Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ABC VIERNES 7- 2- 86 Asesinato del duque de Veragua Sólo quiero vhk con alegría, como marino y como militar Poseía condecoraciones de casi toda Iberoamérica Madrid. S. N. El vicealmirante Cristóbal Colón de Carvajal Maroto Hurtado de Mendoza y Pérez del Pulgar nació en Madrid el 29 de enero de 1925, estaba casado con Anunciada de Gorosábel y Ramírez de Haro y tenía seis hijos. Perteneciente a una familia de marinos, dedicó toda su vida a la Armada, en la que liego a ser comandante del buque escuela Juan Sebastián Elcano Descendiente directo de ¡descubridor da América, poseía numerosos títulos, entre los que desiaca e! de duque de Veragua, y era tres veces grande de España. Cristóbal Colón de Carvajal era el XVII duque de Veragua, XV duque de la Vega, XVIII almirante y adelantado mayor de las Indias, XIX marqués de Aguilafuerte y marqués de Jamaica. Era e! quinto marino español que llevaba el nombre del descubridor. El título de duque de Veragua fue concedido en 1537 por el Emperador Carlos I a don Luis Colón, nisto del almirante Cristóbal Colón, descubridor de América. En el escudo de armas figura el lema de la familia: A Castilla y a León, Nuevo Mundo dio Colón Cristóbal Colón El vicealmirante ase sinado pasó su infancia en el castillo que su familia posee en Higueras, Toledo. Cursó el bachillerato en San Sebastián, durante la guerra civil, y lo finalizó en el colegio de El Pilar, de los marianistas, en Madrid. Cristóbal Colón de Carvajal estaba en posesión de numerosas condecoraciones españolas y extranjeras. Entre las primeras destacan la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica, la cruz al mérito Naval de primera clase con distintivo blanco y la medalla de plata de Salvamento de Náufragos. Tenía además la gran cruz de! a Orden de Cristóbal Colón, de la República Dominicana; gran oficial de la Orden del Mérito Nava! de ia República de los Estados Unidos del Brasil; gran cruz de Vasco Núñez de Balboa, de Panamá; gran oficial de la cruz peruana al Mérito Naval, y gran cruz de mérito de la República del Paraguay. El duque de Veragua se sintió siempre atraído por la historia de su familia y especialmente por la del Descubridor. Sentía Ja fecha del 12 de octubre como una efeméride casi personal y empleó gran parte de su tiempo libre en ordenar documentos que recuperó y clasificó en fichas que se cuentan por decenas de miles, para escribir un libro sobre el origen de Colón. Guardaba cuidadosamente, en una cámara metálica que se hizo construir en una de las Padre de seis hijos Acababa de cumplir sesenta y un años de habitaciones de su casa, el archivo de Veraedad. Estaba casado con doña Anunciada de gua, en el que entre otros documentos se enGorosábel y tenía seis hijos: Cristóbal, mar- cuentra el del título de almirante virrey y goqués de Jamaica y que le sucede en el du- bernador de las Indias a don Cristóbal Colón, cado de Veragua; Diego, también marino; Al- fechado en Granada en 1492 y con las firmas fonso, arquitecto; Ignacio, Jaime y María de autógrafas de los Reyes Católicos. la Anunciada. Ingresó como aspirante en la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra) en 1943. Dos años después fue nombrado guardiamarina y realizó su primera singladura, en práctirestaurante cas, a bordo del Juan Sebastián Elcano con el que dio su primera vuelta al mundo. A lo largo de su carrera militar estuvo al mando de varios buques de la Armada. Fue comandante del patrullero V- 18 del patrullero RR- 20 del guardacostas Pegaso del patrullero de altura J. Quiroga del desEspecialidades en: tructor Almirante Valdés y, finalmente, en Platos vascos 1981, tras su ascenso a capitán de navio, fue Chef: Joseba Gon- sehategui nombrado comandante del Juan Sebastián Las me ¡ores carnes asadas a las brasas Elcano en el que permaneció hasta el año Andrés Vatenzueia siguiente. Primer maestro asador de la Estancia Era especialista en armas submarinas y acde Buenos Aires tualmente estaba destinado en el Instituto de REPOSTERÍA PROPIA Historia y Cultura Naval de la Armada, del Le esperamos en: Calle Francisco Gervás, 1.2 y 14 que era subdirector, encargado de la organi ¡Entre las calles Orense y Capitán Haya) zación de los actos navales para la conmeReserva a los moración del V Centenario del DescubriTels. 270 71 71- 270 76 06- 270 77 03 miento de América. Una grave enfermedad Contamos con excelentes comedopulmonar le apartaba con frecuencia de su res privados puesto de trabajo. Había ascendido a conServicio de aparcacoches Cerramos domingos traalmirante en 1983 y a vicealmirante en 1984. Madrid Cristóbal Colón de Carvajal, XVII sucesor del descubridor de América, sólo quería para su epitafio, según declaró en 1976: Aquí yace un marino. El descendiente más directo de Colón pasó ia mayor parte de su vida en el mar. pero la primera vez que pisó tierra americana lo hizo bajando de un avión y dijo: Lo que hubiera dado Colón por llegar en avión. Defendía que América debería de haberse llamado Colombia o Castilla ia Nueva y no ocultaba su desagrado por la cantidad de teorías sin fundamento que se escriben sobre su ilustre antepasado. El duque de Veragua, almirante por derecho propio, considerado hombre de gran simpatía, era poco aficionado a la vida social, se sentía prisionero en los salones y prefería la libertad y los espacios abiertos. Muchas veces dijo que su vida era ¡a mar. Anécdotas Una de sus anécdotas preferidas era la de contar que siempre las entrevistas que le hacían comenzaban con la misma pregunta: ¿Cómo se siente usted al llamarse Cristóbal Colón? El almirante reconocía que el llamarse Cristóbal Colón le había producido situaciones divertidas que recordaba habitualmente en las numerosas entrevistas que le hicieron. En Miami, al colocar una corona al monumento a Cristóbal Colón, una viejecita se me acercó y dijo: Señor, usted es un impostor, tan joven no puede haber descubierto América Cristóbal Colón admitía que el nombre pesa A mí no me gusta nada que me llamen señor Colón- d e c í a- Despierta tanta curiosidad, que me resulta molesto. En el mar- -contaba- mi barco socorrió a un barco portugués, y al cruzarse las banderas y preguntar quién mandaba el buque salvador, se les respondió que Cristóbal Colón. Desde el barco accidentado un portugués, con mal humor, gritó: No es este el momento para andarse con bromas Además de la mar, mi gran pasión el duque de Veragua era muy aficionado a la pintura, la equitación, la caza, la ganadería y las carreras automovilísticas. Admitía admirar a las actrices Carole Lombard y Loreta Young, pero nunca negó que Anunciada, su esposa, era el gran amor de mi vida Con ella se casó en 1949, después de cinco años de noviazgo. Su otra gran pasión fue vivir con alegría, como marino y como militar Para él la felicidad era la paz y la riqueza ia serenidad de espíritu Cuando un periodista le preguntó en una ocasión si le espantaba la muerte, contestó: No, en absoluto. Y de haber sabido que le quedaba una hora de vida, lo hubiera hecho todo menos llorar