Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 5- 1- 87 ABC Impuestos A B C 35 IVA: Problemas al cierre del ejercicio con la valoración de existencias Falta armonización entre los criterios contables y fiscales En los días de fin de año, cuando las empresas se aprestan a inventariar sus mercancías y productos, una pregunta se plantea, muchas veces, en las secciones de contabilidad. ¿Cómo debo valorar las existencias? Y no es extraño que surjan dudas. El legislador fiscal no ha sido lo suficientemente claro en este tema. El Plan General de Contabilidad establece los siguientes criterios de valoración de existencias: 1) Precio de adquisición. 2) Precio de mercado, si éste fuera meñor. 3) Los métodos FIFO (primera entrada, primera salida) LIFO (última entrada, primera salida) u otros análogos. En el precio de adquisición se computarán el valor de compra, más transporte, aduanas, seguros, etcétera... y en el de fabricación, al valor de las materias primas se adicionarán los consumos, mano de obra y otros que técnicamente procedan. Si el Ministerio de Hacienda no hubiera legislado más sobre el tema, los empresarios podían estar contentos, cualquier criterio válido de valoración tenía cabida en la contabilidad. Pero he aquí que la historia no había acabado. En efecto, al aprobarse la ley del Impuesto sobre Sociedades, el legislador se olvidó de regular el tema de valoración de existencias, lo que no pareció muy grave habida cuenta de que el vacío legal se suplía con las normas contenidas en el Plan General de Contabilidad: hasta tal punto que los tributaristas pensamos que implicaba una ratificación de los criterios de valoración contenidos en él. El Reglamento permite dotar una provisión por depreciación del valor de las existencias dio de adquisión permite al Reglamento dotar una provisión por depreciación de existencias. Asimismo Hacienda admite el criterio del coste medio variable cuando se utilice de manera efectiva en la gestión contable de las existencias de la empresa. ¿Pueden aplicar nuestras empresas, como criterios de valoración, los métodos LIFO, FIFO u otros análogos, después del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades? Creemos que no es posible, en cuanto al LIFO, o a los basados en el precio de reposición porque lo prohibe expresamente el Reglamento. Entendemos que el Reglamento tiene prioridad en este tema de las valoraciones sobre el Plan General de Contabilidad y a aquel debemos atenernos. Lo que no parece lógico es que exista una falta tal de armonización entre los criterios contables y fiscales a la hora de la valoración de existencias. Hacienda adopta la postura más estricta, la más perjudicial para el contribuyente, la más grata a las arcas públicas, pero también la más contraria a las sanas reglas económicas que aconsejan una cierta prudencia a la hora de valorar las existencias, no vaya a ser que los pretendidos beneficios de hoy sean pérdidas mañana. Ignacio BECERRA Sorpresa La sorpresa vino al publicar el Ministerio de Hacienda el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades y variar sustancialmente la normativa al respecto, al señalar que las existencias se reflejarán en el activo del balance, en función del precio de adquisición o de su coste de producción. El precio de adquisición lo equipara el Ministerio al coste medio unitario, entendiendo por tal: valor exist. iniciales valor compras unidades exist. iniciales unidades compras Únicamente en los casos de que al cierre del ejercicio el valor de mercado de determinadas existencias fuere inferior al coste me- Sin riesgos. Para evitarse ¡os riesgos de llevar dinero al comprar, telecompre; o lo que es lo mismo, compre con su tarjeta Cajamadrid. Es lo más seguro, porque además de no tener que llevar dinero efectivo encima, aunque pierda o le roben su tarjeta, nadie podrá utilizarla por Usted sin conocer su número secreto.