Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ABC NACIONAL LUNES 5- 1- 87 El presidente de la Generalidad considera que las regiones constituyen la parte mas activa de la realidad europea y, por tanto, no puede ignorarse bajo ningún concepto su papel protagonista estos actos, que el propio Pujol ha calificado de patriotismo europeo el presidente de la Generalidad ha afirmado que Cataluña, dentro de España, es una nación, y creo que hemos encontrado la forma más respetuosa de explicarlo Por último está la campaña para lograr que en todos los países comunitarios, y en España fundamentalmente, ya que aún no hay normativa al respecto, se consiga imponer la circunscripción regional en las elecciones al Parlamento Europeo. Hoy por hoy, el liderato del movimiento de la Europa de las regiones lo ostenta el político italiano Virgilio Dastoli, coordinador del Proyecto Spinelli para la reforma de las instituciones comunitarias. Dastoli ha visitado este año España. Concretamente, ha estado en Cataluña y el País Vasco, y en sus intervenciones públicas ha fijado los tres objetivos inmediatos a conseguir para que de verdad las regiones tengan su protagonismo y recuperen su identidad. En primer lugar, se trataría de sacar de su pereza política a los líderes políticos regionales europeos, sobre todo a los que ocupan escaños en el Parlamento Europeo; en segundo lugar, según Dastoli, habría que lograr que los Estados confieran al Parlamento de Estrasburgo un verdadero poder legislativo y constituyente, y por último encargar a los diputados europeos que resulten elegidos en 1989 que elaboren una Carta Magna que permita la unidad política de toda Europa. Pujol pretende encabezar a las regiones europeas para su reconocimiento en la CEE El objetivo, participar directamente en el reparto de los fondos Madrid. J. M. Zamarro El presidente de la Generalidad de Cataluña, Jordi Pujol, se está convirtiendo en el dirigente del movimiento de las regiones europeas que buscan ser interlocutores directos de la CEE, al margen de la representación de los Estados, con el objetivo fundamental de intervenir directamente en el reparto de los fondos comunitarios destinados al desarrollo regional y que hoy día son decididos y repartidos por los Gobiernos centrales. Entre los distintos dirigentes regionales europeos, Jordi Pujol es uno de los más firmes defensores del papel de las regiones en el seno de la CEE y el que está llevando a cabo la política más decidida para lograr su pleno reconocimiento. Este liderato se confirmó en la reunión que el pasado mes celebró en Ginebra el comité de gobierno del Consejo de las Regiones de Europa órgano asesor del Consejo de Europa. Pujol encabezó el grupo de representantes que impidió que prosperase una propuesta de los socialistas que pedían la integración de las regiones europeas en la Asamblea de Poderes Locales y Regionales del Consejo de Europa, lo que supondría a corto plazo la desaparición del órgano de representación exclusiva de las regiones. Pujol defendió la postura de mantener el Consejo de las Regiones como instrumento consultivo del Consejo de Europa hasta lograr su pleno reconocimiento por los diferentes organismos europeos. Se trataba de mantener la especificidad de las regiones y evitar que sus problemas e inquietudes se debatan en un foro en el que entran otro tipo de cuestiones. gramas concretos de desarrollo. Supone una de las principales fuentes de ingresos de las regiones. Son los Gobiernos de los Estados los que aprueban los planes regionales y los que luego en la CEE dedicen cómo se produce el reparto del dinero del Fondo. En España las Comunidades autónomas ni siquiera forman parte del Consejo rector encargado de aprobar los proyectos que ha de financiar el FEDER, por lo que la ley de Incentivos Regionales que regula esta cuestión ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno gallego. Para potenciar el papel de las regiones en las decisiones que afectan a este fondo europeo es para lo que Pujol y sus seguidores quieren potenciar el papel de las regiones. Fases fundamentales de la estrategia de presión positiva emprendida por Pujol en favor de la Europa de las regiones, basada siempre en mostrar el papel diferenciado de Cataluña respecto al resto de España, son, por un lado, la política de alianzas y hermanamientos con distintas regiones europeas para reafirmar la unidad regional europea; por otro, los actos de afirmación europeístas desarrollados durante este primer año de permanencia en la CEE con visitas a los órganos comunitarios y participación en conferencias y seminarios de carácter continental. En Estrategia de presión El presidente de la Generalidad de Cataluña mantiene lo que él llama una estrategia de presión positiva para que el papel de las regiones sea definitivamente reconocido. Es un proceso lento y el propio Pujol así lo reconoce, pero al final- d i c e- ya sea dentro de dos o de seis años, se respetará el papel de las regiones en Europa En su intervención en Ginebra destacó que hay que ir poco a poco para lograr nuestro objetivo. Las regiones europeas son las que dan vida y diversidad a la realidad europea. A los Estados no los cuestiona nadie, a las ciudades tampoco, pero a las regiones tampoco se las puede cuestionar Los Estados, según Pujol, pueden entender la realidad local, incluso la regional, pero todos sabemos que muchos Estados están en contra o muestran ciertas reticencias a la realidad regional, sobre todo cuando se evidencia que las regiones empiezan a tener un cierto peso en Europa Con el fin de eliminar en lo posible esas desconfianzas, Pujol mantiene su estrategia de presión positiva. La idea de conseguir el reconocimiento para las regiones en el seno de la CEE tiene el componente práctico, que es lo que en el fondo interesa, de obtener una participación directa en el reparto del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Este fondo, del que en el año pasado se repartieron en total casi trescientos mil millones de pesetas, tiene por objeto eliminar los desequilibrios entre las distintas regiones y se destina a financiar pro- Enrique Barón: No hay dicotomía entre la Europa delas naciones y la de las regiones La Cámara de Estrasburgo, a favor de la Europa de los ciudadanos Madrid. Sylvia Carrasco. El eurodiputado socialista y candidato a la presidencia del Parlamento Europeo, Enrique Barón, ha declarado que en el organismo legislativo de la Comunidad Económica Europea no hay dicotomía entre la Europa de las regiones y la Europa de las naciones. Estas palabras fueron pronunciadas en la sede de la Asoaación de Periodistas Europeos donde Barón subrayó que es más correcto referirse a la Europa de los ciudadanos Con respecto a la polémica sobre la Europa de las regiones Barón subrayó que en Estrasburgo sólo se piensa, se legisla y se dicute en europeo y que se es más partidario de la Europa de los ciudadanos No hay dicotomía, según él entre ambos conceptos y subraya que se tiene, por lo general, sensibilidad respecto a los asuntos que preocupan a las minorías. El próximo día 20 de enero el primer ministro de Transportes de la legislatura socialista, Enrique Barón, será elegido, o no, presidente del Parlamento Europeo. Según el eurodiputado socialista, la correlación de fuerzas en el Parlamento no depende únicamente del grupo al que se pertenezca. Todavía se ignora si los eurodiputados por Alianza Popular y de otros partidos políticos españoles apoyarán la candidatura de Barón o si optarán por elegir al candidato conservador Henrv Plumb La elección de Barón también dependerá de si los socialistas europeos en su totalidad le brindan su voto. En principio parece que los 20 eurodiputados verdes y los 46 comunistas también optarían por el candidato español. Salga elegido, o no, el simple hecho de ser candidato es un hecho positivo, afirma Enrique Barón. Por otro lado, el eurodiputado se declara convencido que con la entrada en vigor del Acta Única Europea en 1992, el Parlamento Europeo tendrá más competencias y reforzará su posición dentro de las instituciones comunitarias.