Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 A B C CULTURA Sherlock Holmes cumplió cien años VIERNES 2- 1- 87 El número 221 B de Baker Street fue ayer una fiesta y no exclusivamente por la llegada del Año Nuevo. Allí, impertérrito, Sherlock Holmes recibió la felicitación y homenaje de sus fieles con ocasión de celebrar un siglo de vida. En efecto, y como ya informó ABC días atrás, el primer día de enero de 1887 las librerías de Londres daban a luz un mito moderno: el detective Sherlock Holmes, un personaje de ficción, creado por Sir Arthur Conan Doyle, que, con el paso del tiempo, adquiriría mayor realidad que el común de tas personas de carne y hueso Un héroe mental ¿Qué hay que saber para orientarse? El zas aguanta el tipo, es la erupción. Con ella sabueso más perspicaz de Inglaterra ignora se orienta en esta vida. A Holmes lo que le incluso que la Tierra gire alrededor del Sol. divierte es hallar una pieza- visible, táctil, En compensación sabe otras cosas: que el olorosa, de coincidencia- que le permita reasesino no. se había afeitado bien por las constituir un rompecabezas. Sólo por azar es marcas de la colilla que dejó; que un desco- el desenladrillador más desenladrillante que nocido, por su aire general, es médico y vie- ha habido desde que enladrillaron el cielo, en ne de Afganistán. El mohín de una ceja le sir- vez de encarnar al malvado Moriarty. ve para sorprender la idea más recóndita de Hemos conocido detectives más o menos su acompañante. De la dirección en que se existencialistas, en versión bohemio contra aplicó una puñalada infiere la longitud de el mundo (Philip Márlowe, Lew Archer) o de uñas del atacante. Con una gota de agua adi- un existencialismo poltrón a lo francés (Maivina la existencia completa de las cataratas gret) detectives estructurados de países esdel Niágara. cuetos (el sueco Martin Beck de Sjóvall y ¿Filosofía, literatura; política? Son cenefas Wahlóó) detectives francamente chapuzas que dan tono al salón, pero no resuelven un Ataúd y Sepulturero de Chester Hidesaguisado. En la zona noble de su caletre, mes) detectives cotillofilantrópicos (Miss MarSherlock Holmes guarda los apechusques pie y su correlato masculino, también con falque el vulgo despistado relega al cuarto tras- das, el padre Brown, de Chesterton) La últitero. Nada discurre por su pensamiento que ma carnada ha sido del todo zafia (Starsky y antes no tramitaran sus sentidos. Escrupulo- Hutch) o simplemente posmodema (Burnett y samente, todo lo que averigua lo atesora en Rico, de Miami Vice A diferencia de todos un fichero. Los clasificadores son todavía el ellos, Holmes no siente por la raza inquina ni equipo lógico de los policías y los médicos. ¡Ah, si Sherlock Holmes hubiera conocido el ordenador! Su cronista, Watson, es médico. El que confecciona sus libros, Conan Doyle, también. Watson es en la vida de Holmes un representante de Doyle, parecido al donante pequeñito que figura en las pinturas góticas. Así, lo que hace Holmes, Conan Doyle lo sabe por Watson y nos lo cuenta a los lectores. Médicos y policías combaten lo mismo: el desarreglo. La enfermedad del cuerpo es siempre crimen de algún virus. El ufano Holmes cree que Watson es muy obtuso, que sólo sirve para recadero. Pero es un médico quien le ha insuflado el arte de la conjetura. Como los médicos van del síntoma al diagnóstico, va Holmes de lo visto a lo no visto. Su alma total, ante la que ningún rompecabecompasión. Los perdularios sólo le interesan si le deparan un problema y, de hecho, muchos de los culpables a los que atosiga son animales, como el aparatoso perro de Baskerville. Holmes se acerca mucho más al exquisito Ñero Wolfe, que busca la explicación en las orquídeas. A veces es tan cargante como Poirot, pero convengamos en que este señor es una extravagancia. Hasta que llegó, los únicos extranjeros a los que no domesticaban en Albión eran los irlandeses. ¿Cómo Agatha Christie dejó que dictara ley un belga? Holmes es inglés cabal. Inglaterra domina el cotarro de las naciones. Por eso, a Holmes, administrador nacional de la cabala, lo requieren de todas partes. Es inglés de la especie casera. La especie opuesta es Tarzán, tosco de cascos, desnudo allá en la periferia, y 007 hace de eslabón entre los dos. Los tres tipos son monárquicos. Holmes es un particular, pero en su país sólo hay un barco. Servir a la causa común y hacer favores a los príncipes le gusta más que comer. Tan inglés es que por todo indumento gasta un batín, cuando hace estancia en su castillo de Baker Street, y un macferlan y un gorro pertrechado de orejeras para el exterior. Su digidad no le permitiría demorarse en una estación del año que no fuera la de la niebla. Y si durante tanto tiempo ha compartido casa con Watson, ha sido quizá por cumplir el vicio inglés. Una vez, Billy Wilder le inventó un desvarío, que no cuajó porque ella era espía de Alemania. En lo íntimo, Sherlock Holmes es reservado. Cuando está vacante toca el violín, estudia música medieval y- p o r suspuesto, en Covent Garden- oye a Wagner, que también tenía un imperio. Cultiva un paraíso de cocaína. El resto del tiempo se aburre. Agustín JIMÉNEZ EMPRESA INMOBILIARIA COMPRA DIRECTAMENTE INMUEBLES Y SOLARES EDIFICABLES OFERTAS: Apartado Correos 40.083 Madrid LUBECA ESPAÑOLA, S. A. Por acuerdo de la Junta universal do accionistas adoptado el 21 de noviembre de 19 X 6. se acordó trasladar el domicilio social a MijasCosta (Málaga) Urbanización- Calypso. edificio 4. apartamento 1.014. lo que se anuncia en cumplimiento de 10- previsto en el artículo 6 S de la ley de Sociedades Anónimas. Madrid. 25 de noviembre de 1986. i FERIA INTERNACIONAL DE MANUFACTURAS TEXTILES PARA El HOGAR Y LA DECORACIÓN VALENCIA, 20 AL 24 DE ENERO DE 1987 INFORMACIONES: TEXTIIHOGAR. Apartado 476.46080 VALENCIA (España) Telefono 3641011. Téiex 62435 Feria E (IRÍA MUÍ SIRARIO INTÍRNACIONAt V A LEw r i BtHMMlúiÜ Mmil- -W- -rHini liRnMMif IfiÉf