Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 26 TRIBUNA ABIERTA SÁBADO 22- 11- 86 E do a parlar- con lo cual se desvanece la exigencia de calidad, rinoamericanos y 9 r fuerza, expresivien otros muchos existe Por Julián MARÍAS dad en la vida política, una preocupación por de la Real Academia Española que tiende a la acumuel deterioro de la len. con elementalidad, en suma, con primitivis- lación de datos o a la demagogia. gua. Se culpa de él primariamente a los me- mo. La lengua, nunca me cansaré de repetirSe puede comprobar la decadencia de la dios de comunicación- Prensa, radio, televi- lo, es la primera interpretación de la realidad, lengua hablada a lo largo de tres o cuatro ges i ó n- esta imputación tiene fundamento, a la cual se superponen todas las ideologías neraciones. En cualquier reunión de personas pero en alguna medida es injusta. No son los o doctrinas; quiero decir ese sistema que es de nivel cultural análogo- por ejemplo, profeprofesionales de esos medios los que hablan una lengua- o idioma; pero su realidad, su acsores universitarios- se ve que los más vieo escriben peor: casi siempre los invitados tualidad, consiste en el uso individual en cada jos suelen hablar con facilidad, riqueza de los que aparecen, por ejemplo, en la pantalla, persona. léxico, corrección gramatical; todo esto deshablan peor que los locutores; y ello aun en Se habla menos que en otros tiempos; la ciende en los de edad intermedia, todavía los casos en que son profesionales distinguimás entre los jóvenes. Los muy jóvenes, dos, universitarios, políticos. De lo que son conversación, por la falta de tiempo, por las cuando además les faíta una educación superesponsables los medios de comunicación es dificultades de comunicación en las grandes rior, y sobre todo si viven en grandes ciudade la enorme difusión de los usos lingüísti- ciudades, en algunos países por falta. de libertad, por desconfianza y temor, tía decaído. des, apenas fiablan: es raro que digan cos, aunque sean deplorables, de su aceptaalgo, que compongan frases completas y sigción, a veces de su elogio implícito. Los abu- Las relaciones amorosas, que solían consistir nificativas. Las esbozan, las reducen a muñosos, no muy g r a v e s c u a n d o son principalmente en conversación- Juan habla con Pepita quería decir que eran no- nes, las sustituyen por interjecciones que suexcepcionales y casi privados, se convierten gieren lo que hubieran debido decir. No en usos al ser imitados por millones de per- vios- buscan hoy contenidos menos sutiles, ocurre así entre campesinos, que casi siemsonas que escuchan la radio o la televisión, habría que preguntarse a qué precio. Casi han desaparecido los exámenes orales, que pre hablan- y piensan- mucho mejor. La raleen los periódicos y las revistas ¡lustradas. zón es que viven dentro de un mundo oral, El deterioro mayor afecta a la lengua ha- obligaban a los estudiantes, casi desde la niverbal- aunque sea de pocas palabras- blada, que es la primaria y más importante ñez, a formular con precisión y corrección ¡deas bastante complejas, a articularlas y jus- con una cultura que viene de siglos atrás, en- escribir y leer son operaciones necesarias y la cual funciona el genio de la lengua. Nada valiosas, pero siempre secundarias- La ra- tificarlas. (Ni siquiera los exámenes escritos se conseguirá si no se estimula y hace revivir zón principal de ello es que el pensamiento conservan esa exigencia, porque en muchos casos se reducen a contestar sí o no ese resultado de la espontaneidad vital y la mismo tiene un carácter verbal: pensar es deestructura de la lengua que es la palabra hacir y decirse. El que habla mal piensa mal Por último, se ha autorizado que los discurblada. inevitablemente; con confusión, con torpeza, sos se lean en el Parlamento- lugar destina- N España, en los países hispa- LA LENGUA HABLADA L intelectual auténtico puede ser p r e d o m i nantemente científico en su saber y en sus perspectivas, o predominantemente poético o humanístico. Y también puede ser, en su época, sólo moderno, o ya posmoderno. Un ejemplo del primero el hoy faisandé Anatole France, y del segundo, los venidos del siglo pasado, Nietzche, Karl Marx y Julio Verne, y del siglo actual; -al mismo tiempo que posmodernos, los modernos H. G. Wells y Aldous Huxley. Ejemplos de los que han sido científicos y poéticos a un tiempo, y no aislados en una de las dos culturas (caracterizada cada una por C. P. Snow como deficiente cuando está aislada de la otra) entre los ya clásicos: Pascal, Vives, Defoe y Goethe; entre los recientes: Darwin, Freud, Proust, Lawrence de Arabia. En las épocas de transición aguda, como la que atravesamos, la perspectiva posmoderna se hace más presente entre los intelectuales que en los días comunes, favoreciendo las tendencias prospectivas o futurológicas, aunque no dejen de replicar contra la rutina sólo modernista aficiones nostálgicas con aspectos ya románticos o ya clásicos. Contra los futurólogos darwinistas del siglo pasado, surgieron en Inglaterra Carlyles románticamente vueltos hacia el pasado, Newmans antimodernistas- -o posmodernistas- en asuntos de fe religiosa, Paters que llevaron su clasicismo a las intimidades no sólo de los latinos, sino también de los griegos. Es posible que estemos próximos a ver surgir en nuestros días equivalentes de Caryles contra equivalentes del primer Huxley, equivalentes de Newman contra equivalentes de Renán, equivalentes E 1 EN TORNO AL INTELECTUAL tual, intelectualista, intelectuario) pero es mejor que salgan libremente en el transcurso Por Gilberto FREYRE de las sugestiones que serán esbozadas en de Pater contra equivalentes de Ibsen. Las este ensayo en torno a este tema. Tema, épocas de transición más agudas se distin- además de complejo, en boga. guen por las contradicciones también más agudas entre intelectuales, sobre todo entre Son frecuentes en nuestros días artículos y los más específicamente filosóficos o críticos. hasta libros en varias lenguas sobre el intePara el insigne Webster el intelectual sería lectual, unos abordando sus relaciones con la el individuo suitable for exercising the inte- política; otros, sus relaciones con la masa o llect y el intellect simplemente the thin- con la religión o con las formas del arte conking faculty the understanding Otro ex- sideradas irracionales. Todavía otros tratan tremo de simplismo ante una palabra del intelectualista. En cuanto a intelectuacompleja. Y una expresión más de la idea de rio repitamos que es un brasileirismo, y que que el intelectual es eminentemente un pen- la palabra surgió periodísticamente en un artículo de José Lins do Regó, y sociológicasador. mente en un trabajo, acaso pionero, del autor El intelectual será o no eminentemente de este pequeño ensayo sobre la diferencia pensador. Puede ser menos pensador que entre intelectual déscomprometido e intelecartista. Además de eso, puede ser más inte- tual comprometido con las instituciones, al lectualista o más intelectuario que intelec- punto de hacerse dependiente de esa fuerza tual. Por intelectualista entiéndase la per- exterior, sin dejar de ser una inteligencia, un sona partidaria de las formas culturales o talento o un saber actuante. Siendo, pues, un sistemas de valores en que predominan los funcionario en el mejor sentido de esa expreelementos racionales sobre los elementos sión, es más institucional que personal. afectivos o volitivos. En cuanto a intelectuaDel intelectual caracterizado como persona rio es un neologismo nacido en el Brasil (José Lins do Regó) y dispuesto para ser que simplemente se haga notar por aquellos acogido por un diccionarista más hospitalario. superiores poderes de la inteligencia a que Es, en una definición rápida, el intelectual en- se refiere el diccionario de Oxford, no se puegagé del todo, comprometido, burocratizado, de hablar con exactitud del singular, pero sí alistado al servicio, como intelectual, del Es- del plural. Se trata de una legión. Intelectuatado, del partido, de la organización, de la les apolíneos en oposición a los dionisíacos. Clásicos en contraste con los románticos. Ininstitución, de la causa. trospectivos frente a los extrovertidos. PartiHay otros significados que pueden ser atri- darios del orden, diferentes de los bohemios. buidos, para los efectos de la caracterización Políticos en contraste con los apolíticos. Consociológica, a esos tres sustantivos (intelec- cretos que se distinguen de los abstractos.