Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 5- 1- 87- CULTURA -ABC. -pag. 27 La verdadera historia del french kiss a través delos Papeles de Benjamín Franklin Una visión inédita de la sociedad francesa a finales del XVIII Nueva York. José María Carrascal La Universidad de Yale acaba de publicar el volumen XXV de los Papeles de Benjamín Franklin que abarca uno de los períodos más interesantes de la vida del inventor, estadista y diplomático: su estancia en Francia como representante de unos Estados Unidos que por entonces luchaban por conseguir su independencia. La documentación que sale a la luz nos permite conocer la importante labor de Benjamín Franklin y la sociedad francesa de finales del siglo XVIII. Sólo cinco meses abarca este volumen, lo que da ya idea de la enorme actividad desplegada por Franklin. Había llegado un año antes, exactamente el 3 de diciembre de 1776, a Francia, con el mandato de buscar apoyo de toda clase para las trece colonias inglesas sublevadas contra la metrópoli. Los franceses estaban bien predispuestos, pues eran los primeros interesados en debilitar el dominio británico; pero tampoco podían violar abierta mente su neutralidad. pues Franklin era también un buen amigo del marido de Anne Louise, un funcionario francés. El plenipotenciario hace lista en otra ocasión de los nuevos modos que tuvo que aprender para ponerse al corriente de los usos en la sociedad francesa, en especial los distintos tipos de besos (en la mano, en las mejillas, en el cueHo) para terminar con que las damas francesas tienen mil caminos de hacerse agradables Pero no era sólo la política, la guerra, el comercio y las damas lo que ocupó a este primer yanqui en la capital francesa. Franklin se movió por la mayoría de los estratos de aquella sociedad, y, conociéndole, no debe extrañarnos que visitase la Academia Real de Ciencias, donde el Pleno le tributó un recibimiento triunfal, y donde dejó dedicadas sus últimas obras, algunas de ellas traducidas ya al francés. Asistió al teatro, a la ópera, a conciertos y á conferencias, siendo saludado con aplausos donde quiera que aparecía, y si Ciento sesenta novelas concurren al Nadal que se falla mañana Barcelona. A. Farré En Barcelona, la noche del día de Reyes es noche de premios: mañana se fallarán el Nadal de novela, el Apel. les Mestres de literatura infantil y juvenil y el Josep Pía de lengua catalana, todos ellos convocados por la editorial Destino. Al premio Nadal concurren en esta ocasión ciento sesenta novelas procedentes de varias provincias españolas (Barcelona con treinta y cuatro y Madrid con veintinueve son las de mayor número) así como de México, Uruguay, Chile, Estados Unidos, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Canadá, Portugal y Francia. Él premio Nadal, dotado a partir de este año con tres millones de pesetas, es uno de los galardones literarios de mayor tradición y solera. A lo largo de su ya dilatada historia- l a primera edición se falló el año 1944- lo han obtenido, entre otros, Carmen Laforet, José María Gironella, Rafael Sánchez Ferlosio, José Luis Martín Descalzo, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Alvaro Cunqueiro, Francisco García Pavón, Jesús Fernández Santos, José María Carrascal, Francisco Umbral y Fernando Arrabal. Cumplido el primer lustro, la sexta edición del premio Apel. les Mestres para obras ilustradas, dotado con medio millón de pesetas, confirma el interés creciente que la literatura infantil y juvenil ha despertado en España a lo largo de los últimos años. En pasadas ediciones lo han obtenido Asun Balzola, Femando Krahn y María de la Luz Uribe, María Martínez i Vendrell y Carmen Solé Vendrell, Marta Carrasco, David Cirici y Marta Balaguer. El premio Josep Pía es el primer premio literario de lengua catalana, y este año ha sobrepasado la mayoría de edad: con ésta, diecinueve ediciones cumplidas desde que en. 1968 lo obtuviera Terenci Moix por su obra Onades sobre una roca deserta El palmares incluye figuras de las letras catalanas como Baltasar Porcel, Llorenc Villalonga, Josep María Castellet, Jaume Miravitlles, Olga Xirinacs y Gerard Vergés, entre otros ganadores. Este año han concursado catorce obras de todos los géneros: narrativa, teatro, ensayo y poesía, procedentes de Barcelona, Gerona, Mallorca, Vic, Polinyá y Llorenc ctel Penedés. Benjamín Franklin no dio conferencias de Prensa fue porque entonces todavía no se daban, pero hizo declaraciones de todo tipo, que venían a ser lo mismo. En una palabra: hizo lo que se espera de un per fecto embajador, aunque la nación que representaba aún no existía de derecho, aunque sí de hecho. Una última nota: La Universidad de Yale anuncia que quedan por publicar otros veinticinco volúmenes de la documentación de Franklin, quien fue bastante más que el inventor del pararrayos, y que llevarán a los editores hasta bien metido el siglo XX, Querido papá De todas formas, los documentos arrojan que desde el primer momento el ministro de Asuntos Exteriores galo dio permiso para abrir todo tipo de negociaciones con el representante de los rebeldes. Franklin se convierte así en el principal comprador de armas para éstos, aunque hay altos y bajos en eáas relaciones, según la marcha de la batalla. Si para los historiadores políticos esta parte de los documentos es la más importante, para el resto del público el interés se centra en el cuadro que el enviado pinta de la sociedad francesa de aquel tiempo. Pese a sus más de setenta años, que le hacen quejarse a veces de distintos males, Franklin tiene buen ojo para los gozos de la vida e incluso no desaprovecha las oportunidades que se presentan. En este sentido, tal vez lo más notable del volumen ahora publicado sea su correspondencia con Anne Louise Bridón de Jouy, quien le llamaba querido papá y acostumbraba a sentarse en sus rodillas, algo que la gente empieza a criticar advierte ella. Le escribió ciento tres cartas, y él contestó con veintinueve en las que el verbo amar abundaba en todas ellas, aunque no sabemos su exacto significado, ¿EN QUE OTRA PENÍNSULA? (II) Recuerdo que esta serie es para dar aliento y esperanza. (En el sentido de que, por debajo de la mugre vil de resignación servil- general- se nota que sigue latiendo e peninsular delirio de siempre) Hoy: Galicia. 1. Un orensano, altísimo cargo en el patrimonio de Pruden desde hace unas semanas, pero cuyo corazón no está en eso sino en llegar a ser algún día finalista en Roland- Garros. 2. Que un joven compostelanó se case pasado mañana en la iglesia de los padres dominicos, hasta aquí nada de particular. Pero es que va a ser en la iglesia de los padres dominicos de Varsovia. Ignacio García de los Huertos, digo. 3. La Coruña, once de diciembre del año pasado, anuncio en la Prensa: Por cada carrete que nos entregue para su revelado, le obsequiaremos con dos ampliaciones 18 x 24 y un conejo vivo. Visualicemos- s e puede decir, Raúl, viene ya en el diccionario- la escena: decenas, y aun centenares, de conejos en mostradores y escaparates y por el suelo azoradísimos, flagrancia de alfalfa recién cortada que la tienda aroma. Foto Artús, Riego de Agua, 46. La Coruña, repito. 4. ¡Pontevedra, Pontevedra! Julio CERÓN Mañana, aquí mismo, un recuadro que, si me hace caso el señor Leguina, puede cambiar la faz de Madrid.