Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 10- CARTAS AL DIRECTOR -LUNES 5- W Catástrofe en Guinea Señor director: En la página de sucesos de ABC del 3 de enero, al comentar la catástrofe del Aviocar de las Fuerzas Aéreas españolas ocurrida al despegar aquél del aeropuerto de Bata, se afirma que ABC intentó ponerse en contacto con el subdirector de la OÍD sin que resultara posible localizarle Tal afirmación resulta incorrecta. Todos los funcionarios de la Oficina de Información Diplomática, entre los que me incluyo, dedicaron la mayor parte de la tarde y noche del 2 de enero a informar cumplida y puntualmente a los medios interesados sobre las circunstancias del accidente ocurrido en Guinea Ecuatorial, a medida que se recibían noticias del mismo. Representantes de Prensa, radio y televisión entraron en contacto conmigo en el Ministerio de Asuntos Exteriores hasta últimas horas de la tarde, y luego, en mi casa, hasta bien avanzada la noche. A todos proporcioné la información de que la OÍD disponía -Eduardo Cerro, subdirector general de la OÍD. Madrid. En este número Opinión 11 Figura del día... 15 Internacional Agenda Tiempo. Madrid Sociedad Cultura. ABC Económico ABC Portfolio... Sobre Montaner 43 58 59 60 63 72 82 83 86 Nacional. 19- 24 25 26 27 29 41 15 Campeón Religión Ciencia Sucesos Espectáculos Esquelas... Pasatiempos... Gente. Televisión... Toros 62 Conductor desaprensivo Señor director: A pesar de que estos días navideños parece que invitan a la concordia, sin embargo hay individuos cuyo comportamiento y desprecio por la sociedad merecen una repulsa general. El pasado viernes día 26, me encontraba en la calle de Narváez esperando pacientemente estacionar mi automóvil en el aparcamiento de Felipe II, Durante más de un cuarto de hora, una larga fila de automovilistas avanzábamos, metro a metro, hacía el interior del citado subterráneo. Justo cuando me correspondía iniciar el acceso al estacionamiento advertí cómo una furgoneta blanca intentaba colarse sin respetar la obligada espera. Varias personas hicieron sonar las bocinas de sus coches protestando por el desaprensivo conductor. Yo, por mi parte, intenté interferir su paso; mi decisión impedía avanzar sin que los dos vehículos llegaran a rozarse. De la furgoneta blanca se bajó su conductor, yo pensé que lo hacía para cerciorarse de si podría colarse definitivamente, de ver si tenía sitio para maniobrar de nuevo. Pero, no señor; sin mediar palabra, se abalanzó sobre mi coche, y como yo tenía la ventanilla abierta, me propinó un puñetazo de tal violencia que me destrozó las gafas graduadas que llevaba puestas, me produjo una brecha en la mejilla y gracias a Dios que los cristales no se introdujeron en el globo ocular, que si no, a estas horas estaría tuerto. Una vez consumada la agresión, el loco de la furgoneta blanca consiguió lo que pretendía: se coló en el aparcamiento sin esperar ni respetar a nadie. A pesar del denso tráfico, allí n había ningún agente de circulación. Los atónitos automovilistas que se encontraban detrás de mí tomaron nota de la matrícula: M- 5591- EZ. Auxiliado por mi esposa, que me acompañaba, medio conmocionado y chorreando sangre, estacioné como pude mi vehículo. Adolfo Ruiz Lozano, un amable empleado de la sección de automóviles de El Corte Inglés, se ofreció a acompañarme al servicio médico de la citada empresa en el momento que advertí que el loco de la furgoneta blanca estaba intentando pagar el estacionamiento con el posible ánimo de huir del lugar de los hechos lo antes posible. Sin dudarlo me dirigí a él y le recriminé su salvaje agresión. Lejos de pedir disculpas y en actitud desafiante, todavía me increpó. Le requerí su documentación y rotundamente me la negó. Afortunadamente la actuación de varios automovilistas, que presenciaron la agresión y que me facilitaron sus nombres y direcciones, para actuar de testigos, hizo que el loco de ia furgoneta depusiera su actitud agresiva, aunque en ningún momento dio muestras de arrepentimiento. Por supuesto que presenté la oportuna denuncia, pero quiero advertir a los lectores que si se encuentran con el loco de la furgoneta blanca le dejen colarse, si es que están haciendo espera; que le faciliten el paso aunque no tenga preferencia, porque anda suelto y camina por sus respetos, no pregunta, no habla, sólo chilla y ataca. Pobre de aquel que se interfiera en su paso, él no puede esperar, que esperen los demás. Para el loco de la furgoneta no existen reglas de convivencia y la Ley no es para él; se abre paso con su violencia- Jaime Ruiz de Infante. Madrid. Señor director: Como estudiante de doctorado que hace su tesis en España sobre el ensayo de Carlos Alberto Montaner puedo revelarle a Carlos Luis Alvarez esos rasgos de la biografía de Montaner que tanto le inquietan: se trata de uno de los más importantes escritores cubanos vivos, y es sin duda el más influyente. Su columna semanal aparece en castellano en más de sesenta periódicos del mundo hispánico, y en inglés la reproduce la cadena Knight Reader. Ha publicado una docena de libros, y en mi disertación pretendo demostrar que es uno de los más originales pensadores de aquellas tierras. ¿Qué más desea saber Cándido? Montaner nació hace cuarenta y tres años y abandonó Cuba cuando tenía diecisiete. En mi país, como creo que ocurre en España, se le respeta y se le admira. -Ariel Trillo Buenaventura. Madrid. Anónimos Señor- director: Al llegar hoy a mi casa me encuentro, entre numerosa correspondencia, un sobre que contiene el anónimo que a continuación transcribo: Amigo Luis: Te felicitamos ca... en estas Pascuas y esperamos sea la última que pases en pie. Eres un facha indecente y sólo vives de recuerdos trasnochados y tienes a toda tu familia hasta los co... de tus excentricidades. No nos acordamos de tu madre porque la mujer no tiene la culpa de haberte parido y espera no nos pongamos en contacto con ei Comando Madrid para que te felicite las Pascuas e. n nuestro nombre. Espíritu del 18 de Julio. Tengo todo dispuesto para caso de muerte súbita o violenta y he dado las pertinentes instrucciones para que, en determinados xasos, se publique mi archivo, celosamente guardado en cuatro cajas de seguridad de sendas entidades. Algunos se llevarían; un gran susto si ello se publicase. Creo que hasta el fin de mis días, con la ayuda de la Virgen, estaré en gracia de Dios. Ella me ha protegido siempre. Si me mata ETA pronto, me concede el inmenso favor de adelantarme años de cielo, después de la lógica y justa parada discrecional en el Purgatorio. ¡Posi: bles y futuros autores de anónimos! no ós molestéis en mandar más, porque con esta carta ya os he contestado anticipadamente. Mis servicios han detectado en el acto al autor, por acción o por inducción, de tan cobarde misiva. ¡Qué bajo has caído, compañero -Luis Peralta España. Madrid. Fraga Señor director: Soy uno más de los miles de españoles emocionados con la Carta a don Manuel Fraga Iribame que Felipe Ruiz de Velasco firma en ABC del 21 de diciembre. Entre los artículos que han aparecido estos días sobre el señor Fraga, esta carta da exactamente el sentido de lo qué ha supuesto el esfuerzo, sacrificio y la obra de Manuel Fraga. Ruiz de Velasco acierta plenamente al interpretar la gratitud y la emoción que sentimos todos, dentro y fuera de AP, por la entrega y comprensión que ha puesto siempre Fraga en su actividad política a lo largo de tantos años, renunciando a intereses personales y a puestos y situaciones que estaban a su alcance, con tal de lograr la estabilidad democrática de España, y la convocatoria generosa a. aquellos con programas políticos semejantes para poder realizar, lejos de estériles personalismos, una auténtica y eficaz alternativa de gobierno- Guillermo Kirkpatrick, ex diputado por Granada. Madrid. Fe de errores En el fascículo dominical Historia viva del Real Madrid se. deslizó un error! en el que se decía que Sabino Barinaga había. fallecido al iniciarse la temporada de 1951, cuando todos los aficionados saben que ese año fue baja en la plantilla blanca para pasar a la de la Real Sociedad. Por otra parte, Sabino Barinaga, en 1987, sigue entre nosotros, con buena salud y eterna juventud. Tómeselo con humor el interesado. Precios de ABC en Europa Alemania, 2,00 D. M. Austria, 17 S. Bélgica, 28 B. Fr. Dina: larca, 9 D. Kr. Finlandia, 7,50 F. M: ¡Francia, 5 F. Fr. Gran Bretaña, 65 P. Grecia, 90 Dr. Holanda, 2,25 D. Fl. Italia, 1.700 Lr. Luxemburgo, 30 L. Fl. Noruega, 8 N. Kr. Portugal, 90 Es. Suecia, 9,00 S. Kr. Suiza, 1,70 S. Fr. Cuando el número ordinario se vende con Los domingos de ABC el precio de venta a aplicar es el que figura en dicho suplemento. Fe de erratas En un zigzag de ayer, con el título Una plaza se decía en este barrio madrileño donde debía decir en el barrio de la Estrella.