Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág, 44- RELIGION -VIERNES 2- 1- 87 Monseñor Suquía: Solidaridad y desarrollo, claves para la paz El cardenal de Madrid invitó ayer a renovar el compromiso cristiano Madrid. S. R. El cardenal arzobispo de Madrid- Alcalá, monseñor Ángel Suquía, pronunció ayer una homilía durante la misa celebrada en la catedral de San Isidro con motivo de la Jornada Mundial de la Paz. En ella, el arzobispo pide a los creyentes que aumenten sus esfuerzos por lograr una solidaridad mayor con todos los hombres, recordando lo que ya dijo Pablo VI en la Populorum progressio el desarrollo está íntimamente ligado a la paz. Celebramos hoy el XXV Aniversario de la Jornada Mundial de la Paz instituida por Pablo VI- -comenzó diciendo el cardenal Suquía en la homilía pronunciada ayer en la catedral- Esta Jornada es un llamamiento a todos los hombres de buena voluntad para afirmar la esperanza y el deseo de que la paz domine el desarrollo de los acontecimientos futuros. A continuación, el arzobispo de Madrid hizo referencia a otros tres aniversarios, el de la creación de la Comisión de Estudio Justicia y Paz, el próximo 6 de enero, el de la encíclica de Pablo VI Populorum progressio el 26 de marzo y el ya celebrado centenario del nacimiento del cardenal Herrera Oria. Relacionando estos aniversarios entre sí, el purpurado volvió a comentar el mensaje de Juan Pablo II para la Jornada de la Paz de este año: El mensaje del Papa está inspirado en una idea: Todos nosotros constituimos una sola familia humana, como base de la búsqueda y creación de una nueva solidaridad básica. Reconocer esta solidaridad social de la familia humana comporta la responsabilidad de construir aquello que nos une, promover eficazmente y sin excepción la dignidad de los seres humanos dotados de derechos fundamentales e inalienables. Y esto afecta a todos los órdenes de la vida humana: individual, familiar, comunitaria y mundial. para la paz y la justicia; si el alarmante número de parados entre nosotros no es un grave obstáculo para la justicia y la paz; si la falta de protección a la familia y el desprecio a la vida concebida y no nacida no son también serios y graves obstáculos para la justicia y la paz, cuando no respetan la dignidad del ser humano y sus drechos fundamentales a la vida, al trabajo, a la seguridad mínima Continúa la campaña contra las religiosas españolas Madrid. Santiago Martín Después de los problemas suscitados en los últimos días de diciembre para las religiosas españolas que trabajan en los hospitales antituberculosos, ahora parece que le toca el turno a las que prestan sus servicios en centros de acogida para madres solteras. Además de hacer una labor humanitaria impresionante, acogiendo a mujeres que han sido rechazadas las más de las veces por su propia familia al descubrir que están embarazadas, estas religiosas prestan un servicio inestimable a la vida del niño no nacido. Sin ellas, sin la acogida que ofrecen, la mayoría de las madres escogerían el fácil camino del aborto. Es en este contexto y en este momento, cuando se pretende ampliar la ley despenalizadora del aborto, cuando se está desarrollando una campaña contra las monjas acusándolas de ejercer un comercio humano, vendiendo al mejor postor los niños que las madres no quieren y encargándose de que estas mujeres los rechacen. Ante esta campaña difamatoria, las Conferencias Españolas de Religiosas y Religiosos, han hecho púWica una nota de protesta en la que afirman: Él pasado lunes, 29 de diciembre, un diario madrileño, en un editorial titulado Contra el tráfico de niños vierte una serie de afirmaciones muy graves contra religiosas que trabajan en clínicas, maternidades y residencias de madres solteras. Ante estas muestras de difamación, las Conferencias Españolas de Religiosas y Religiosos se ven eri el deber de salir en defensa del buen nombre de miles de religiosas que cumplen un desinteresado y humanitario servicio en residencias, maternidades y clínicas en favor de la vida humana. Lamentamos, desde criterios de objetividad y desapasionamiento, que religiosas que están entregando su vida al servicio generoso de la sociedad y que en tantas ocasiones han salvado y cuidado la vida de muchos niños, se vean tratadas de un modo tan injusto y acusadas de comerciar con la vida de esos niños. Al lanzar esta nota de protesta ante declaraciones que consideramos difamatorias, y én defensa de este sector de personas que trabajan abnegadamente por el bien de los demás, estamos seguros de interpretar el sentir de tantos ciudadanos que están agradecidos a la humanitaria labor de las religiosas. En medio de una gran expectación ha comenzado la visita a Jerusalén del cardenal OConnor de Nueva York. El cardenal tenía previsto un encuentro con el primer ministro, que ha tenido que ser cancelado debido a las repercusiones políticas del mismo, dado que el Vaticano no ha reconocido todavía el Estado de Israel. Juan Pablo II despidió 1986 celebrando un Te Deum de acción de gracias en la iglesia del Gesú de Roma, sede de la curia general de los jesuítas. El Gobierno de la Unión Soviética ha prohibido a los obispos católicos de Lituania que efectúen ningún viaje a Roma durante 1987. Dichas autoridades han anunciado también que los curas extremistas serán castigados a trabajos forzados. Rechazar la política injusta Citando de nuevo a Juan Pablo II añadió: Si la cualidad esencial de la solidaridad es la igualdad radical entre todos los seres humanos, toda política que esté en contradicción con la dignidad fundamental y con los derechos humanos de la persona- o de un grupo de personas ha de ser rechazada. Se refirió luego a la relación existente entre desarrollo y paz, siguiendo el esquema trazado por Pablo VI en su encíclica. Suquía insistió en que no basta un progreso económico, si paralelamente no se da un progreso social. No basta un desarrollo, si no es integral de la persona, de cada persona y de toda la persona. No se dará un humanismo pleno, sin una apertura al Absoluto que da a la vida humana su pleno significado. En el desarrollo, nuevo nombre de la paz, las personas son las protagonistas, no sólo los receptores de sus frutos. Hay que promover valores- -terminó diciendo- que beneficien verdaderamente a los individuos y la sociedad. Año Internacional de la vivienda Después, Suquía hizo un resumen de la creciente conciencia mundial que se va extendiendo en la Humanidad y que hace que, cada vez más, los problemas de cualquier hombre del planeta sean experimentados por los demás como propios. Las Naciones Unidas- continuó diciendo- han proclamado 1987 Año Internacional de la vivienda para personas sin hogar. Es un desafío para nuestra solidaridad humana, política y económica en defensa de la familia, privada de un entorno decoroso que haga posible una verdadera vida familiar. Aparecen, sin embargó, serios obstáculos que, por razones políticas o ideológicas, limitan o impiden la solidaridad y, de hecho, niegan la igualdad fundamental y la dignidad de los hombres. El Papa Juan Pablo II denuncia francamente en su mensaje la xenofobia, el cierre arbitrario e injustificado de fronteras y las ideologías que predican el odio, la desconfianza, y las erigen en norma política en el gobierno de los pueblos. El cardenal Suquía se refirió a continuación a la situación española, preguntándose si la discutida ley de extranjería, que tanto preocupa al colectivo de inmigrantes extranjeros que viven en Madrid, no es un serio obstáculo Málaga prepara ya el programa de Semana Santa Málaga. Francisco Acedo La diapositiva titulada La Pasión según Málaga de Juan Manuel Bermúdez Recio, obtuvo el primer premio del concurso de carteles de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga y, por tanto, será el cartel anunciador del acontecimiento en este recién iniciado 1987. El premio estaba dotado de 60.000 pesetas. El segundo premio fue para Arte y Pasión de Fernando Caparros Muñoz, dotado de 30.000 pesetas, y el tercero, Penitencia de Francisco Romeo Frías, con 15.000 pesetas de cuantía. Hubo también dos accésits de 10.000 pesetas cada uno para Concepción de Fareco, y Lignum Crucis de Eduardo Nieto Cruz. Los carteles, una vez ya editados, serán presentados oficialmente en el Ayuntamiento de Málaga a primeros de febrero. En el jurado designado al efecto, formado por once personas, estuvieron representadas las entidades malagueñas patrocinadoras de los premios.