Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de las artes ABC Dos aspectos del edificio de viviendas recientemente concluido, obra postuma del mundialmente famoso arquitecto Luis Gutiérrez Soto Arquitectura y urbanismo La obra postuma de Luís Gutiérrez Soto en Madrid E L arquitecto madrileño Luis Gutiérrez Soto (1900- 1977) fue uno de los profesionales más prestigiados durante su larga y fecunda actividad relacionada con la arquitectura, sobre todo con la de la construcción de viviendas, en la que llegó a ser especialista de los más renombrados. Ahora, en este verano que acaba, se ha concluido su obra postuma en Madrid: el edificio de viviendas situado en la manzana comprendida entre las calles de Potosí, Bolivia, Cochabamba y Víctor A. Belaúnde. Edificio interesante por el tratamiento de las fachadas en forma piramidal, que permite un mayor soleamiento e independencia con respecto a los vecinos de las plantas situadas más abajo. Y edificio de líneas originales por la disposición de sus volúmenes, los materiales de recubrimiento exterior (con b a l c o n e s a n t e p e c h o s- jardineras) y el diseño de sus viviendas, todas ellas distintas en cuanto a distribución y superficie. Esta obra postuma ha tenido una larga y azarosa gestación, ya que habiendo sido proyectada en 1972 fue varías veces paralizada por la burocracia municipal correspondiente, como lo demuestra que hasta dos años más tarde (1974) no se otorgó la primera licencia para construir. Hasta 1981 no se consiguió nueva licencia, con la cesión de extensa parte del solar con destino a jardines públicos (que aún no se han ultimado) Por todas estas interrupciones se comprende que la obra no se haya temrinado hasta 1986; obra fielmente llevada a cabo bajo la dirección del arquitecto José Luis Sanz Magallón, respetando escrupulosamente el proyecto del maestro y sin pretender enmendarle la plana cosa que suele ocurrir con frecuencia. Más de seiscientos proyectos pudo construir durante su laboriosa vida Luis Gutiérrez Soto: Uno de nuestros mejores arquitectos de fama mundial. Creo que ha sido el hombre que ha construido más de Europa, y todo lo hizo muy bien; además, de una manera personal. Ha sido el hombre que ha estado más horas sentado ante un tablero de dibujo en el mundo. Juicios éstos anteriores, de otro singular arquitecto, Fernando García Mercad a l q u e hace p o c o s meses falleció. Luis Gutiérrez Soto, Pichichi para sus íntimos, debió su apodo a los tiempos en que era futbolista en activo en los equipos del Athlétic de Bilbao y en el Real Madrid después, a cuyo primer equipo oficial perteneció. No le fue fácil a Gutiérrez Soto obtener el título de arquitecto por diversas causas, tan- to académicas como de dificultades económicas familiares, pero ya en el final de la década de los años veinte comienza a notarse su extensa labor: el cine Callao, las piscinas de La Isla sobre el Manzanares (desaparecidas) el bar Chicote, el cine Barceló, los numerosos edificios de viviendas por toda España, el Ministerio del Aire con la urbanización de la plaza de la Moncloa, el barrio del Gran San Blas, el palacio de Juan March en Palma de Mallorca, el bloque del cine Carlos III, la iglesia de los Carmelitas de la calle de Ayala, la sede de la Unión y el Fénix de la Castellana y un larguísimo, casi interminable etcétera. Pues con razón pudo decir el propio Gutiérrez Soto: Para saber mandar y dirigir más tarde, hay que aprender primero todo el complicado oficio del arquitecto, y éste no se aprende más que trabajando, trabajando y trabajando. Un trabajador nato e incansable que aportó soluciones personales muy válidas a la distribución de las viviendas y a la configuración de las fachadas, con los balconesterrazas. Y que como ha escrito su asiduo colaborador, el aparejador Pablo Alonso Gurumeta: Su deseo de superación y de hacer las cosas lo más perfectamente posible era constante. Su vocación y amor a la arquitectura constituía en él un postulado. Al dar noticia de la terminación de su obra postuma, sirvan también estas líneas de homenaje postumo a uno de los arquitectos más discutidos y más populares que ha tenido Madrid. Bloques piramidales de viviendas. A la derecha, su creador, Luis Gutiérrez Soto JUEVES 2- 10- 86 Juan RAMÍREZ DE LUCAS ABC 117