Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 5- 1- 87 ABC Coyuntura A B C 39 El crecimiento de la producción interior en 1986 ha sido inferior al 3 por 100 Con todo, será ligeramente superior a la media de la CEE El crecimiento de la producción interna (PIB) en el año que acaba de terminar se ha estimado oficialmente en tasa del 3 por 100 respecto al nivel alcanzado en el año precedente. Calcular de forma indiscutible la variación de un agregado tan complejo como la valoración de todas las producciones alcanzadas en un año, referidas a los precios constantes del año precedente, es tarea imposible, como todo el mundo puede comprender. Variación real PIB al coste de factores Agricultura y pesca Sector secundario Industria Construcción Sector terciario 2,7- 6,0 3,1 2,7 5,0 3,5 Variación nominal 11,6- 0,7 10,1 9,5 13,0 13,7 Variación de los precios 8,6 Aportación al crecimiento real del PIB 2,72- 0,39 1,03 0,75 0,28 2,08 de bienes de equipo, especialmente material de transporte. En manufacturas de consumo destaca la expansión de la producción de automóviles, electrodomésticos y aparatos electrónicos. Hubo descenso en la producción de la industria alimentaria y de bebidas, calzado y en las industrias básicas metálicas. Concretamente, la producción de acero hasta octubre descendió el 11,5 por 100. La producción de electricidad creció sólo el 1,3 por 100 hasta noviembre, igual que la de cemento hasta el mes de octubre. El escaso crecimiento de la producción industrial puede deberse a la pérdida de competitividad frente al exterior, que se ha traducido en debilidad exportadora y crecimiento notable de la importación de productos industriales. Un tema preocupante que reclama la máxima atención de los responsables económicos. 5,6 6,8 6,6 7,6 10,2 Clara expansión del sector constructor La construcción ha sido, sin duda, el sector productivo más expansivo en el pasado año. No se dispone de una estadística fehaciente capaz de evaluar, aunque sea aproximadamente, el comportamiento del sector constructor. Los dos indicadores en los que suele basarse la estimación de este sector muestran signo claramente expansivo. El consumo de cemento en los tres primeros trimestres aumentó el 11,6 por 100. El empleo en igual período aumentó el 6 por 100. Dichos indicadores apuntan ciertamente a un crecimiento notable de la actividad constructora que hemos estimado en el 5 por 100 para el conjunto del año. En cuanto al empleo, parte del crecimiento registrado por la EPA puede deberse a la legalización de empleo irregular, ante las mayores facilidades de contratación establecidas por la legislación laboral. Las empresas constructoras opinan que el crecimiento de la actividad constructora ño será mayor del 3 por 100. Nosotros, sin embargo, nos inclinamos por una tasa más elevada. Fuente: Estimación del Servido del Banco de Bilbao al 21- XII- 86. Ha de tenerse en cuenta que el PIB está constituido por la suma de los valores añadidos aportados por todos y cada uno de los sectores reconocidos como productivos. Y es evidente que su cuantificación no puede hacerse de forma directa, sino utilizando indicadores adecuados para los agregados económicos relevantes. En la tabla adjunta el lector puede encontrar la estimación realizada por el Servicio de Estudios del Banco de Bilbao, según la cual el PIB creció en 1986 en torno al 2,7 por 100. Discutir si el crecimiento fue del 2,7 o del 3 por 1O0 carece de sentido. Porque es evidente que no puede tenerse seguridad absoluta en el comportamiento de tos distintos sectores productivos y variables de la demanda. El guarismo 2,7 6 3 por 100 sólo quiere decir que, según unas u otras estimaciones, la actividad económica española tuvo un crecimiento real de ese tenor, ligeramente superior a la media estimada para la Comunidad Económica Europea, que es del 2,5 por 100. Más significativo puede ser analizar el comportamiento sectorial. La producción ganadera habrá sido similar a la de 1985. En carne se registra hasta septiembre ligero descenso del 1 por 100 debido al descenso en la producción de pollos. En huevos se estima aumento del 7 por 100. La pesca marítima registra descenso en las capturas y desembarcos en torno al 4 por 100. Pierde ritmo la producción industrial En el primer semestre, según el índice de Producción Industrial, hubo crecimiento industrial del 3,6 por 100. Dicho crecimiento fue compatible con aumentos de la demanda eléctrica del 3 por 100. En el período julionoviembre a demanda eléctrica decreció el 0,7 respecto a igual período del año anterior. Dicho dato presupone reducción del ritmo de crecimiento de la producción industrial en el segundo semestre. Hecho confirmado por las opiniones empresariales. Nuestra estimación sitúa el crecimiento conjunto del año en el 2,7 por 100. Dentro de la producción industrial ha tenido signo muy creciente la producción 1 sector terciario sigue progresando Sin niguna duda, España camina hacia una economía terciaria. Si se evaluara correctamente la aportación de las actividades comerciales y de servicios al PIB, se vería que éste supera ya al 60 por 100. En 1986 las actividades terciarias crecieron intensamente. El turismo exterior registró crecimiento real en torno al 9 por 100, el transporte no bajó del 4 por 100 y al sector público se le atribuye crecimiento real del 3,5 por 100, que puede estar infravalorado. En conjunto, para el sector terciario se ha atribuido crecimiento del 3,5 por 100. Dado que la estimación del crecimiento del PIB en el 2,7 por 100 es consecuencia de analizar simultáneamente la demanda y la oferta, no sería sorprendente que, de resultar el crecimiento industrial inferior al 2,7 por 100, hubiera que corregir la tasa de crecimiento imputada a los servicios para que resulte coherente con el crecimiento de la demanda nacional y el comportamiento del sector exterior. (Servicio de Estudios del Banco de Bilbao) Debilidad agrícola y pesquera Tanto la producción agrícola como la pesquera han registrado acusada debilidad en 1986. El mal año agrícola se centró en la producción de cereales, el 28 por 100 por debajo del año anterior, pero también en la produción frutícola y hortícola. También la producción de leguminosas, patata y girasol fue inferior a la de 1985. La producción de vino y aceite en la campaña 1986 87 fue superior a la anterior, pero a efectos de cálculo del producto agrario se ha convenido incluir las producciones de vino y aceite en el último año al que se refiere la campaña. Así, en 1986 se computa la producción de vino y aceite de la campaña 1985 1986, que registró descenso en vino de) 8 por 100 y del 46 por 100 en aceite. Regalos Decorativos Muebles de v Meíacríato Murales y Muebles ae Espejo FABWCACiON PROPIA L T 756283 Castello 11