Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 18- 1- 86 NACIONAL El establecimiento de relaciones España- Israel ABC 17 Satisfacción de los partidos políticos españoles El anuncio oficial del establecimiento de relaciones de España con Israel, hecho ayer por la mañana por el ministro de Asuntos Exteriores y el portavoz del Gobierno, ha suscitado una reacción general favorable a la medida, aunque en algunos casos como Alianza Popular se juzgue tardía. Solo el PCE se ha mostrado contrario a la apertura de relaciones. Las declaraciones efectuadas a título personal, o por la ejecutiva y otros órganos de dirección de los partidos políticos, son las siguientes: PSOE. La Ejecutiva Federal del PSOE hizo publica una nota en la que afirma: El establecimiento de relaciones diplomáticas plenas con Israel supone un avance importante en la normalización de la política exterior española, inspirada desde el restablecimiento de la democracia en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz colaboración entre todos los pueblos de la tierra. Alianza Popular. El presidente nacional, Manuel Fraga iribarne, en una nota de la oficina de información del partido señala que Alianza Popular, que fue la primera fuerza política española en plantear la necesidad de que existieran relaciones diplomáticas con Israel, expresa su satisfacción por el establecimiento oficial realizado esta mañana (ayer) que, aunque oportuno, ha sido ciertamente tardío Para el líder de la oposición, la apertura de relaciones supone, primero, completar una política exterior que se decía existía, pero que no se practicaba; segundo, incorporar a España todo el aparato diplomático internacional, y tercero afianzar las especiales relaciones que nuestro, país ha tenido con los países del área mediterránea y particularmente con Israel, cuna del cristianismo, de la cultura hebrea y del mundo sefardí PDP. Para Osear Alzaga, presidente del Partido Demócrata Popular, la decisión del Gobierno de establecer relaciones diplomáticas a nivel de embajadores con el Estado de Israel es una decisión que el PDP respalda plenamente y sin reserva mental de ninguna especie. Este reconocimiento, aunque tardío, y esa sería la única objeción que desde el PDP formulamos a esta decisión, es, por otra parte, plenamente coincidente con la postura que ha expresado el PDP desde su Congreso constituyente en 1982 y que reiteró en el segundo congreso, en 1985. PCE. Gerardo Iglesias, secretario general del PCE, ha enviado una carta a Yasser Arafat, líder de la OLP, en la que critica el establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel acordado por el Gobierno. Entre otras cosas en la carta se dice: El PCE ha expresado repetidamente su oposición al establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel, mientras no cambiase su política actual. Hemos reconocidos siempre el derecho del pueblo israelí a tener su propio Estado independiente, pero rechazamos totalmente su política de exterminio del pueblo palestino. Por esas razones el PCE protesta enérgicamente de la decisióm tomada por el Gobierno español, y realizada oficialmente en la mañana de hoy (ayer) Euforia en todo Israel tras el anuncio oficial del reconocimiento español Él Gobierno lo califica como paso muy importante Jerusalén. Pablo Biezer, enviado especial El primer ministro de Israel, Simón Peres, expresó su sincera satisfacción por el establecimiento de relaciones diplomáticas con España. Para el ministro de Asuntos Exteriores, Isaac Shamir, se trata de un paso muy importante que ayudará a fortalecer la posición israelí en toda la escena internacional, según manifestó ayer en Jerusalén. Durante la jornada del jueves, esta vez la Jerusalén oficial mantuvo un silencio hermético. Mientras la Prensa dedicaba desde hace días los titulares de primera plana al tema de las relaciones con España, y la televisión estatal, basándose en fuentes madrileñas señalaba el día del viernes como la fecha de concertación de las relaciones diplomáticas entre España e Israel, los asesores del primer ministro, Simón Peres, se negaban persistentemente a tocar el tema públicamente y ni siquiera aceptaron formular declaraciones no comprometedoras. Desde que asumió la jefatura del Gobierno, hace quince años, Simón Peres se encontraba a la espera de la llamada telefónica de su compañero de la Internacional Socialista, Felipe González, anunciándole que se cumplía el antiguo compromiso de intercambiar embajadores. Para Simón Peres todos los plazos se habían ya cumplido y la última vez que se refirió al asunto se limitó a observar irónicamente que, al parecer, el Gobierno español espera que se cumplan los cinco siglos del edicto de la expulsión de los judíos de España para reconocer oficialmente al Estado de Israel. Finalmente llegó la llamada telefónica y representantes de los dos Gobiernos firmaron ayer en La Haya la declaración conjunta respecto al establecimiento de relaciones. Aquí se comentaba que toda nueva postergación sólo daría lugar a nuevas presiones de los países árabes, los que en menor o mayor grado de enojo consideran la normalización de las relaciones hispano- israelíes como un hecho consumado. Pero pese al silencio que se impusieron los líderes israelíes no era posible ocultar la expectación sin precedentes que se advertía en los círculos oficiales, en la opinión pública y en los medios de información en vísperas del anuncio oficial del establecimiento de relaciones. Este hecho viene tan sólo a formalizar una situación existente, pero aqui es visto como un acto de proporciones históricas, ya que señala un dramático reencuentro después de quinientos años de doloroso distanciamiento. Para los judíos sefarditas, que constituyen la mayoría de la población israelí y que se sienten profundamente vinculados a la tradición cultural española, el no reconocimiento implicaba una frustración espiritual, un sentimiento no correspondido. El historiador Shlomo Avineri, que comentó en la televisión israelí el problema de las relaciones entre España e Israel, sostuvo que la postergación se debió en parte a la sensibilidad de la diplomacia española que no podía olvidar la negativa del ex primer ministro David Ben Gurión a establecer relaciones con el Gobierno de Franco por su vinculación con la Alemania nazi, el peor enemigo de los judíos. También se señaló el gran obstáculo que representaba para España la presión árabe y las amenazas de sanciones económicas. Según el profesor Avineri, para Israel el establecimiento de relaciones con España implica superar una anomalía, ya que los dos pueblos tienen una compleja tradición espiritual común. También expresó esperanzas de un rápido incremento del comercio mutuo y de la cooperación cultural y científica. Actualmente, la exportación israelí a España es de sólo treinta millones de dólares mientras que la importación alcanza los ochenta y cuatro millones de dólares anuales. Israel compra a España coches, autobuses y maquinaria pesada. El primer embajador de Israel en España será el señor Samuel Hadas, diplomático israelí que se encuentra en Madrid desde hace cuatro años como representante ante la Organización Internacional del Turismo. A Hadas se le adjudica aquí el mérito de haber creado sólidos vínculos políticos, económicos y culturales entre los dos países. CANARIAS Y Servicio semanal en grupaje. mobiliarios, embalajes, traslados en containers F. GIL STAUFFER INTERNACIONAL Goya, 5- 28001 Madrid Teléfono 435 85 60 J GIVENCHY GENTLEMAN MADRID Boutique caballeros LIQUIDACIÓN FIN DE TEMPORADA Concha Espina, 5 Teléfono 250 24 78 ABIERTO SÁBADOS TARDE CHALET EN POZUELO 250 m 2 en parcela de 500 15.200.000 ptas. Información: Urbanización final avenida Bulares (junto Liceo Sorolla) Sábados y domingos todo el día, y en VIDEAL, S. A. Alcalá, 96, 6. Teléfonos 275 91 77- 275 99 55 Jardín de Bularas