Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 11- 10- 86- TRIBUNA ABIERTA ABC, pág, 43 él no es muy entusiasta del prescriptivismo. No se conoce exactamente el alcance de la a p o r t a c i ó n de LORENZO S. F. R. al Esbozo de una Gramática de la lengua española (1973) que a los cuatro años había alcanzado ya cinco reimpresiones. Quienes intervinieron afirman que fue la más importante, aunque, naturalmente, anónima. Los que le tratamos sabemos que el evidente abandono que sufrió su obra firmada se debe en gran parte al entusiasmo con el que se entregó, ya en la Academia, a las tareas que le encomendó la Comisión de Gramática, autora oficial del Esbozo. Ahora bien, hay una circunstancia que normalmente se calificaría de desafortunada y que yo tengo por una de esas raras manifestaciones de la llamada justicia poética, y es que precisamente por no haberse concluido A guerra y la posguerra dejaron, como es sabido, muy mermada la Facultad, pero Salvador no volvió a frecuentar sus aulas. Como Rafael Lapesa, don Samuel Gili Gaya y otros profesores egregios tardaron años en purgar el pecado de atender puntualmente sus deberes profesionales en Madrid. Salvador, catedrático de Instituto, hubo de mantener durante muchos años un agotador forcejeo con la Administración, empeñada en no anunciar a concurso la cátedra vacante del Instituto madrileño que, en comisión de servicio y sin otro aspirante de más méritos, ocupaba. Allí volvimos a encontrarnos, ahora compañeros de claustro, en 1945, y tuve el privilegio de disfrutar de su amistad, su inmensa sabiduría, su sentido del humor, su risa espontánea y generosa, su ingenuidad casi infantil y su laboriosidad incansable que a veces acentuaba aún más su aspecto distraído. Traigo aquí esta faceta de su personalidad porque más de una vez, durante aquellas largas sesiones de calificación final salpicadas de datos irrelevantes para la nota de conjunto, se enfrascaba en la lectura del texto que encontraba más a mano- Boletín Oficial Física de 2. Matemáticas de 3. o Ciencias Naturales- y tomaba notas. En el amplísimo panorama que, para él, debía abarcar una cabal descripción de nuestra lengua no bastaba con papeletear lo más selecto de Ortega, Unamuno, Azorín, Baroja, etcétera, hasta llegar a El Jarama y Pedrito de Andía o Vargas Llosa, Aldecoa y J. Goytisolo, sin olvidar los que ya eran glorias consagradas en el período de más abundante colecta de ejemplos: Cela, F. Ayala, Delibes, Buero Vallejo, D Ors, Marañón, Laín, Marías, Celaya, Caro Baroja, etcétera. ¿Es así como se hace una gramática? preguntará el lector. Así habría que responderle, es como el investigador solitario, que no sabe aprovechar ni crear los cauces que aseguran el apoyo de proyectos colectivos a largo plazo, tiene que trabajar. Desde el pragmatismo hoy imperante, acaso parezcan descabellados tantos esfuerzos cuando se dispone de personal y técnicas eficaces para conseguir mejores resultados en menos tiempo. No seré yo quien lo discuta, pero desde ese mismo pragmatismo y tras varios lustros de programación institucional sostenida, cabe preguntarse si los logros destacados por el profesor Bosque han sido superados o igualados por alguno de los proyectos hoy en marcha a ambos lados del Atlántico y que, de hecho, L LA GRAMÁTICA ESPAÑOLA (y II) Por Emilio de Puerta de Hierro PISOS DE ALTO STANDING 214 y 262 m 2 CON AIRE ACONDICIONADO TENIS PISCINAS SAUNA- GIMNASIO JARDINES JUEGOS DE NIÑOS ETC. VISITE PISO PILOTO EN Gabriela Mistral, 4 JUNTO URBANIZACIÓN LOS ROBLES apuntan a otros objetivos muy interesantes, pues el propósito primordial de Salvador Fernández según Bosque, no era... construir una gramática de la lengua literaria, ni siquiera de la lengua escrita, sino más bien lograr una d e s c r i p c i ó n d e t a l l a d a del funcionamiento de las categorías gramaticales del idioma Este fragmento del prólogo, escrito para subrayar la importancia de la lengua hablada en el corpus, puede inducir a error, pues el porcentaje de usos hablados, aunque perceptible, es mínimo y estaría básicamente en contra del criterio personal del autor: documentar y respaldar cualquier afirmación de uso con ejemplos, acaso excesivos, y con cifras. Piénsese que para ¡lustrar la freen su momento La derivación cuencia relativa de decir frente a nominal, que iba a ser parte de estar diciendo en La colmena ha la Gramática académica, sabetabulado el libro entero y así demos hoy, gracias también al tesEmilio Lorenzo muestra que la del verbo simple timonio de Rafael Lapesa en el de la Real Academia es elevadísima: 203 veces frente prólogo de la obra, que el texto Española a dos. Quiérase o no, su obra ahora publicado aparece pon el está concebida desde él principio como gra- nombre del autor, porque éste, siempre eximática: Al año de 1934 se remontan mis pri- gente consigo mismo, no lo entregó a la Comeros trabajos y exploraciones para... una misión. El mismo prólogo destaca que sin Gramática del español moderno dice en un definir el concepto de derivación y de los suesbozo de prólogo inédito que J. Polo sitúa fijos derivativos (aparte de las diferencias que hacia 1962- 63. No hay duda tampoco de que los separan de los morfemas flexivos) dé S. F. R. gran conocedor de lenguas clásicas hecho S. F. R. nos ofrece más de lo que proy modernas, estaba también al tanto de las mete: un inventario de 110 apartados donde aportaciones antiguas y recientes a la Gra- se estudian otros tantos tipos de sufijación mática, ya fueran las de tipo empírico del da- nominal, pero además se analizan el relieve nés Jespersen, ya de carácter teórico como acentual... organización silábica, la naturalelas de Bühler y el estructuralismo europeo o za gramatical de cada derivado y la de la norteamericano, sin olvidar la Glosemática ni base de derivación a Chomsky. Pero a pesar de todas estas lecturas, la Gramática de S. F. R. como el Esbozo de la Academia, en que tanto colaboró, Estas dos obras- y otras que seguiránes claramente una gramática descriptiva mo- son una deuda impagable de la cultura espaderna, con notable afinidad a la de Jesper- ñola a un gramático impar. Pero la gratitud sen, pero sin el acento claramente histórico debe extenderse a quienes han hecho poside esta. ble el aprovechamiento de materiales: la Real Academia, que autorizó la publicación del No quiere ser ésta una reseña de revista anejo; José Polo, compilador de la obra; Igespecializada. ABC sabe conmemorar en sus nacio Bosque, ordenador y anotador de estos páginas las glorias de los españoles ya con- dos trabajos y fiel intérprete de la concepción sagrados, pero siempre tiene un hueco para gramatical del autor; María Teresa Fernánlos que no conocieron el triunfo en su día ni dez, que durante meses les abrió las puertas aspiraron a él. Y este es el caso de S. F. R. de los archivos de su padre a los devotos quien, en notas reproducidas por J. Polo discípulos... como apéndice al volumen primero de esta segunda edición de su Gramática, registra su sorpresa ante el silencio que merecía su libro CHALETS DE LUJO EN POZUELO a los hispanohablantes americanos frente al amplio eco que tuvo entre los hispanistas europeos y norteamericanos. La referencia es importante, pues en ella trata de justificar tal 300 a 350 m. 2 construidos silencio por haber adoptado una actitud des Parcela independiente desde 500 m. 2 criptiva, y no normativa, frente a los fenóme Pareados dos a dos nos de la lengua de hoy. También recuerda en esas notas (p. 317- 8) que Ortega- téngaINFORMACIÓN EN OBRA se en cuenta que la primera edición la publi (Horario continuado de 11 a 7) Incluso Sábados y Domingos có Revista de Occidente- solía amonestarle GESTIONA PROMUEVE con las palabras No olvide usted la higiene del lenguaje Y nuestro gramático, incapaz de contradecir al filósofo precisamente cuando va a ingresar en la Academia, promete deORENSE, 9. 5. B. Tel. 254 98 31 fender la norma en su discurso. En el fondo BALCÓN DE BULARAS edursa A 3 PRO