Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 2- 7- 86 NACIONAL ABC 19 1 Rey dijo en Irlanda que su visita abre una beneficiosa etapa de cooperación Fue investido doctor honoris causa por el Trinity College Dublín Su Majestad el Rey fue investido ayer doctor honoris causa en Derecho por el Trinity College, la más antigua Universidad irlandesa, fundada por Isabel I de Inglaterra para propagar el protestantismo, aunque hoy no existen diferencias religiosas entre los alumnos. Antes asistieron a un almuerzo ofrecido por el primer ministro, Garret Fitzgerald. El Rey expresó ayer su convencimiento de que la visita que, con la Reina, efectúa a Irlanda será punto de arranque para una nueva etapa de cooperación e intercambio, especialmente beneficiosa para nuestros países En un discurso pronunciado tras el almuerzo que ofreció a los Reyes el primer ministro de Irlanda, Garret Fitzgerald, Don Juan Carlos dijo que la adhesión española a la CEE supone el diseño de un nuevo marco para la potenciación de las ya excelentes relaciones entre nuestros dos países Expresó el Monarca la ilusión con la que España accede a la tarea de forjar una Europa mejor, más justa y más equilibrada empeño que constituye una necesidad para asegurar un futuro de prosperidad para todas las naciones Subrayó a continuación las afinidades entre los pueblos irlandés y español y el común empeño actual de modernizar sus sociedades y lograr un desarrollo armónico y pacífico de la comunidad internacional El primer ministro irlandés hizo un discurso lleno de referencias al cariño que ha unido siempre a los pueblos de Irlanda y España; país del que se manifestó apasionadamente interesado desde niño Elogió la figura deí Rey español, del que dijo que su ejemplo personal anima a las personas de cualquier lugar a creer en que las grandes reformas pueden realizarse y sostenerse por hombres y mujeres de buena voluntad sin recurso a la violencia o la revolución armoniosa de todos los hombres y todos los pueblos Previamente, el orator publicus elogió el sentido de la Justicia del Rey y el respeto a la voluntad de su pueblo recordó la jornada dramática del 23- F, y evocando las aficiones marinas de Don Juan Carlos, ensalzó su habilidad extraordinaria para dirigir la nave del Estado La segunda jornada de los Reyes comenzó con unas visitas culturales al valle del Boyne, en un día que amaneció insólitamente soleado para Dublín, en abierto contraste con la lluvia que acompañó ayer a Sus Majestades durante su primer día de estancia en Irlanda. En su viaje al valle del Boyne, lugar de gran interés histórico, los Reyes visitaron la abadía de Monasterboice, monasterio celta fundado en el siglo VI, A primeras horas de la tarde, los Reyes ofrecieron una recepción a la colonia española. La presencia de los Reyes en Dublín recibió una cariñosa acogida del Gobierno, la población y los medios irlandeses de comunicación. Como única excepción hay que citar la del Sinn Fein, partido del Movimiento Republicano Irlandés, que, en un comunicado de apoyo a ETA y a los independentistas vascos, ha anunciado que hoy depositará una corona de flores en el Jardín del Recuerdo, antes de la llegada de los Reyes, en memoria de todos los que lucharon y murieron en el combate por la autodeterminación del pueblo vasco y contra la ocupación de Euskadi por el Estado español Especiales relaciones históricas entre ambos países Las relaciones entre España e Irlanda, dos pueblos con una vieja tradición de amistad, pero con un bajo nivel de relaciones actuales según definió el ministro español de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, tuvieron a lo largo de la Historia una especial intensidad. Dos irlandeses, Ricardo Wall y Leopoldo O Donnell, éste nacido en Santa Cruz de Tenerife, llegaron a ser primeros ministros de España: y Joaquín Blake y Joyes, oriundo de Galway, teniente general del Ejército español, se distinguió durante la guerra de Independencia y llegó a presidir el Consejo de Regencia. Otro irlandés, Patricio Lawles, del condado de Kilkenny, fue embajador de España en Londres y París y gobernador de las islas Baleares. El general Arturo O Neill fue gobernador general del Yucatán, y recibió el título de marqués del Norte, otorgado por Carlos IV en 1805. Otros ilustres militares irlandeses, que sirvieron a las órdenes de la Corona de España, alcanzaron los más altos grados del Ejército español. El teniente general Daniel Mahony, procedente de Killamarmey, defendió el castillo de Santa Bárbara, de Alicante, con una guarnición de 300 hombres frente a un Ejército de 10.000 soldados y 35 barcos. El caso más significativo quizá sea el de Ricardo Wall, nacido en Bretaña en 1694 después de que sus padres debieran emigrar de Irlanda tras el Tratado de Limerick en 1694. Ricardo Wall llegó a España siendo muy joven y su carrera, que se inició como capitán de dragones, le llevo a ser secretario de la primera Embajada de España en Rusia, embajador de España en Genova y, posteriormente, embajador en Londres. Fue primer ministro de España durante nueve años y fue reconfirmado en el cargo por Carlos III, hasta que se retiró en 1773 por razones de salud. Pero fue el hecho religioso y las persecuciones que sufrieron los católicos irlandeses por parte de la Inglaterra reformista lo que intensificó las relaciones entre España e Irlanda. Felipe II fundó en 1592 el colegio de los Irlandeses en Salamanca, al que siguieron otras instituciones similares en Lisboa, Santiago, Sevilla, Madrid y Alcalá de Henares. Mientras tanto, muchos irlandeses se habían enrolado en la Armada Invencible y sufrieron los avatares de la misma, en 1593, el príncipe de Donegal, Hugh O Donnell pidió ayuda militar a Felipe II, prometiendo que los irlandeses jurarían lealtad al Rey de España si se libraban de la opresión de los ingleses. La derrota irlandesa motivó una gran emigración hacia España, hasta el punto de que Felipe III tuvo que nombrar a un miembro de su gabinete, el conde de Puñonrostro, protector de los irlandeses en 1604. Estos vínculos, así como la decisiva presencia de irlandeses en la vida política y militar española, fue decayendo, pese al apoyo prestado por España a la causa de la independencia irlandesa. Pero subsistieron los lazos afectivos, que se evidenciaron de nuevo con el nombramiento de Eamon de Valera, hijo de español, al frente de la presidencia de la República de Irlanda. 8O UTIQUE Investidura El acto de investiduara de Don Juan Carlos como doctor honoris causa en Derecho del Trinity College se celebró en la Examinatios Hall que conserva una preciosa colección de libros, entre los que sobresale el Book os Kells un códice miniado del siglo IX. El Rey, revestido de toga y birrete, pronunció un breve discurso en latín e inglés, en el que afirmó que la distinción honra en mi persona a toda la nación española Destacó la labor de la vieja Universidad irlandesa como foco generador y difusor de nuestra cultura, basada en la defensa y promoción de los derechos inalienables de la persona y en el desarrollo de las facultades del espíritu Por último, expresó su satisfacción por el doctorado, cuya esencia es la ley como regla suprema de superación de tensiones y contradicciones y base fundamental para la convivencia justa y PRET- Á- PORTER DE LUJO REBAJAS HASTA EL 50 DOCTOR FLEMING. 11 1 MnDln DOCTOR FLEMING, 40 MADRID- ABIERTO SÁBADOS TARDE- J