Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3- 1- 87 En la muerte de un español universal- H A fallecido en Madrid Ramón Castroviejo, un gran maestro de la I Oftalmología mundial. La clínica y la cirugía oftalmológicas, la investigación y la enseñan- za fueron sus constantes vitales. Trabajador persistente en la búsqueda dei conocimiento fundamental de los procesos oculares y de su aplicación a la solución de problemas clínicos, a través incluso del desarrollo instrumental, mostró en sus hallazgos y realizaciones el juicio crítico y la capacidad de raciocinio que caracterizan a los grandes investigadores. Como docente, eficacia y generosidad definen su labor. A sus veinticuatro años, en 1928, siendo un brillante doctor por la Universidad Central, se desplazó a Estados Unidos con la intención de permanecer unos meses perfeccio- nando su formación como oftalmólogo, comenzada en España al lado de su padre, Ramón Castroviejo Nobajas, quien formaba parte de la Escuela Española de Oftalmología, que en los años veinte había alcanzado prestigio mundial, gracias a sus aportaciones de la clínica y cirugía oculares con los nombres de Márquez, Arruga, Barranquer, Díaz Caneja... y al conocimiento básico de la estructura y función de los componentes oculares, campo en el que un grupo de oftalmólogos, formados en la escuela de Cajal- -Fernández Balbuena, López Enríquez, Muñoz Urra... aportaban las primeras contribuciones originales al conocimiento de la retina que se hacían desde la ingente obra del histólogo español. Mención especial merece Galo Leoz, hoy todavía activo con más de cien años a sus espaldas, autor de valiosos trabajos experimentales sobre trasplantes de córnea, publicados entre 1914 y 1931, cuyas conclusiones siguen siendo válidas hoy día y que lo acreditan como un avanzado de la queratoplastia, a cuyo desarrollo, inspirado por él, dedicó Castroviejo gran parte de su, vida. i Ramón Castroviejo vivió este ambiente du- rante sus años de formación en la Universi- i dad, logrando en el curso de toda su vida ese acoplamiento de investigación básica y apli- 1 caciones clínicas tan característico de la Es- cuela Española de Oftalmología. Fueron pre- 1 cisamente su formación científica y su afán investigador las propiedades personales que ¡lo abrieron camino en Estados Unidos y que, de hecho, condicionaron su vida ulterior en este país. En la clínica Mayo de Rochester, donde se! incorporó como special fellow al poco tiem- j po de su estancia en Estados Unidos, publicó ¡ya varios trabajos de tipo clínico y su primer trabajo de investigación, Histología y patolo- j gía de la zónula. Su significación clínica en la operación de la catarata título que resume: lo que van a ser sus objetivos permanentes: I investigación básica con la finalidad de su! aplicación a la clínica oftalmológica. En 1932 se incorpora al equipo de investí- gadores del Instituto de Oftalmología de la Columbia Presbyterian Medical School, en: Nueva York. A partir de ese momento desa- rrolló Castroviejo una labor, tan intensa y fructífera, que convierte en empeño inútil e! tratar de resumiría en esta breve semblanza. Como docente y clínico alcanzó, en un am- perimental de los trasplantes de córnea, en el que da mayor difusión a su método de biente de gran competitividad, puestos de queratoplastia. A partir de ese momento, y tomáximo prestigio y responsabilidad: profesor dos los años, durante más de treinta y cinco, de Oftalmología de la Columbia University; aparecen sus trabajos en las revistas de Ofdespués, de la Universidad de Nueva York, y, talmología de varios países, los que son objefinalmente, de la Escuela de Medicina del to de presentaciones y ponencias en varios hospital Mount Sinai. Fue director, consultor y Congresos internacionales. Como excelente cirujano oftalmólogo de varios hospitales del técnico y con afán docente comienza a utiliárea de Nueva York y asesor y consultor de zar en época temprana, en 1934, películas varios Departamentos oficiales, entre ellos de realizadas por él mismo para la demostración la Secretaría de Salud del Gobierno de los de sus técnicas quirúrgicas en siete casos de trasplante de córnea. Estados Unidos. Era miembro activo de 22 sociedades cienSu dominio de las técnicas histológicas, a tíficas y miembro honorario de 15 sociedades las que aporta contribuciones originales, le de Oftalmología, en reconocimiento de su la- permitieron ratificar y ampliar los estudios inibor por sus propios colegas de varios países. ciales de Leoz en España con trabajos expeEra también doctor honoris causa por ocho rimentales sobre cicatrización, regeneración Universidades, entre ellas la Complutense, y nerviosa y supervivencia de los autotrasplanestaba en posesión de las más preciadas tes, homotrasplantes y heterotrasplantes. Incondecoraciones y premios, otorgados por di- vestigó igualmente el material para los trasversos países y sociedades científicas. plantes, comenzando en 1935 con el estudio Entre sus numerosos y fructíferos campos de las córneas de feto como donantes y los de acción destacaremos dos únicamente: procedimientos para su conservación. Las uno, que atañe a la Oftalmología mundial, el técnicas operatorias, el resultado de las interdesarrollo de la queratoplastia, y el otro, que venciones quirúrgicas y la búsqueda constanle define como un gran español, el de la do- te de su perfeccionamiento, así como el anácencia de dos generaciones de oftalmólogos lisis de las condiciones humorales y patológiespañoles. Durante su estancia en la clínica cas que establecen la indicación y éxito de Mayo desarrolló, ya en 1931, un nuevo méto- los trasplantes, fueron labores que ocuparon do para el trasplante corneal, que fue seguido. toda su vida. el año siguiente de un estudio histórico y exNo es de extrañar, pues, que esta ingente labor hiciera de Castroviejo meca y esperanza de miles de pacientes de todos los países. Jefes de Estado y personas de humilde condición encontraron siempre en él, por igual, el afecto de los grandes médicos por sus pacientes, unido a unos conocimientos y habilidad técnica inigualables. Virtudes estas que ha transmitido a jóvenes oftalmólogos de nuEn la Sección de merosos países, sus discípulos. Anuncios por Palabras Es de destacar la asombrosa labor que de realizó entre oftalmólogos españoles de dos generaciones. Con becas donadas por eí mismo Castroviejo, fueron ciento quince oftalmóClases de todo. Matemáticas, logos españoles los que desde 1945 y en idiomas, danza. Para que usted años sucesivos permanecieron a su lado aprenda. Lo que quiera. Y elija completando su formación. Entre ellos están, la oferta que más le convenga. con alguna excepción entre los más jóvenes, O para que usted se anuncié. Por todos los catedráticos actuales de Oftalmolomuy poco la Sección de Anuncios gía de nuestras Facultades de Medicina, que por Palabras le ofrece grandes continúan la brillante tradición de la Escuela posibilidades. Española de Oftalmología. A su regreso a España fundó e! Instituto de Investigaciones Oftalmológicas y el banco de ojos en la Universidad Autónoma de Madrid, haciendo donación de su biblioteca y material documental, de un gran valor. Posteriormente, el Instituto de Investigaciones Oftalmológicas Ramón Castroviejo se incorporó, como Instituto Universitario, a la Universidad Complutense. Tuve el honor, que nunca agradeceré suficientemente, de que Castroviejo al retirarse de la vida activa propusiera mi nombre para sucederle en la Dirección del mismo. En su Instituto, haciendo honor a su nombre, pretendemos continuar, entre dificultades burocráticas y financieras increíbles, la labor de investigación ocular que definió ia vida de este gran español. Descanse en paz. RAMÓN CflSTROVIElO HAY CLASES. Antonio GALLEGO Director del Instituto de investigaciones Oitalmológicas Ramón Castroviejo