Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO. 15- 11- 86- CULTURA -ABC, pág. 47 Debate en Cannes sobre el papel de los mecenas en el supermercado de la cultura I Salón Internacional del mecenazgo y el sponsoring Cannes. Juan Pedro Quiñonero, enviado especial El I Salón Internacional del mecenazgo, la comunicación y el sponsoring que se está celebrando en Cannes, ofrece una síntesis singular de un nuevo modelo de comunicación cultural, ofreciendo un panorama completísimo de los grandes debates popularizados en los sesenta tras el enfrentamiento, radical, entre apocalípticos e integrados en la nueva cultura de masas. El salón ha estado precedido por la presentación de un voluminoso informe de ochocientas páginas redactado por un equipo de especialistas bajo la tutela del Ministerio francés de la Cultura. Ese informe resumen, con claridad la situación, alternativas, desafíos, exigencias, oportunidades, deberes, vasallajes, docilidades y dependencias ligadas al mecenazgo contemporáneo. La primera evidencia es una constatación: el mecenazgo artístico se ha convertido en nuestro tiempo en un medio de comunicación, de nuevo cuño, que, internacionalizados los mercados del arte y los productos de consumo, tiene hoy dimensiones planetarias, íntimamente ligadas a las técnicas modernas del marketing y la lógica del supermercado. La segunda constatación, inmediata, es la irrupción de un nuevo artista alejado, en igual medida, de la concepción romántica (el rebelde, con y sin causa) que del integrismo primitivo. El nuevo artista desea integrar concepciones heterogéneas de su propia condición: desea gozar de la libertad de criterio del rebelde romántico, sin dejar de participar, y beneficiarse, del confort que el supermercado puede ofrecer a quienes lo abastecen. Este salón nos permite comprobar cómo ha evolucionado la posición, función y aspiraciones del mecenas contemporáneo. Si bien su condición sólo ha oscilado en términos aritméticos, sus aspiraciones están siendo racionalizadas según la lógica de mercado publicitario. Et salón permite comprender y esbozar los mecanismos que rigen y hacen funcionar las actividades de un mecenas de nuevo cuño: la gran empresa multinacional, cuyo interés por la obra de arte tiene raíces muy varias, como son las razones de orden puramente fiscal, bursátil y publicitario. Sin olvidar que la sofisticación de las nuevas técnicas del marketing abren un campo vastísimo para la imaginación de los especialistas en comunicación subliminal. t a l línea de argumentación nos permite intentar comprender algunos de los mecanismos de la sociología del actual mercado universal del arte. Sin embargo, el mecenazgo contemporáneo abre, igualmente, una nueva vía de interrogaciones al plantear con crudeza otro problema capital: las relaciones del artista contemporáneo con el Estado. Ni el salón ni el estudioinforme del Ministerio de la Cultura se detienen en la gravedad de ese problema, indisoluble, sin duda, del problema de las rela- v dones entre el artista y el mecenas. El salón, por el contrario, abre una vía intermedia intentando ofrecer una alternativa que sustituya la imperiosa razón de Estado por el liberalismo. Se trata de un tema vidrioso, complejo, sobre el que es muy difícil generalizar. Es imposible comparar la tutela policial de un Estado totalitario con la tutela patriarcal de la burocracia de un Estado liberal. Es imposible comparar los recursos canalizados policialmente de un Estado totalitario con los recursos (limitados) de una empresa multinacional que desea consolidar su imagen en el terreno de la venta internacional de ordenadores personales. La ambigüedad forzosa, inevitable, radical, de las relaciones entre el artista y su mecenas no deja de ser un síntoma significativo de varios procesos mayores: la intemacionalización del mercado artístico, la masificación del gusto y los comportamientos, la irrupción de nuevos valores, la metamorfosis del Estado, la metamorfosis del estado de cosas dominantes, la metamorfosis del artista y el consumo de la obra del artista en un proceso que habla de su miseria y su gloria, perdido y abandonado en el nuevo supermercado internacional. Treinta primeras firmas de las letras castellanas concurren al Cervantes Madrid. S. C. El dramaturgo Antonio Buero Vallejo es el candidato propuesto por la Real Academia Española para el premio Cervantes de este año, que se fallará el 18 de diciembre próximo, y al que concurren una treintena de primeras firmas españolas e iberoamericanas. Por la Academia Argentina de las Letras han sido propuestos Ángel J. Battistessa, Adolfo Bioy Casares- colaborador de ABC, del que hoy publicamos un cuent o- y Ricardo E. Molinari; por la Academia Boliviana, Guillermo Francovich; por la de Costa Rica, Joaquín Gutiérrez Mangel, Carmen Naranjo Coto y Alberto Cañas Escalante; la Academia Dominicana de la Lengua ha propuesto para este premio a Odón Betanzos, Antonio Fernández Spencer y Manuel de Cabral; Odón Betanzos- colaborador habitual de A B C- ha sido también propuesto por la Academia Filipina y por la Norteamericana de la Lengua. Esta última presenta asimismo a José Agustín Balseiro y al español José Ferrater Mora. Otro español, Camilo José Cela, ha sido propuesto por la Academia Hondurena junto a dos colaboradores habituales de ABC: el portorriqueño Luis Alberto Sánchez y el venezolano Arturo Uslar Pietri, quien también ha sido presentado por la Academia de su nación junto a Luis Pastori y Pascual Venegas Filardo. La Mexicana de la Lengua presenta únicamente a Carlos Fuentes y la de Perú a Aurelio Miró Quesada Sosa, ambos colaboradores de ABC. El escritor propuesto por la Academia Puertorriqueña de la Lengua es Francisco Matos Paolí, y el de la Salvadoreña, el secretario perpetuo de la Española, Alonso Zamora Vicente. Por la Academia Nacional de Letras de Uruguay, los candidatos son Germán Arciniegas y Augusto Roa Bastos, colaboradores frecuentes de ABC. Esta relación se completa con los nombres aportados por algunos de los escritores que obtuvieron el premio en anteriores ediciones. Tales nombres, algunos de los cuales han sido también propuestos por las Academias, son: Antonio Buero Vallejo, Camilo José Cela, Gabriel Celaya, Rosa Chacel, Gabriel García Márquez, Augusto Roa Bastos, Arturo Uslar Pietri, Mario Vargas Llosa y María Zambrano. VIRTUDES Y SU PEÑA (CLVI) Anoche volvimos a jugar a lo que queremos que nos pongan en la losa los maleducados que nos sobrevivan. Dijo Floro: Estoy reventado. Luigi, naturalmente: J y suis, j y reste. Teresa murmuró, echándose a llorar: Mira para otro lado. Barroco el neófito, como buen principiante: Polvo soy, ceniza, nada. Y debajo, en similigraffitti: No es culpa nuestra: por falta de dinero no se le pudo congelar. La familia. Un quinto dijo: -Yo, mi profesión: J. C agregado. Virtudes entonces, con la cara y el cuerpo al rojo vivo, de cereza cada uno de los poros admirables, como se le ponen cuando le da un ataque de soberbia extrema: No era perfecto. Pensamos que no se podía ir más lejos en la esplendidez de la soberbia absoluta, pero la corregimos a coro: -Perfecto, Virtudes. Pero en tu caso: perfecta -Perfecto. Perfecta ni color, en este mundo de géneros fijados por el hombre. Y fue después de esto cuando Mateo, el pupas Mateo de nosotros, Mateo el borroso, el insignificante, el herniado y el que en mala hora ciñó braguero, Mateo nos dio a todos- a Virtudes más- la lección suprema del negarse a aceptan- Mateo. En su lugar descanso. Bajamos al maestro que estaba pegado al techo, y abrimos las latas. Julio CERÓN La criadita libraba.