Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 15- 3- 86- OPINION -ABC, póg. 15 EL DILEMA FRANCÉS A duda sobre quién gan a r á l a s elecciones francesas de mañana no existe. Sin necesidad de enc u e s t a s todo el mundo prevé una abultada derrota del Partido Socialista. Lo que se duda y discute es si esa derrota será muy sonada o sólo relativamente abultada. La mayoría socialista es ya un cadáver, bien que insepulto. La discusión gira en torno al extremo de si se le inhumará a profundidad de dos metros, o a otra de quince o dieciséis. Y es al hilo de esa plémica precisamente cuando se acaba de plantear la posibilidad de que el presidente Mitterrand eche la toalla y renuncie a la cohabitación. La hipótesis de la renuncia ha sido filtrada por los consejeros del presidente y valorada de diversa manera en los medios de la oposición centro- derechista. Posiblemente estén en lo cierto quienes estiman que esta filtración no deja de ser otra cosa que una maniobra del habilísimo Mitterrand. Una maniobra destinada a crear en el elector la duda de si realmente conviene a Francia un giro político demasiado brusco: el que resultaría de una nueva mayoría tan vigorosamente definida que en términos prácticos y fácticos habría de eclipsar el derecho que M i t t e r r a n d tiene a permanecer en la jefatura del Estado hasta el momento en que, dentro de dos años, concluya su mandato. La finta de Mitterrand al apuntar su posible retirada tendría por objeto el crear en el electorado, a última hora, una necesidad y una demanda de moderación esto es, la conveniencia de que la nueva mayoría no sea exclusivamente numerosa para que no pierda demasiado tono el equilibrio institucional de la V República. Desde una premisa así la cohabitación sería definitivamente inviable si la mayoría política parlamentaria definía prácticamente, por su misma proporción, la caducidad de los títulos en cuya virtud permanecía Mitterrand en la presidencia de la República. En todo caso, la permanencia del presidente socialista en el Elíseo ralentizaría, frenaría y obstaculizaría la ejecución de lo más sustantivo del programa centro- derechista, especial- EL ESPAÑOL FUERA DE ESPAÑA A enseñanza del español en el extranjero es una de las fallas graves de la política educativa y cultural de la actual Administración. Heredada ciertamente de Gobiernos anteriores, no puede decirse que el señor Maravall y su equipo hayan dado pasos firmes para su tratamiento correcto. Nuestro idioma sigue careciendo en el extranjero de las plataformas educativas adecuadas. De hecho, el número de alumnos que los cursan. en Europa es muy inferior al que le depara teóricamente su condición de segunda lengua occidental. En la enseñanza inedia inglesa estudian francés el 68,7 por 100 de los alumnos, el 21,8 alemán y tan sólo el 5,5 por 100 el español. Se trata de un hecho anómalo cuyas causas deben buscarse en la desastrosa situación de los Institutos de España en Europa, convertidos en la mayoría de los casos en simples centros que atienden las necesidades de los hijos de los emigrados, con dotaciones personales y técnicas muy deficientes. Hace unos años los periódicos (no el Ministerio, claro) informaban del estado ruinoso de una de las sedes del Instituto de España en París. Nuestros institutos, además, carecen de competencias para extender títulos académicos a sus alumnos no reglados que en Gran Bretaña concretamente deben alcanzar en otros centros, y su actividad cultural es más que menguada. La Administración debería corregir decididamente esta situación: hay dinero para L mente la reprivatización de las empresas que estatizó la izquierda del PS en su primer año de gobierno. Puede significar esto que aunque en lo formal sea admisible la hipótesis de la cohabitación, en la práctica de la legitimidad democrática y del imperio de la mayoría, esa compartida ostentación del poder del Estado entre el Elíseo y Matignon resultara éticamente incompatible, porque colisionarían dos tiempos contrapuestos de la voluntad popular: el que llevó a Mitterrand hasta la jefatura del Estado y el que ha constituido a la nueva, diferente y antagónica mayoría. Si Mitterrand decidiera continuar hasta agotar su s e p t e n a t o y el c e n t r o derecha vencedor de las elecciones de mañana optara desde el énfasis de su abrumadora y hegemónica mayoría por la inmediata reprivatización de lo estatizado, se abriría una crisis institucional al colisionar el presidencialismo, que la V República establece, con el principio de la voluntad popular, que la misma Constitución, naturalmente, no deja de reconocer. Con la V República se estableció un sistema destinado a equipar suficientemente el ejercicio ejecutivo del poder dimanado de la voluntad popular. La fórmula presuponía, implícitamente, el principio de homogeneidad y coherencia entre la jefatura del Estado y la mayoría parlamentaria. Ir contra esa fórmula para retrasar las reprivatizaciones sería tanto como hacerlo contra el espíritu de la V República. L ello; lo que hace falta es saberlo administrar. No falta personal adecuado: el Ministerio de Educación, poblado de asesores y de innecesarias comisiones de servicio, difícilmente puede apelar a escasez de personal ni a limitaciones presupuestarias. Estamos en realidad ante un hecho de trascendencia indudable que debe enfocarse desde una política de Estado: urge crear una organización equivalente al B r i t i s h Council o a la Alliance Francaise, que tan rentables han sido y siguen siendo para británicos y franceses. Esta organización ha de integrar a la red de centros, que deben ser nuestra punta de lanza- educativa, cultural- en Europa y en el resto del mundo. Esta sí que sería una movida digna de todos los aplausos y un tanto decisivo que se apuntaría la Administración que lograra hacerlo. Mientras no se lleve a efecto de poco o de nada servirán esas incursiones- -Exposición de Nueva York del 64, Europalia en el 85- -con que nos a s o m a m o s al mundo no sin cierto aire de tipical spanish Cuando se piensa en la política de defensa de la lengua francesa de la que ha sido muestra reciente la magna conferencia de ministros de países francófonos que acaba de celebrarse en París y se mira nuestra desolada realidad, la verdad es que no hay demasiados argumentos para el o p t i m i s m o N u e s t r o idioma y nuestra cultura se merecen un destino mejor. Cuando se preparan las conmemoraciones del V Centenario, resulta sorprendente la insensibilidad que en las instancias oficiales se tiene para las grandes cuestiones que afectan al castellano. Los franceses piensan ya en el siglo XXI y nosotros, titulares de la segunda lengua del mundo, nos dedicamos a verlas venir. Sobre el Ministerio de Educación pesa, por de pronto, una responsabilidad gravísima, que está en sus manos afrontar y resolver dignamente. Insistimos: hay medios intelectuales y materiales para abordar inteligentemente el problema, aunque no sabemos si el irredento jacobinismo del señor ministro del ramo será capaz de i n c l u i r en s u agenda de trabajo tan imprescindible tarea. Presidente- Editor GUILLERMO LUCA OE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos Darío Valcárcel, Ignacio Ramos Manuel Adno, Rafael de Gongora ABC Subdirectores Jefas de Redacción: J Amado (Documentación y Archivo) J F Oorrego (Internacional) A A González (Mañana) J Javatoyes (Opinión) L López Nicolás (Repórtales) C Mantona (Nacional) J amo (Edición) L I Parada (Economía) L Prados de la Plaza (Tarde) J M SantiagoCasteto (Colaboracion) J Víla (Noche) Secciones: J Rubio (Arte) A Garrido y J Espejo (Confección) F L AgurJin (Cultura) J C Diez (Deportes) C Prat (Dominical) A Yáñez (Edición Aérea) R Gutiérrez (Educación) J I García Garzón (Espectáculos) J Pato (Gráfica) M A Flores (Huecograbado) F Rubio (Ilustración) C Navascués (Madnd) E de Diego (Política) J L Martin Descalzo (Religión) B Berasátegui (Sábado Cultural) M Hermida (Sociedad) R Domínguez (Sucesos) V Zabala (Toros) R Muñoz Lorente (Vida Social) Director General d e Prensa Española, S A JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S Barreno Personal: C Conde Financiero: I Laguna P. Oatos: V Peña R. Externas: J Saiz. Comercial: E Gil- Casares Publicidad: L Escolar Blstrlbución: J A G a ValenzueJa Teléfonos. Centralita (todos los servicios) -435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex. 27682 ABCMD 6. Publicidad. 43518 90 Suscripciones. 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A. p