Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C MADRID SÁBADO 3- 5- 86 Moraleja de Enmedio no accede a cambiar terrenos con Arroyomolinos Madrid. Isabel Morttejano El Ayuntamiento que presido acordó no acceder a la permuta de terrenos que se solicitaba entre este término municipal y el de Arroyomolinos, porque así lo había decidido el pueblo. En ese intercambio no se obtenía beneficio alguno para Moraleja de Enmedio. Si hubiésemos considerado que había algún tipo de ventajas, ya que son también de cultivos de secano como los nuestros, (os hubiésemos aceptado dijo a ABC Ángel Díaz Montes. El alcalde de Moraleja de Enmedio afirma que Arroyomoiinos quería agregar a su término unas 300 hectáreas de terreno que, en forma de cuña, se adentran en el municipio citado y en el de Batres, dando en permuta otra cantidad igual o aproximada, que corresponde a las compensaciones por la finca de ios herederos del anterior jefe del Estado, Francisco Franco. Son tierras de cultivo y una parte de monte bajo. Hay cereales y algunas manchas de pinos. La verdad es que no hay ventajas ni desventajas, pero nos parece una permuta inútil. En principio, Arroyomolinos sólo pedía la agregación de esa cuña a su término municipal, sin ofrecer nada a cambio. Luego se habló de la permuta. Se hizo una asamblea de vecinos y se decidió que no. Así lo decidiremos con el Pleno. Moraleja de Enmedio es un pueblo con mil ciento sesenta y ocho habitantes en el último padrón. Viven de la agricultura y la ganadería, así como de los servicios. Ángel Díaz Montes, alcalde por el PSOE, opina que lo mejor que tienen, todavía, es que no han dejado de ser pueblo y que, por su proximidad a Fuenlabrada, tienen las ventajas de una ciudad grande y una población pequeña al mismo tiempo. Además, Madrid no nos queda lejos si necesitamos en un momento determinado ir allí. ¿Obtienen ustedes ayuda de la Comunidad autónoma? -Todos los años planteamos nuestras necesidades por orden de prioridades o urgencias. Nos atienden bien, aunque ya sabe usted, los alcaldes por pedir, que no quede. Ei Ayuntamiento de Moraleja tiene prácticamente cumplido su programa; sólo nos queda por hacer un vaso de piscina, porque la que tenemos es de las llamadas olímpica y no resulta la más idónea para todos los bañistas. Tenemos solicitado hace dos años una piscina de las llamadas de chapoteo para que los que no sepan nadar puedan bañarse. ¿Es una población estable? -No, porque en verano se duplica, ya que hay muchas personas que vienen a pasar aquí las vacaciones, y otros que son hijos del pueblo y por fortuna no se olvidan de él. La verdad es que Moraleja es un lugar muy majo, que a mí me gustaría conociese todo el mundo. Las fiestas en honor del Santísimo Cristo de la Salud han alcanzado gran fama por los alrededores. No es que sean más o menos que las de otros lugares, pero ¡es que son fiestas de pueblo y eso es importante porque en las poblaciones grandes se han perdido. Aquí, además, hay calidad de vida. Ya digo que yo no cambio este pueblo por el mejor del mundo. La Guardia Civil y la Policía Municipal, protagonistas de la gran retreta militar Numerosos vivas a la Benemérita por parte de los espectadores Madrid. Virginia Rodenas Eran las nueve de la noche cuando una orden de mando obligaba a las unidades de la Guardia Civil y de la Policía Municipal que desenvainaran los sables. Toque de atención. Uno de los espectáculos más vistosos preparados para esta jornada del Dos de Mayo estaba a punto de comenzar. La escuadra de la Policía Municipal a caballo, con los penachos de los tocados del color de la Villa, interpretaron el pasodoble de Caballería. En la calle Bailen, junto al Patio de la Armería del Palacio Real, comenzaba la retreta que terminaría hora y media más tarde en la Plaza Mayor, frente a la casa de la Panadería. Después de interpretar el pasodoble, la banda de trompetas y tambores del Regimiento de Caballería Húsares de Pavía hizo resonar España cañí j y El sitio de Zaragoza pieza que fue recibida por los, aplausos del público que se congregó en la Plaza de Oriente para presenciar el desfile. Al final, la retreta de maestro Burón, que tocó la 109 Comandancia Móvil de la Guardia Civil, dio paso a la salida del cortejo. La comitiva estuvo formada por las siguientes unidades, todas ellas con sus trajes de gala: La escuadra de batidores a caballo de la Policía Municipal, la banda de trompetas a caballo de la Guardia Civil, con antorchas que fueron encendidas a mitad del recorrido, la escuadra de gastadores del colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil, Duque de Ahumada los flanqueadores del mismo cuerpo, también portando antorchas encendidas; la escuadra de batidores del Regimiento de Caballería de Húsares de Pavía; la banda de tambores y trompetas del mismo regimiento; los flanqueadores de fusileros del Regimiento de Infantería de España; la escuadra de gastadores y tambores del mismo regimiento, creado en 1783, y la compañía de granaderos del Regimiento de Infantería del Rey, instituido en la misma fecha. Los caballos, de pura raza española, avanzaron dejando atrás la verja del Patio de la Armería de Palacio. Ya frente a la Capitanía General de Madrid, situada en la calle Mayor, se realizó una parada para efectuar un nuevo toque de retreta ante el capitán general Gustavo Urrutia, que se encontraba en compañía de otros altos mandos militares. Tras solicitar el permiso de las autoridades se procedió a interpretar Soldadito español entre los aplausos y los gritos de acogida de los espectadores que se encontraban detras de la barrera de protección que habían establecido miembros de la Policía municipal y de Protección Civil. Después del Punto de marcha de Caballería que hizo sonar el regimiento de trompetas de la Guardia Civil a caballo, Banderita de Las Corsarias dio paso al toque que representa el final de la jomada, el anuncio de los servicios para el día siguiente, el menú del día próximo, la retirada en los cuarteles después de la cena. Una vez concedido el permiso por el capitán general para retirarse y así proseguir la marcha, la comitiva desfiló hasta la Plaza de la Villa, en donde el alcalde Juan Barranco y esposa, y el primer teniende alcalde Emilio García Horcajo, presenciaron, desde el balcón del Ayuntamiento, el tercer toque. Junto a la (Jasa Consistorial las distintas unidades interpretaron Los nardos y La calesera el Vals de la Caballería y la Retreta de los Cuerpos Montados Llegado este punto, el público prorrumpió en numerosos vivas a la Guardia Civil, gritos de adhesión que se sumaron a lo largo del recorrido. En la Plaza Mayor, desde el balcón principal de la Casa de la Panadería, el presidente de la Comunidad, Joaquín Leguina; el segundo jefe del Estado Mayor del Ejército, general de División Santos Bobo; el general inspector de la Policía Nacional, Alcalá Galiano; el alcalde Juan Barranco, que había acompañado al cortejo hasta este lugar, y algunos concejales de la Corporación, presenciaron el fin del desfile que concluyó con el pasodoble Suspiros de España un fragmento de la zarzuela Agua, azucarillos y aguardiente y el primer toque de retreta de Burón. Leguina ofreció una recepción en el Día de la Comunidad Madrid. V. R. El presidente autonómico, Joaquín Leguina, ofreció ayer una recepción en los jardines del Canal de Isabel II con motivo del Día de la Comunidad. Asistieron, entre otras personas, tos ministros del Interior, José Barrionuevo, y de Cultura, Javier Solana; el presidente del Senado, José Federico de Carvajal; el ex vicepresidente del Gobierno, teniente general Gutiérrez Mellado; la diputada Carmen García Bloise; el senador José Prat; el vicepresidente de AP, Fernando Suárez; la mayoría del Cuerpo Diplomático acreditado en Madrid; el Defensor del Pueblo, Joaquín RuizGiménez; el magistrado del Tribunal Supremo, José María Alvarez de Miranda; los presidentes de las Comunidades de CastillaLa Mancha, José Bono, y de Castilla y León, Demetrio Madrid; el gobernador militar de Madrid, Ángel Guerra Gallego; el delegado del Gobierno en la Comunidad, José María Rodríguez Colorado; altos cargos de la Comunidad autónoma; el presidente de la Asamblea autonómica, Ramón Espinar, acompañado de gran número de diputados, entre los que se contaba el jefe de la oposición, José López López; el alcalde, Juan Barranco, acompañado de gran parte de los concejales y altos cargos de la Corporación y numerosos alcaldes de ciudades y pueblos de la región; el presidente de Unión Sindical Obrera, Manuel Zaguirre; el coronel jefe del Tercio de la Guardia Civil, coronel Catalán; el presidente de Unión Sindical Obrera, Manuel Zaguirre; el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, la actriz María Asquerino, el director de cine Pedro Almodóvar y la abogada Cristina Almeida.