Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 20- 12- 86- ESPECTACULOS- Crítica de teatro ABC, pág. 85 Lázaro en el laberinto apasionante parábola de Buero Vallejo sobre el amor y el miedo Título: Lázaro en el laberinto Autor: Antonio Buero Vallejo. Dirección: Gustavo Pérez Puig. Escenografía: Manuel Mampaso. Iluminación: J. L. Rodríguez. Intérpretes: Javier Escrivá, Beatriz Carvajal, Cándida Losada, Amparo Larrañaga, Antonio Carrasco, Miguel Ortiz, Francisco Maldonado y José Luis. Teatro Maravillas. T r e i n t a y siete años después de su primer estreno, con un buen puñado ya de obras a sus- espaldas y una considerable lista de galardones en su haber, a la que se acaba de sumar el más importante de literatura en lengua Entre los intérpretes, Beatriz española, Antonio Carvajal, prácticamente inédita Beatriz Carvajal y Antonio Buero Vallejo Buero Vallejo vuelve en papeles dramáticos, pone en a comparecer ante el público con Desde entonces, no ha sabido pie una Amparo temblorosa de una nueva comedia, Lázaro en nada de ella y todos sus intentos emoción, humana, capaz por el laberinto una parábola sobre por encontrarla han resultado in- amor de renunciar al amor; Jael miedo al propio miedo, sobre fructuosos; cree que ella marchó vier Escrivá, algo envarado, la imposibilidad de enfrentarse al con sus padres a Inglaterra y la aporta su elegancia y su dicción propio rostro desnudo y la condi- noticia de que un conocido la vio impecable aunque un punto imción de todo individuo de perso- hace poco en la ciudad le hace personal; Cándida Losada es na prisionera en un laberinto de confiar en una próxima llamada una Fina llena de autoridad essoledad, el de la propia concien- telefónica. Con el librero vive su cénica, pero excesivamente decia, un dédalo enladrillado de du- hermana Fina, una mujer obse- pendiente del apuntador; Amparo das y con la falta de coraje para sionada por la seguridad de los Larrañaga, guapa y esbelta, está escapar como argamasa. suyos y que adora a Lázaro, y mejor cuando olvida el retintín de El resucitado evangélico, her- los dos hijos de ésta, Coral, una niña redicha que le surge cuanmano de Marta y María, es utili- jovencita indecisa que estudia do intenta acentuar la naturalizado por Buero como perfil so- laúd, y Mariano, recién termina- dad, y Antonio Carrasco y Miguel bre el que se recorta su Lázaro, da la carrera de Derecho. Com- Ortiz se ajustan sin estridencias el protagonista encerrado en un pletan el pentágono de persona- a sus cometidos. Lázaro en el laberinto del que se resiste a jes Amparo, escritora, y amiga de laberinto a la que no es avenhuir y que cuando lo intenta, se los jóvenes, que ha vivido una turado augurar una buena marencuentra con la inexorabilidad relación íntima con Mariano, y cha en la cartelera madrileña, se de su destino de reo de sí mis- Germán, compañero fraternal de inscribe en la mejor tradición del mo. El personaje central de la éste y trepador implacable en la teatro de Buero Vallejo, de sonda en la condición humana. comedia es propietario de una li- escalera de la vida. brería llamada El Laberinto; la Buero ha construido una obra imagen se muerde la cola y se de complejos contrapesos psico- Juan Ignacio GARCIA- GARZON desdobla. Lázaro oye desde hace varios años los timbrazos de un teléfono que nadie más escucha; Buero Vallejo retoma así uno de sus más característicos mecanismos teatrales, paralelo, salvando todas las distanMadrid cias, al de la ceguera de En la ardiente oscuridad y El con- Ayer se estrenó, en el teatro Liceo, de Salamanca, La agonía del cierto de San Ovidio la sordera hidalgo don Miguel de Juan Antonio Pérez Mateos, en el marco de El sueño de la razón la- de los actos programados en Salamanca con motivo de! cincuenidealización alucinada del prota- tenario de la muerte del escritor y filósofo Miguel de Unamuno. gonista de La fundación o el La obra de Pérez Mateos ha dió- recoger sus escritos como daltonismo del de Diálogo se- sido calificada como una aproxi- pretextos y zarandear, como él, creto Uno de los personajes mación a la vida de Unamuno. a esta sociedad abúlica y aburrivive algo que lo diferencia de los El mismo- h a comentado el da. demás y que le marca, que con- autor- -era una actor que repre La agonía del hidalgo don Midiciona sus reacciones y es el sentaba su papel de rebeldía. guel está dirigida por Francisco motor del conflicto dramático. El autor, que obtuvo el premio Curto, y en el reparto figuran el Lázaro está obsesionado por Tirso de Molina con la obra propio director, Juan Ramón Beel recuerdo de Silvia, una anti- Proceso a Besteíro indicó que naque; Josefina Calatayud, Magua novia a la que unos ultras el personaje de Unamuno es ría López Chaves, María Carbaapalearon tras una manifestación ideal para ser llevado al teatro. jo, Mariano Quirós y Miguel Sánestudiantil, veintidós años atrás. Hubiera sido importante- aña- chez. lógicos, con escenas en que acciones distintas se conjuntan en un magistral ejercicio de contrapunto. Gustavo Pérez Puig se ha puesto al servicio del texto y encara una, dirección escénica naturalista, salpicada de elementos oníricos en las evocaciones de Lázaro. La escenografía de Manuel Mampaso resuelve admirablemente el difícil reto de acoplar en el escenario, con imaginación y economía de medios, los tres espacios simultáneos en los que transcurre la acción; nunca el decorado interrumpe o distrae. El curso teatral español entre las tapas de un anuario Madrid. J. S. Villapadierna Tras cuatro años de funcionamiento y trabajo continuado, el Centro de Documentación Teatral, del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM) publica el primer anuario que se realiza sobre la actividad teatral en nuestro país. José Manuel Garrido, director general del INAEM, abrió la presentación del volumen felicitándose por la saludable actividad desarrollada por el Centro desde su puesta en marcha. Este- d i j o- es el primer trabajo exhaustivo y riguroso con el objeto de estudiar, reunir y dar a conocer el teatro que se hace en España. Al respecto habló más detenidamente Moisés Pérez Coterillo, director del Centro de Documentación Teatral, haciendo mención de los cuarenta números ya editados de El Público: Ha sido- -destacó- la ligazón que ha mantenido unido a este dispar y complejo mundo, sin perder de vista las veinte monografías que han aparecido y que resultan esenciales para conocer nuestro teatro en los últimos años. Explicó también que se trabaja en la e d i c i ó n de un v o l u m e n homenaje a los treinta años de publicación continuada de Primer Acto, ejemplar canal de difusión a través del cual todos sabemos hoy lo que sabemos sobre nuestro teatro Otra de las actividades llevadas a cabo por el Centro en estos años ha sido la confección de las Guías del Teatro, de la que ya han visto la luz tres volúmenes, y que han condensado en sus páginas la información necesaria para conocer la industria del teatro en nuestro país, con un elenco de todas las compañías públicas y privadas, las salas de teatro en funcionamiento, los actores, directores, autores, empresarios, y el mundo de la escena en general. También habló de los esfuerzos por crear una plataforma de trabajo y entendimiento con el teatro iberoamericano, a la que se había referido también el director del Instituto de las Artes Escénicas y la Música hablando de la Conferencia Teatral Iberoamericana, que ya ha visto dos ediciones, una en Madrid y otra en Buenos Aires, el pasado año. El fruto de este trabajo en común será la futura publicación de un libro blanco sobre el hecho teatral en todos los países que forman Iberoamérica La agonía del hidalgo don Miguel la vida de Unamuno a escena