Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 22- 1- 86 ENTIERRO DE TIERNO GALVAN A B C 49 llenos se concentraron rfgfo del cortejo ron al paso de la carroza en todo momento. En un clima de emoción, sin manifestaciones políticas, los madrileños habían copado todo el paseo Bares, comercios, todos los establecimientos tuvieron que cerrar sus puertas y los Viva el alcalde 1 coreados efusivamente, se repetían A lo largo de toda la calle Mayor, los balcones, llenos de público, estaban adornados con banderas y lienzos blancos con crespones negros Estos vecinos aclamaban el luto por un amigo, un hombre bueno En la plaza de San Miguel una gran pancarta, junto a un retrato del profesor, colgaba de una ventana Su lema Tierno reflejo de convivencia como medio de un idealismo pacifico En esta zona arreciaron los BravO secundados por los ininterrumpidos aplausos Vanas banderas nacionales hicieron su aparición luciendo recortes de periódico en los que se leía. Madrid llora a su alcalde Igual que cuando los vecinos de la Villa rodeaban al alcalde y lo abrazaban al llegar a sus reuniones, ahora, estos mismos, besaban las rosas y claveles que lanzaban al paso de la carroza. Castizos y chulapas se sumaron a la multitud para rendir el último homenaje al alcalde fallecido quesinas de las paradas de autobu- conducina a Tierno Galván hasta el ses, las cabinas telefónicas y las re- cementerio de la Almudena. jas de los edificios habían servido como atalayas para mejor visibiliJuan Barranco dad. En las ventanas del Banco Español de Crédito no cabía un alfiler. En la tribuna, Juan Barranco, alcalde en funciones de Madrid, aparecía acompañado por la viuda de Rescatar el recuerdo Enrique Tierno, su hijo Enrique y su El panorama que de la Plaza de nuera, asi como por otras personaliCibeles se divisaba desde lo alto de dades Alcalá era impresionante. Cientos Los vítores de las miles de persode miles de personas, según cifras nas se funde con la música clasica estimadas por la agencia de notí- que se escucha por la megafonia ses recordó Barranco Tenia un proyecto claro- continuo- cambiar la anatomía de la ciudad para adaptarlas a las necesidades de los madrileños Necesitaba humanizar la ciudad Se refino a sus proyectos utópicos como el que convivieran en el Manzanares los patos y las aguas, ahora se llevan bien decía Tierno Mas adelante dijo Juan Barranco que hoy Madrid, gracias a su impulso, es el epicentro de una gran movida cultural, llena de aires frescos y cargada de ironías, de bandos atipicos que perseguían fines concretos Fue un gran trabajador, prosiguió, que paso de su despacho a la muerte en cinco días Finalmente tuvo palabras de cariño para la viuda de Enrique Tierno y para el hijo, al que recordó que todos nos hemos quedado huérfanos En el adiós al alcalde, antes del minuto de silencio que la muchedumbre siguio sobrecogida, al teniente de alcalde Juan Barranco se le quebró la voz y sus palabras quedaron entrecortadas por los sollozos. Después, la caravana inicio el recorrido muy despacio tratando de avanzar entre la aglomeración de público Durante parte del recorrido de la comitiva por la calle de Alcalá, algunos jóvenes corrían al lado del coche fúnebre, asi como dos niños en bicicleta querían seguirle hasta donde pudieran Enrique Tierno dijo alguna vez que la muerte repugna a un intelectual, porque morirse es resignarse a no saber Ayer, el viejo profesor habría sabido que Madrid se volcó para despedir a su alcalde Rezaban de rodillas Los más jóvenes, con sus carpetas de apuntes bajo el brazo, recibían la última lección del que fue viejo profesor con sólo cuarenta años. Todos sin exclusión demostraron la educación que siempre el alcalde pidió, y los policías municipales no tuvieron que hacer grandes esfuerzos para contener al público. Incluso en algunas zonas, la gente había saltado las barreras metálicas, pero en fila de uno se habían sentado en los bordillos de las aceras para permitir la visibilidad a los que estaban atrás. Otros rezaban de rodillas. Hacia las tres y media el clamor surgió en la Puerta del Sol. Las calles adyacentes estaban hasta los topes, un hormiguero humano se concentraba, incluso detrás de las vallas de las obras de la plaza. Los madrileños no sólo esperaban al alcalde, sino que seguían los pasos de la comitiva a través de transistores pegados a sus oídos. Una vez superada la mitad del recorrido, la llegada a la calle de Alcalá mostraba la misma afluencia de público o quizá más, los árboles, las mar- Felipe González, junto a los familiares, encabezó la comitiva Los vecinos aclamaban el luto por un amigo, un hombre bueno cías DPA, y millón y medio, según Europa Press, se agolpaban, incluso hasta la Puerta de Alcalá, en una masa silenciosa que guardaba sus gritos y aplausos para el profesor. Cámaras de vídeo y fotográficas esperaban rescatar el recuerdo de este adiós. La Banda Municipal comenzó a interpretar la Marcha Fúnebre de Chopm. Los restos del alcalde de Madrid, el profesor Tierno, hacían su entrada en la plaza de Cibeles. Un emocionante recibimiento de sus vecinos, los ciudadanos de la capital, aguardaba silencioso su llegada. La carroza se paró delante de la tribuna, preparada para la despedida oficial, y el féretro fue conducido a un coche, para iniciar el camino que Barranco comenzó dirigiéndose al féretro Don Enrique, es menester triste y doloroso decir adiós y rendirse ante este último combate que se pierde siempre Recordó que el alcalde conecto con gentes de toda edad y toda condición y sobre todo entre los más humildes por lo que es lógico que todos lloremos Tierno fue definido como profesor, intelectual, político y alcalde poseedor de una rica personalidad y dotado con una vocación de convivencia plural y democrática. El alcalde fallecido creyó que la Historia puede y debe cambiarse. Fue un jugador que nunca perdió la esperanza de ganar y un profesor que enseñaba en el aula y en las cla-