Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. pág. 54- TRIBUNA ABIERTA -LUNES 6- 1- 86 D ESDE el País Vasco se cont e m p l a con preocupación e incertidumbre el final de la increíble charada del referéndum OTAN Tampoco en nuestro dolorido País Vasco se entiende bien que se gasten en este tema energías tan necesarias para sacarnos de la grave crisis económica y de su más lógica consecuencia, el paro. Ni que la irresponsabilidad socialista sea tanta como para enfrentar a los españoles en una cuestión que recuerda a otros tristes enfrentamientos izquierda- derecha, Pero, además, en el País Vasco somos especialmente sensibles a los efectos de la torpeza socialista, que va a generar más crispación y violencia material (huelgas de hambre, algaradas callejeras, graffitis agrios etcétera) Sin embargo, con ser estas ideas más que suficientes para empujar al Gobierno Socialista a terminar el camino de la sensatez que empezó con un cambio de postura respecto a la OTAN y que debe terminar con la decisión de no celebrar el referéndum- aunque con ello renuncie a intereses partidistas de dudosa legitimidad democrática como los que se derivan de convertir el referéndum en un plebiscito popular sobre el Gobierno- hay un aspecto quizá olvidado pero muy importante para todos los vascos de buena voluntad (todos menos los etarras y sus secuaces de Herri Batasuna que, naturalmente, están en contra de la pertenencia de España a la OTAN, tal y como lo manifiestan a través de variadas organizaciones títeres pacifistas) ACE ya dos meses, uno leía y escuchaba en los distintos medios de comunicación que el Consejo de Ministros había aprobado el proyecto de ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y la verdad es que sentía un poco de añoranza, sí, añoranza, por no estar donde uno pensaba, pero lo importante ahora es ese proyecto, esa ley próxima si nadie lo remedia, esa oportunidad histórica de hacer una Policía más humana y eficaz; más independiente, en el sentido de no servir a un Gobierno y a un partido, sino a un Estado y a un pueblo; más comprendida en su actuación por el ciudadano, al estar entroncada con él; más civil, sí, civil y no militar, pues el policía es un paisano, mientras el militar es un uniformado con vocación y profesión de ello, además de con funciones distintas; más disciplinada en su fuero externo, pero menos avasallada en su fuero interno; con deberes, pero también con plenitud de derechos, incluidos los sindicales, conseguidos en la lucha cotidiana y en la calle desde hace ya casi diez años; más profesional, olvidándonos de prebendas corporativas, pero asegurándonos sn nuestra razón de eficiacia, sí, eficacia, ése es al final el mejor tributo que debemos de aportar a quien nos paga, garantizando sus derechos y libertades y evitando su menoscabo. que sea, que produce el referéndum OTAN favorece la utilización de ese instrumento de Por Florencio AROSTEGUI ZUBIAURRE terror para evitar la deParlamentario Vasco de Alianza Popular cisión de permanencia. Solamente una clara, Este aspecto es el del apoyo de ETA a las firme y expresa voluntad de no celebrar el retesis anti- OTAN. Para nadie es un secreto feréndum puede hacer inútil el chantaje de la que la pertenencia de España a la OTAN ge- mayor actividad asesina de ETA. nera una gran preocupación en la URSS y Somos muchos los vascos que exigimos al sus satélites, que ven cómo se refuerzan las garantías de seguridad del mundo libre frente Gobierno Socialista una urgente renuncia a la celebración del referéndum para evitar que a su expansionismo congénito. ETA asesine pro referéndum o anti- OTAN. Tampoco es arriesgado afirmar que ETA Seria injusto atribuir al PSOE la responsabiliestá, ha estado y estará apoyada, financiada, dad de algunas muertes más que puedan entrenada y suministrada por la URSS y sus producirse desde hoy hasta el día del refesatélites (en términos amplios, Libia y Ye- réndum o, mejor aún, hasta el día en que se men) Hasta tal punto que quienes piensen anuncie su no celebración. Pero es indudable que tras un hipotético triunfo de ETA en su que algún granito de arena habrá puesto el guerra contra la nación española, el País Gobierno Socialista en esa presumible camVasco viviría una independencia libre y de- paña de ETA, por omisión. Por no aclarar mocrática son tan inocentes como quienes cuanto antes y sin ambages que España secreyeron en el espíritu democrático de Castro guirá en la OTAN y que no habrá referénen Cuba, del Frente Sandinista en Nicaragua, dum. del Frente Farabundo Martí en El Salvador o de las Brigadas Rojas italianas. Una sola vida humana e, incluso, el miedo colectivo en el País Vasco, es infinitamente Por todo ello, somos muchos los vascos más importante que una equivocada y demaconvencidos de que, tácita o expresamente, gógica promesa electoral, o que el interés la mayor o menor actividad de ETA ha sido partidista de convertir un referéndum en el colocada en la balanza de la decisión del Go- primer acto de la campaña electoral del 86. bierno por parte del bloque del Este. Y cabe Desde el País Vasco, desde el sufrimiento prever que mientras dure la incertidumbre de la decisión final, ETA seguirá siendo instru- colectivo de un pueblo sometido al terror de mento de presión contra nuestra permanencia ETA, exigimos al Gobierno Socialista que reafirme sin dudas su voluntad de permanenen la OTAN. cia en la OTAN y la no celebración del malPor tanto, la incertidumbre, por pequeña dito referéndum. OTAN Y ETA H PROYECTO DE LEY DE CUERPOS Y FUERZAS DE SEGURIDAD DEL ESTADO tal, Me parece que esto, siendo lo fundamense está perdiendo y se perderá definitiva- La fuerza de los votos en el año 82 le han dado al PSOE la posibilidad de gobernar en estos años con mayoría. Soy consciente de Por Manuel NOVAS que si el Gobierno no Ex presidente del Sindicato Profesional de Policía quiere ya no habrá mente si el Gobierno y el Partido Socialista nada que hacer, pero ahora que el proyecto no cumplen de una vez por todas su pro- de ley se encuentra en el Congreso, pengrama policial, pues sabido es que el Ministe- diente de su votación final, pasando posterio del Interior, con su Dirección General co- riormente al Senado, me permito recordar a rrespondiente, la de la Policía, no es repre- los parlamentarios del Gobierno y oposición sentativa de la voluntad democrática de todos aquella frase de J. J. Rousseau: Lo que es los policías: los locales, los nacionales, los malo en moral, es también malo en política autónomos, los del Cuerpo Superior, los de la en relación con otra común entre los antiguos Guardia Civil, etcétera, y esto se demuestra Óigase también la otra parte y a los sindien las continuas protestas públicas de los catos auténticos, aquella de Concepción Aresindicatos policiales, y digo sindicatos, que nal: Hay más mérito en las resistencias inhan demostrado en los actos internos y exter- suficientes de muchas derrotas que en los fános la defensa de sus legítimos derechos y ciles triunfos con otra de Monstesquieu: Cuando los hombres están reunidos, pierde los del ciudadano; otros sindicatos, desconozco por qué motivos, han abandonado al den el sentimiento de su debilidad. parecer la lucha, firmando unos acuerdos que Y todo ello porque este pueblo no se medesde mis tiempos de sindicalista activo no rece una Policía que no esté a su altura, sólo estaban firmados, sino incluso utilizados máxime cuando en pocos días seremos con creces; lo que no estaba conseguido, de miembros integrantes de algo tan importante ahí las constantes tensiones y enfrentamien- como la Europa comunitaria; allí los policías tos con el Ministerio del Interior, era el peligro son unos funcionarios civiles, ni más ni mede militarización de la Policía, con la denomi- nos, aunque desde aquí haya algunos esfuernación de Instituto Armado de Carácter Civil, zos en confundirlo. que con la Constitución en la mano cualAlguien dijo que la esperanza es lo último quiera sabe por dónde van las intenciones que se pierde, y yo aún tengo la confianza de del señor Barrionuevo, señor del Río, etcé- que la urgencia que el Gobierno puso para la tera, que no son otras que las de suprimir del tramitación de esta ley de Policía sirva tammapa los derechos de cualquier policía civil, y bién para corregirla; de lo contrario, se perdelo demás es ganas de confundir, ría la oportunidad de hacer una Policía mejor.