Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 84- ESPECTACULOS Música- -VIERNES 14- 11- 86 Gran éxito del ensayo general de Recital de Josefina y Agustina El Quinteto Mediterráneo, en la ópera Goya en Washington el Real, por el buen camino Palaviccini, pro ADEVIDA Washington. Efe Todo está preparado para el estreno mundial de la ópera Goya del compositor Gian Cario Menottí, mañana en Washington, con asistencia de Su Majestad la Reina Doña Sofía. Cientos de aficionados a la ópera, decenas de periodistas de medios de información general y especializada y muchos empresarios musicales aplaudieron prolongadamente el ensayo general que se realizó anoche en la Opera House del Centro Kennedy de Artes Interpretativas. La expectación en la ciudad por el estreno de la obra es tal que las entradas para la premiére están agotadas desde hace más de un mes. La presencia de la Reina, unida a la popularidad del tenor Plácido Domingo, que interpreta el papel del pintor en la ópera, han conv e r t i d o al e s t r e n o en un i m p o r t a n t e acontecimiento social y cultural. Los medios de comunicación de la capital norteamericana hablan ya de que se ha desatado una goyamanía La ópera comienza en una taberna, en las afueras de Madrid, en la que el joven pintor Francisco de Goya, recién llegado de su pueblo natal, se encuentra con la duquesa de Alba. Goya, atraído por sus encantos, se presenta a la que se hace pasar por doncella de la duquesa y le dice que pinta el aire y los sonidos de España y que, a través de sus cuadros, el mundo verá su país. La ópera fue escrita a petición del propio Plácido Domingo, que ha declarado que siempre sintió una gran admiración por Goya, un gran artista y un gran patriota Los compases de entrada de la duquesa en la taberna tienen, a juicio de Rafael Frühbeck de Burgos, el músico español que dirigirá la orquesta mañana, resonancias muy españolas. El segundo cuadro se desarrolla en un salón del palacio de los Alba, al que Goya acude sin saber la auténtica personalidad de la mujer que conoció en la taberna. El personaje de la duquesa es interpretado por la mezzosoprano chilena Victoria Vergara, de gran atractivo físico y de enorme parecido con un retrato que Goya pintó de la duquesa. El compositor Gian Cario Menotti, autor también del libreto de la ópera, ha declarado que el texto es una fantasía sobre unos personajes reales y que no existe evidencia histórica de nada de lo que ocurre en la obra. La soprano Karen Huffstodt, que interpreta el papel de la Reina María Luisa, fue muy aplaudida en el ensayo del jueves. El acto tercero se divide en dos cuadros, uno en una habitación del palacio de los Alba, en el que la duquesa muere envenenada, y otro, en una lúgubre habitación de la casa, en Burdeos (Francia) donde murió el pintor español. Entre remordimientos por lo que él considera que fue una vida en la que no tomó partido por ninguna de las causas nobles con las que se enfrentó. Gian Cario Menotti contó que precisamente el nudo de su obra es presentar un artista romántico, revolucionario y heroico en su pintura y nervioso e inseguro en su vida He tratado de presentar- d i j o- lo que yo creo que fue la ambivalencia del carácter de Goya. Con patrocinio de S. A. R. la Infanta Doña Pilar de Borbón, Duquesa de Badajoz, y a beneficio de la Asociación en Defensa de la Vida Humana (ADEVIDA) se celebró en la sala Fénix un atractivo recital a dos pianos de Agustina y Josefina Palaviccini. Unas palabras de la presidenta déla entidad de gratitud para ellas, por su desinteresado concurso; para Hazen, que proporcionó gratuitamente los pianos Yamaha; para el público asistente y generoso y, en especial, para la Infanta Doña Pilar, dieron paso a otras emotivas y cargadas de significación del doctor don José Carlos Granados, nuevo director del Centro de Acogidas. Fueron el mejor prólogo para la actuación musical. Josefina y Agustina Palaviccini, hermanas unidas también desde siempre por lazos del trabajo artístico en común, habían interrumpido sus conciertos cuando, también al tiempo, contrajeron matrimonio. Sólo en 1978 han vuelto a la colaboración musical y, a juzgar por la parte escuchada- Bendición de Dios en la soledad y Rapsodia húngara número 9 de Liszt- la compenetración es absoluta, coinciden estilo y sonido, el concepto es plausible y la ejecución cuidada. Merecedora de los generales aplausos recibidos que, sin duda, también habrán jalonado las versiones de las obras que se anunciaban para después del descanso: páginas de Saint Saens, Lecuona, Falla, Infante y Granados. Cabe decir que se cumplieron los fines benéficos y artísticos del empeño. A. F. -C. Teatro Real. 11- 11- 1986. Quinteto de Viento Mediterráneo. Obras de Mozart, Danzi, Calés, Gombau y Hindemith. IX Ciclo de Cámara y Polifonía. Con sólo decir que Valencia y las valencianas Cullera, Casinos, Liria Y Alfafar son las respectivas poblaciones de origen del oboe Salvador Tudela, el flauta José Oliver, el clarinete José Tomás, el fagot Miguel Alcocer y el trompa Francisco Burguera, creo que me podré ahorrar muchas de las palabras que en otro caso habría de emplear para encomiar como es debido el excelente quehacer instrumental, individual y de grupo, del Quinteto Mediterráneo. Solistas, además, los cinco- por si fuera pequeña credencial la de su procedencia- de la Orquesta Nacional, a sus dos años y poco más de trabajo en común conforman ya, en efecto, un conjunto ejemplar en punto a todas estas facetas ejecutoras: claridad y seguridad de emisión, general afinación, exacto sentido de la medida, sin menoscabo de un elegante y homogéneo criterio acentual y perfecto ajuste. Por otro lado, es también digno de aplauso el concepto programador que la agrupación ha puesto de manifiesto en la que me parece que es su primera aparición pública madrileña. Atención, sí, a los ejemplos más destacados y conocidos de la literatura para la formación- e l Mozart del noveno divertimento, el Danzi del número 1 de su opus 56 y el Hindemith del número 2 de la 24 suya- pero, junto a ellos, otros dos compositores nuestros poco o nada revisados: Francisco Calés Otero y Gerardo Gombau, representados respectivamente por las Tres piezas para quinteto de viento y las excelentes y concisas Texturas y estructuras tan en las antípodas estéticas un título de otro. La presencia del Quinteto Mediterráneo en el ciclo de los martes del Instituto délas Artes Escénicas y de la Música- ciclo, por cierto, plenamente consolidado en el favor de los aficionados a juzgar por la nueva magnífica entrada- se justificó, pues, sobradamente, tanto por su planificación previa como por los resultados ajecutores subsiguientes. ¿Todo perfecto? Creo que, a no tardar, podrán considerarse así las salidas del grupo. Por el momento, quizá pueda- y deba- señalarse una pequeña reserva de índole interpretativa y referente, en concreto, a la expresividad o, mejor dicho, a la falta de ella. Debida, por lo demás, a propósitos dignos, en principio, de todo aplauso: el de rehuir cualquier tipo de desquiciamiento que pueda derivarse de velocidades excesias y el de cuidar al máximo el empaste y la redondez sonora. Sólo que, como me parece que se llevan ambos un poco lejos, las versiones resultan escasamente contrastadas en tempi y en dinámicas y, en consecuencia, un punto planas y monocordes. Leopoldo HONTANON D Miguel Ángel Gómez Martínez, director titular de la Orquesta de RTVE, ha obtenido grandes éxitos en sus recientes conciertos suizos y uno especialísimo en las representaciones de una nueva producción de La Gioconda en el teatro Communale de Florencia. V La temporada de zarzuela, en el Monumental Madrid. Carlos Galindo Madrid no podía quedarse durante estas fiestas navideñas sin la acostumbrada temporada de zarzuela. Y mientras en el teatro de la Zarzuela continúan a ritmo acelerado las obras de remodelación de su escenario, lo que ha impedido llevar a cabo su acostumbrada temporada de género lírico, será el teatro Monumental quien se encargue de acojer, en estas fechas, la primera temporada oficial de zarzuela, en cooperación con el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música. La compañía lírica, que dirige Antonio Amengual, a la que han de incorporarse voces tan cotizadas como las de la soprano Josefina Meneses, el barítono Sergio de Salas, rescatado de la ópera para la zarzuela; Ricardo Jiménez, María Eugenia Corrochano, Carmen Plaza, Miguel de Alonso, Rubén Garcimartín y Luis Vilarejo, entre otros, pondrán en escena a lo largo de la proyectada temporada obras de gran arraigo popular entre las que figuran El barberillo de Lavapié de Barbieri; Luisa Fernanda de Moreno Torraba, y la ópera Marina de Arrieta. La escenografía ha sido encomendada al paisajista Carlos Vidaurre y la dirección musical a María Dolores Marco.