Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 3- 5- 86- MADRID -ABC, pág. 27 Homenaje a los héroes del Dos de Mayo en el cementerio de Moncloa Madrid. A. del P. El presidente de la Comunidad autónoma, Joaquín Leguina, comenzó ayer los actos oficiales del Día de la Comunidad con un homenaje a los héroes del Dos de Mayo en el cementerio de la Moncloa. Leguina estaba acompañado de Agapito Ramos, César Cimadevilla, el diputado del Grupo Popular en la Asamblea, José López López, y el concejal presidente de la Junta Municipal de Moncloa. También asistió el presidente de la Asociación Filantrópica de Milicianos Nacionales. Tras visitar la cripta en la que se encuentran enterrados los restos de los héroes del Dos de Mayo, Leguina subió al pequeño jardín de entrada al cementerio y encendió una llama simbólica en el monumento conmemorativo a los patriotas de la Guerra de la Independencia. El presidente de la Comunidad autónoma exaltó la lucha por la libertad de estos hombres y destacó el hecho histórico ocurrido el 2 de mayo, en donde el pueblo de Madrid se revolvió en busca de la modernidad de España Leguina añadió que esta lucha era un ejemplo de lo que es capaz de hacer un pueblo en su lucha por la libertad y que abrió una esperanza para el futuro, que es la que hay que se. gutr manteniendo Mucho público en el desfile de carrozas de la Comunidad Todas ellas representaban motivos madrileños Madrid. Angeles del Pozo El desfile de carrozas constituyó el festejo más llamativo dentro de los actos programados para el Dos de Mayo. Los carruajes comenzaron su recorrido desde la glorieta de Bilbao y, en medio de la expectación de cientos de madrileños, finalizaron en la Cibeles. Esta exhibición simbólica de carrozas reflejaba varios pasajes de la historia de nuestra ciudad. El desfile estaba encabezado por un coche de Policía Municipal, motoristas y una banda de música que abrían paso a los carruajes. En primer lugar, una alegoría en honor del Rey Felipe II, que eligió a Madrid como capital de España. A lo largo del recorrido se había formado un pasillo y a ambos lados del mismo miles de personas contemplaban el espectáculo. El tiempo primaveral contribuyó a crear un mejor ambiente festivo. En la plaza de Colón, un enorme globo coronaba la fuente y a su alrededor en las tribunas el público se agolpaba para no perderse el paso de ninguna de las muestras de la comitiva. Otra de las carrozas que más despertó la expectación de los asistentes fue la dedicada al teatro del Siglo de Oro. El motivo de la misma era la puesta en escena de un espectáculo característico de los que se celebraban en los populares corrales de La Cruz y El Príncipe. A continuación, la más madrileña: la de la Cibeles, para hacer honor a las grandes reformas del Madrid de Carlos III. Esta original Cibeles tenía una no menos peculiar agua: cintas plateadas y movidas por un sistema de ventilación se agitaban imitando el agua que arroja el carro de la diosa de la Tierra. Este carruaje estaba precedido por otro en homenaje al comportamiento heroico de Daoiz y Velarde, los héroes del 2 mayo. El motivo principal era una reproducción casi perfecta del monumento que se encuentra situado en la plaza del Dos de Mayo. Los dos héroes deja Guerra de la Independencia, recubiertos totalmente de pintura blanca, parecían estatuas de piedra sacadas del monumento original. El tren de la Fresa fue otro de los carruajes. Históricamente realizó el recorrido Madrid- Aranjuez y en él viajaron los Reyes, la Corte y el Gobierno. El motivo de esta carroza era reproducir lo más fielmente posible este acontecimiento. Sus pasajeros, ataviados con trajes de la época, parecían salidos de un museo. Calor vecinal en el acto cívico- militar del Dos de Mayo Madrid. A. de P. A las once de ia mañana de ayer, con gran calor vecinal, se celebró en la plaza del Dos de Mayo, prácticamente llena, un acto cívico- militar organizado por la Comunidad, la Capitanía General y el Ayuntamiento. Al acto asistió Joaquín Leguina, el gobernador militar, Ángel Guerra Gallego; Miguel Lara, concejal presidente de ia Junta Municipal de Centro; el delegado regional del Gobierno, José ¡Varía Rodríguez Colorado; el presidente del Senado, José Federico de Carvajal, y el primer teniente de alcalde, Emilio García Horcajo. El alcalde, Juan Barranco, no asistió al acto. Actuó la banda de la división acorazada Brúñete, una batería del Parque de Artillería de la Comunidad autónoma, dos compañías de la Policía ffecional y una compañía de guardias jóvenes del colegio Duque de Ahumada, de Valdemoro. Tras izarse ia bandera española, Joaquín Leguina pronunció unas palabras en las que recordó el hecho histórico acaecido hace ciento setenta y ocho años. Por ello- continuó el presidente de la Comunidad autónoma- se despertó un lunes de la primavera de 1808 consciente de que su libertad se encontraba en peligro. Leguina recordó un viejo proverbio: Al que recuerde lo viejo, que le saquen un ojo; pero al que olvide, que le saquen los dos. Por ello es un honor recordar a Daoiz, Velarde y Manuel Malasaña. A continuación se colocó una corona de laurel en el monumento del arco de Monteleón, a los pies de la estatua de Daoiz y Velarde. La corona fue impuesta por Leguina, Horcajo y el gobernador militar. Tras acabar e ¡acto, algunos vecinos relataron a ABC los incidentes acaecidos en ia madrugada del viernes en la plaza del Dos de Mayo. Según afirmaron, varios jóvenes tiraron el mástil de la bandera nacional y lo arrojaron entre el arco de Monteleón. Posteriormente encendieron una hoguera y uno de ellos arrojó sus pantalones a la misma. A tenor de manifestaciones de los vecinos, los jóvenes impidieron la actuación de la Policía Municipal y de los bomberos, si bien, finalmente, tres de los que protagonizaron los incidentes fueron detenidos. Medallas de oro para los presidentes de las Comunidades castellanas Madrid. A. del P. Dentro de los actos programados por el Dos de mayo, Joaquín Leguina impuso la medalla de la Comunidad en su categoría de oro a los presidentes de las Comunidades de Castilla- La Mancha, José Bono Martínez, y Castilla y León, Demetrio Madrid López. Al acto, que se celebró en la sede oficial de la Comunidad, en la Puerta del Sol, asistieron el presidente del Senado, José Federico de Carvajal; el presidente de la Asamblea Autonómica, Ramón Espinar, y el gobernador civil, José María Rodríguez Colorado. En su intervención, Joaquín Leguina anunció la firma de un protocolo entre la Comunidad de Madrid y las de Castilla- La Mancha y Castilla y León, que calificó de gran contenido político y cultural BARRANCO EN EL BARRIO DE MiUMilLAS Parece insólito que el alcalde de una ciudad pronuncie un pregón en ios festejos de una barriada, atacando a los vecinos y residentes en la zona. Pues bien, esto es lo que ha hecho don Juan Barranco. El pregón estaba anunciado para las nueve de la noche. El alcalde llegó a la plaza del Dos de Mayo a las once menos cuarto sin pedir una sola disculpa. Luego se dirigió a los jóvenes que había en la plaza afirmando que los intolerantes les quieren arrojar del barrio de Malasaña y pretenden cambiarle su nombre El alcaide olvida que el barrio se llamó siempre de Maraviiias, hasta que un plan parcial de reforma, realizado por un Ayuntamiento del régimen anterior, se tituló Plan Maiasaña Frente a ese proyecto nació una asociación de vecinos de extrema izquierda (del Partido del Trabajo) que nunca tuvo gran implantación en el barrio. Nadie quiere arrojar a nadie del barrio. Lo que piden los vecinos es que se cierren ios bares que no cumplen con las ordenanzas de seguridad y de ruidos aprobadas por el Ayuntamiento que preside el señor Barranco, que se evite la venta de drogas y que se controle la inseguridad ciudadana en las calles. En vista de ello el señor Barranco se decide a pronunciar una catilinaria contra ellos en su propio barrio, mientras ignora todo to que significa incumplimiento de las ordenanzas municipales, tráfico de estupefacientes o inseguridad ciudadana.