Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 2- 10- 86 NACIONAL ABC 25 El Reyseñala que el T. C. no es lugar para resolver todos los problemas políticos Solemne conmemoración del VI aniversario del Tribunal Constitucional Madrid. J. A. Gundín El Rey Don Juan Carlos recordó ayer, en la solemne conmemoración del VI aniversario del Tribunal Constitucional, que hay problemas políticos que sólo pueden y deben ser resueltos por la vía política. Al acto asistieron los presidentes del Gobierno, Congreso, Senado, Poder Judicial y de varías comunidades autónomas, así como los líderes de los partidos políticos, representantes del cuerpo diplomático, portavoces parlamentarios, ex magistrados del Constitucional y relevantes personalidades del mundo judicial. La de ayer fue la tercera ocasión en que los Reyes presidieron un acto del Tribunal Constitucional desde su creación, hace algo más de seis años. Tres momentos que han marcado la vida de esta alta institución democrática: la primera fue su propia constitución; la segunda, la reunión internacional de Tribunales Constitucionales, que sirvió para mostrar a las democracias occidentales el vigor de la española. Y la de ayer, que coincide con una nueva etapa en el Tribunal, orientada al reajuste de aquellos mecanismos que han chirriado a lo largo de su corta experiencia. Estos tres momentos del Tribunal estuvieron presentes en el discurso que pronunció el Rey. El Monarca puso de relieve cuánto debe nuestro sistema democrático a la labor del Tribunal Constitucional que es pieza de tal trascendencia en la arquitectura y en el funcionamiento del Estado, que a todos importa que continúe desempeñando las competencias que le atribuye la Constitución, como hasta ahora lo ha hecho, sin desfallecimientos propios ni involuntarios obstáculos ajenos Don Juan Carlos recordó un deseo del anterior presidente del Tribunal Constitucional, Manuel García Pelayo (formulado en la sesión constitutiva del Tribunal) para que se tenga conciencia de que hay problemas políticos que pueden resolverse satisfactoriamente por métodos jurisdiccionales, pero que hay otros que sólo pueden y deben ser resueltos por la vía política Consecuencia de este deseo es, señaló el Rey, la colaboración de todos los poderes públicos, y admite y aún necesita la crítica razonada de juristas, políticos y órganos formadores de la opinión pública; pero merece asimismo la comprensión general El Rey concluyó su discurso resaltando la independencia con que debe actuar el Tribunal y el buen criterio que debe inspirar a quienes a él acudan, y aludió a las dificultades de funcionamiento expuestas por el presidente del Tribunal diciendo que encontrar la mejor fórmula para resolverlas es algo que a todos incumbe Las dificultades en cuestión fueron expuestas por Tomás y Valiente a lo largo de su discurso. Según el presidente del Tribunal, a lo largo de estos seis años han ido aumentando Tomás y Valiente pide reformas que eviten el atasco del Tribunal el número de asuntos elevados al Tribunal, sobre todo en lo que se refiere a los recursos de amparo, cuestiones de inconstitucionalidad y conflictos de competencias. Las perspectivas apuntan a que lejos de disminuir, el número de asuntos irá en ascenso. En efecto, el Tribunal ha resuelto en estos seis años unos cuatro mil de los cinco mil asuntos presentados. Y si en el primer semestre de 1980 se presentaron 232, en los seis primeros meses de este año han sido ya 727. Paralelamente, el tiempo que necesita el Tribunal para resolver cada asunto es más dilatado. Para paliar el presumible desbordamiento del Tribunal, Tomás y Valiente propuso la conveniencia de que el legislador (Las Cortes) introduzca algunas modificaciones en la ley orgánica que regula el funcionamiento del Tribunal Constitucional. Así, sugirió la posibilidad de modificar la mecánica interna para agilizar la resolución de las cuestiones de inconstitucionalidad, tal vez dando más protagonismo a las Salas del Tribunal en descarga del Pleno. En lo referente a los recursos de amparo, Tomás y Valiente apeló al buen criterio de los recurrentes- teniendo en cuenta que el 72 por 100 de los presentados ni siquiera fueron admitidos a trámite- para no incurrir en abuso; de lo contrario, señaló el presidente, sería necesario arbitrar alguna medida legislativa. En cuanto a los conflictos entre Gobierno y comunidades autónomas, Tomás y Valiente pidió a las partes que valorasen si era mejor negociar o esperar varios años por una sentencia y sugirió la creación de una Comisión Mixta a la que fuera necesario acudir en trámite previo al del Tribunal. En resumen, Francisco Tomás y Valiente señaló que para agilizar los trabajos del Tribunal Constitucional era necesario tomar tres tipos de medidas: que el ciudadano y los poderes públicos acudan sólo al Tribunal tras haber agotado otras vías y nunca con ánimo temerario; que el Tribunal realice algún cambio de criterio para admitir diversos asuntos en base a su falta de competencia, y, por último, que el legislador decida algunos retoques de procedimiento para que no se entorpezca la labor del Tribunal. MAR 1 SQUERIA RESTAURANTE Reina Mercedes. 20- MADRID Teléfonos: 253 23 33 y 234 37 48 Su apartamento en Marbellá Si está pensando en tomarse un agradable descanso, disfrútelo en Marbellá y alquile un apartamento de lujo en Los Jardines del Mar. Tienen de todo para que Usted no se preocupe de nada: servicio diario de limpieza (excepto domingos) teléfono, aire acondicionado, cocina totalmente equipada, piscinas, jardines con juegos recreativos, acceso privado a la playa, cafetería, salón TV, parking, drugstore... y otros servicios de gran interés. APARTAMENTOS Múlsá Jardines da! Mar M Motetes Msliá Infórmese en cualquier Agencia de Viajes, o llamando al tfno. (952) 38 11 28