Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 4- 1- 87- MADRID BC, póg. 35 La semana Nochevieja. Gran número de madrileños se concentraron, como es tradicional, en la Puerta del Sol para despedir el año. La novedad fue el espectáculo de luz y sonido montado por el Ayuntamiento y la Comunidad, mientras el portavoz del Grupo Popular en el Consejo de Administración de RTVE, Rogelio Baón, calificó de desvergüenza electoralista que el alcalde, Juan Barranco, fuera entrevistado durante la retransmisión de las campanadas. Transporte. Desde el dia 1 entró en funcionamiento la nueva tarjeta- abono de transporte que, de momento, se circunscribe al área metropolitana. Aun así, cuenta con un servicio de cercanías de Renfe, delimitado por las estaciones de Fuencarral, Vicálvaro, San Cristóbal de los Angeles, Villaverde Alto, Cuatro Caminos, Áravaca y Pitis. ORA. Los usuarios de las tarjetas de la ORA se vieron envueltos en una serie de anomalías y contradicciones: los estancos no las expendían y los quioscos las vendían con recargo. Según el primer teniente de alcalde, Emilio García Horcajo, el problema comenzó al haberse denunciado el acuerdo que tenían con Tabacalera y distribuir ésta a los estancos una circular para que no las vendiesen. Algunos quioscos, con picaresca, las ofrecieron con recargo, cuando no las tendrán a su disposición hasta, el día 12. Puerta del Sol. Cuatro urbanistas, Chueca, Fernández Alba, Fisac y Mangada, enjuiciaron la reforma efectuada en la Puerta del Sol. El vestíbulo del Metro recogió opiniones más favorables que las farolas, lo más criticado. Se reconoció, en algunos casos, la buena intención, pero se habló de un resultado fallido. Cementerios. Crecieron las protestas de miles de madrileños que tienen a algunos de sus familiares enterrados en cementerios municipales debido a la decisión de poner una tasa de conservación de cementerios Esperanza Aguirre y Antonio García Alarilla, del Grupo Popular, solicitaron al Pleno que dejara sin efecto la tarifa y que asumiera el coste del servicio la empresa de servicios funerarios. Centro. Las medidas de seguridad impuestas en el distrito Centro para erradicar la presencia de trileros, tironeros y otros delincuentes fueron cuestionadas por los vecinos y un sector de los comerciantes. Socios del Casino de Madrid denuncian irregularidades por cesión a una empresa La concesión decidida por sólo parte de la Junta será impugnada Madrid. Antonio García- Ruiz. Una sociedad hasta ahora desconocida- Gran Círculo- ha sido beneficiada con la concesión de los derechos de explotación durante diez años, prorrogables a treinta, del Casino de Madrid. La adjudicación se ha producido, según numerosos socios consultados por ABC, en circunstancias anómalas y dudosos criterios. Estos criterios podrían ser crematísticos o de amiguismo. Además, la concesión fue aprobada sólo por una quinta parte de la Junta general. La Junta general de socios del Casino de Madrid no sólo fue convocada en circunstancias anómalas sino que acordó poner en manos de una empresa privada desconocida el destino de la entidad recreativa por una cantidad irrisoria dejando las manos libres a los nuevos explotadores. Hay una evidente desproporción- dicen socios del Casino- -entre los pagos que realizará la sociedad Gran Círculo de Madrid, y el valor actual del Casino, que puede alcanzar los cinco mil millones de pesetas, además de los beneficios que se pueden conseguir con la e x p l o t a c i ó n de los servicios. Esta es la opinión de un grupo de socios que mostraron su total disconformidad con la decisión adoptada el pasado lunes día 29. Dichos socios impugnarán la cesión de servicios a la sociedad Gran Círculo de Madrid. La decisión, según ellos, ha sido tomada en circunstancias anómalas, sin tener en cuenta la trascendencia que puede tener para el futuro del Casino, entidad cultural y recreativa de larga tradición. La cesión de servicios a la sociedad Gran Círculo de Madrid se decidió en una Junta general, en la que participaron menos de una quinta parte de los casi mil socios con que cuenta el Casino. Pese a esto, los 61 votos favorables a la cesión se impusieron sobre Jos 53 que votaron en contra. de pesetas, y entregará 96 millones anuales. La Junta general- añadense celebró en condiciones poco normales, ya que se convocó con una semana de anticipación, en fechas en las que casi todo el mundo se ha ido de vacaciones, y muchos de los socios han recibido el anuncio de la junta después de haberse celebrado. Uno de los miembros de este sector, Jaime Hernández Izquierdo, hasta hace unos días miembro de la Junta Directiva del Casino, manifestó que la explotación de servicios, según los estatutos, debe hacerse por medio de gestión directa, es decir, por el propio Casino, u otorgarse a una sociedad, después de haberse realizado un concurso público, pero nunca por adjudicación directa, como se pretende hacer. Además, el contrato puede resultar muy lesivo para el Casino, por los escasos beneficios que puede darnos, al margen de que no conocemos, ni todas las condiciones de la contratación, ni la solvencia de la compañía contratada Dada la importancia vital del asunto a tratar, ia Junta podía haberse retrasado para que asistieran el mayor número posible de socios expuso Hernández Izquierdo. Entre otros detalles del contrato, los socios críticos señalan que no se fijan los metros cuadrados totales que van a ser objeto de explotación, no se explica la situación en que van a quedar los socios, que son también propietarios de la entidad, y los derechos que Gran Círculo tiene para admitir más socios. acuerdo con la duración del contrato, diez años, prorrogables por otros veinte años, a voluntad de Gran Círculo, ni con la sociedad contratada. Sobre ésta dicen que da la impresión de que fue constituida con la sola finalidad de su futura contratación con el Casino de Madrid La constitución de esta sociedad tuvo lugar el 7 de junio de 1985, carece de arraigo en el mundo empresarial y, concretamente, en el de la hostelería según un documento realizado por los socios disconformes con la firma del contrato. En él expresan que la Junta Directiva del Casino, desde la constitución de Gran Círculo, muestra un proclive interés por contactar con aquella Sin embargo, el temor de los socios no es solamente por la posible situación de ilegalidad en esta operación, sino por el presumible cambio de la finalidad sociocultural del Casino, por una puramente crematística. Por su parte, Manuel Hidalgo Huertas, presidente de la Junta Directiva, justificó la premura de la convocatoria por la escasez de tiempo para solucionar problemas como el de la paga de los empleados, para lo que no disponían de dinero. Esto se ha podido solucionar gracias a la firma del contrato. También desmintió que el Casino vaya a quedar en manos de la sociedad, con la que se ha llegado al acuerdo, y negó que exista ningún peligro para el puesto de trabajo de los empleados actuales del Casino. Por lo que respecta al canon que Gran Círculo va a pagar, 96 millones de pesetas, según el representante del Casino, es suficiente. Además, se verá incrementado en el caso de que algún día pudiera obtenerse el permiso para el juego. Gran Círculo es una empresa solvente, que ha realizado una amplia? ción de capital de doscientos millones. D En el Primero de Octubre, en el edificio central, han aparecido varias grietas, alertando sobre la necesidad de revisar todo el edificio, según informan fuentes del Centro. Las grietas han sido revisadas por expertos y por medio de regletas se ha comprobado que los cimientos pueden ceder, aunque la situación no es alarmante. Sin garantías La pequeña plantilla de trabajadores que actualmente tiene el Casino no cuenta con todas las garantías de mantener su puesto, según los socios, ya que el contrato laboral especifica que Gran Círculo podrá hacerse cargo de parte de la plantilla laboral del Casino, siempre que le resulte conveniente y el personal lo acepte Tampoco los socios del sector crítico con la dirección están de Evidente desproporción Según el contrato, el Casino cede a la sociedad Gran Círculo la explotación de los servicios de restaurante, bar, salas de fiestas, o espectáculos, discoteca y el servicio de juego, en el caso de que éste pueda desarrollarse en sus locales. A cambio, Gran Círculo paga las deudas actuales, unos ciento sesenta millones