Gobierno dijo que la negociación no puede ligarse a el proceso en curso de integración en la Alianza Atlántica, y restó importancia estratégica al Peñón, ya que el control del Estrecho se realiza perfectamente desde Rota Añadió, en este sentido, que el asunto de Gibraitar es de signo fundamentalmente político. Estados Unidos intentará paliar los efectos negativos de su redacción de ayuda a España para paliar los efectos de esos recortes por doble camino: -Ofreciendo a los países envueltos la posibilidad de renegociar su deuda militar con los Estados Unidos, acogiéndose a los intereses más bajos que hoy prevalecen, lo que les traería un importante ahorro. -Pidiendo al Congreso un aumento en las cantidades fijadas en el presupuesto para la ayuda exterior. Concretamente para el próximo ejercicio pide 1.300 millones de dólares más, de los que podrían tocar a España 200. Para dramatizar la demanda, el propio Shultz ha salido a la arena vistiendo una camiseta ridiculamente pequeña, que simboliza los recortes que ha sufrido su Departamento, al tiempo que argumentaba que la ayuda exterior es uno de los mejores instrumentos con que cuenta la política exterior de los Estados Unidos. Es el medio más barato y posiblemente eficaz- vino a decir el secretario de Estado en su conferencia de Prensa- para promover los intereses norteamericanos en el mundo y para promover en él la democracia. Lo malo es que el Congreso no está muy dispuesto para escuchar este tipo de peticiones. Con prácticamente todas las partidas de gastos sociales recortadas, desde las subvenciones agrícolas a las cantinas escolares, son muy pocos los legisladores que tienen estómago para apoyar un aumento en la ayuda exterior. Mejor, pues, hacerse a la idea de que habrá bastante menos ayuda norteamericana a España en adelante. Cómo influirá ello en las negociaciones en marcha sobre las bases más bien me lo tienen que contar ustedes a mí que a la inversa. La ayuda americana Tendría que ocurrir un auténtico milagro para que España continúe recibiendo de los Estados Unidos la misma ayuda que hasta ahora. El presupuesto norteamericano para 1988, recién publicado, arroja una substancial reducción de la misma, como venía anunciándoles: los 400 millones de dólares que recibíamos se quedan en 105, dentro del cuadro general de recortes, según informa nuestro corresponsal en Nueva York. Y aunque la ayuda exterior puede subir, las posibilidades son remotas. La Administración Reagan ha pedido 19.910 millones- de dólares para asuntos internacionales en ese presupuesto, de los que 15.200 millones irán directamente a ayuda exterior, que deben repartirse entre todos los países que vienen recibiendo esa asistencia. El problema es que algunos de ellos, empezando por Israel y Egipto, son de tal importancia político- estratégica para los Estados Unidos que no puede tocárseles su ayuda. Y son los que más reciben. Los dos citados se llevan ellos solos un tercio del total: más de cinco mil millones de dólares. Habiendo otros que, por una u otra causa, también siguen recibiendo lo mismo: Turquía, por la importancia de sus bases en primera línea Grecia, por no aceptar que se recorte su asistencia si ía turca sigue siendo la misma; Paquistán, por el respaldo que está prestando a los rebeldes afganos, y así sucesivamente. Lo que deja los recortes a repartir entre los que quedan- España, Portugal, Filipinas, Corea del Sur, Marruecos y alguno más- que han visto disminuir su ayuda sensiblemente. El Departamento de Estado es el primero que se ha dado cuenta de los problemas que ello trae consigo. Sobre todo con aquellos países con los que negocia actualmente una renovación de los acuerdos de bases en sus territorios. Negociaciones que se le ponen muchos más difíciles. Es por lo que han lanzado una ofensiva CHARLES JOURDAN A PARTIR DE HOY (i CREACIONES CALZADOS DE LUJO A PARTIR DE HOY LIQUIDACIÓN DE SU COLECCIÓN LIQUIDACIÓN COLECCIÓN OTOÑO- INVIERNO 86 OTOÑO- INVIERNO 86 DE ZAPATOS NACIONALES Y DE IMPORTACIÓN SERRANO, 42. HERMOSILLA, 12. GRAN VIA, 31 y 68. PRINCESA, 58. GOYA- 43