Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 A B C JUEVES 26- 12- 85 La piratería pone en p muerte a la industria fono- vid La piratería fonográfica se ha convertido en un problema muy serio, que pone en grave riesgo la continuidad del sector fonovideográfico y de todos aquellos que colaboran y trabajan en él. Esta es una de las conclusiones del primer informe elaborado por AFYVE (Asociación Fonográfica y Videográfica Española) en relación con el fenómeno de la piratería fonográfica, con la cual, autores, editores, compositores, músicos, artistas y productores, y hasta el mismo Estado, están siendo víctimas de un despojo que se acrecienta día a día y amenaza con convertirse en una plaga endémica si no se toman a tiempo las imprescindibles medidas correctoras. AFYVE es la Asociación que agrupa a los productores de fonogramas y videogramas, no teniendo carácter comercial ni finalidad de lucro, y siendo su misión fundamental trabajar tanto en favor del reconocimiento, defensa y promoción de los derechos de sus asociados como en el desarrollo de toda manifestación cultural o artística a través de la grabación sonora o del vídeo. Asimismo, AFYVE mantiene una estrecha colaboración con la Sociedad General de Autores de España, la Asociación Española de Editores de Música y la Confederación Intersindical de Músicos, para la defensa de los derechos que les son comunes, entre los que destaca la lucha contra la piratería fonográfica. La piratería fonográfica constituye un floreciente negocio al margen de la Ley, del que se benefician unos pocos a costa de perjudicar gravemente a una inmensa mayoría. Genéricamente se denomina piratería fonográfica a toda grabación y duplicación de música grabada hecha con fines comerciales, no autorizada por sus legítimos titulares: productores fonográficos, autores e intérpretes de la misma. En España, este fenómeno se centra fundamentalmente en las casetes, que son ofrecidas al consumidor reproduciendo lo mejor posible, en su aspecto gráfico y externo, la presentación de la grabación original, cuya copia no autorizada e ilegal contienen. Se ofrece un producto que, por su procedencia clandestina, evade impuestos y no reconoce ningún tipo de derechos. Esta piratería fono- videográfica perjudica, como ya hemos dicho, al autor, a los artistas, a la industria fonográfica, a la Hacienda Pública y, esencialmente, al público, a quien se engaña entregándole, muchas veces, una grabación de ínfima calidad y sin garantías. Nadie escapa a los perjuicios de la piratería fono- La piratería fono- videográfica constituye margen de la ley, del que se benefician unos car gravemente a una industria hasta ahora fl sos próximos a los cien mil millones de dólares. En España, la evolución del problema en los últimos años también ha alcanzado niveles de extrema gravedad, como se demuestra con los siguientes datos: anuales, correspondientes a impuestos no percibidos: Impuesto de Lujo, ÍTE, rendimientos del capital y otros. Todo ello sin contar con el coste social y las consiguientes mermas en la recaudación para la gráfica. Por esta razón, todo el mundo debe ser consciente de que DIFERENCIA 1984 1982 al adquirir una grabación pirata está Unidades casetes ayudando a alguien que roba, a allegales vendidas... 21.000.000 11.000.000- 50 guien que vive del trabajo ajeno, a Estimado unidades alguien que elude las obligaciones casetes piratas que los demás ciudadanos cumvendidas 2.000.000 12.000.000+ 600 plen. La difusión de este problema y su reconocimiento por parte del púEstos doce millones de unidades Seguridad Social e IRPF, que origiblico es una cuestión de justicia. piratas hubieran generado unos nan las regulaciones de empleo sucuatro mil ochocientos millones de fridas por varias compañías de disEl robo del siglo pesetas anuales en valor de venta cos. A nivel mundial, la piratería repre- al público. En definitiva, y en sólo- Los distribuidores. Más de senta el gran enemigo de la indus- dos años, la piratería, con tan es- mil cuatrocientos millones de pesetria de la música grabada. En 1982 candalosas cifras, ha hecho desplo- tas en un año de menor venta. Las y según el informe emitido por el marse el mercado legal, poniendo a casetes piratas no son vendidas por secretario de la IFPI (Federación In- las compañías discográficas en una los distribuidores habituales, pero sí ternacional de Productores de Fo- situación límite. Situación de pérdi- llegan al consumidor y satisfacen de nogramas y Videogramas) se ven- das que fue, en 1984, compartida manera desleal su necesidad de dieron en todo el mundo más de de la siguiente forma por los más uso y disfrute de música grabada, doscientos setenta millones de uni- directos afectados: sustituyendo a las casetes legales. dades ilegales, lo cual le supuso al- El Estado. Entre mil quinien- La diferencia clara entre una cásete sector dejar de percibir unos ingre- tos y dos mil millones de pesetas legal y otra pirata reside en los derechos que la primera respeta y remunera y la segunda viola y expolia. -Los productores fonográfiKalla. Prisión de hasta tres años y multa de 500.000 a 6.000.000 de cos. Novecientos cuarenta millones liras. Para casos graves el mínimo de prisión es de seis meses y la entre ingresos no percibidos en multa desde 1.000.000 de liras. (Artículo 171 de la ley número 406 de concepto de amortización de graba 29 de julio de 1981. Esta ley se dictó especialmente para agravar las ciones hechas en España; recupepenas en piratería) ración de anticipos efectuados a arGrecia. Prisión de uno a dos años y multa de 800.000 a 1.600.000 tistas y licenciatarios para la obtendracmas. (Artículo 4 de la ley de 18- 7- 1980. Especial contra la pirateción del derecho exclusivo de coría) mercialización de su música; la reReino Unido. Prisión de hasta dos años o multa sin ¡imite o ambas, cuperación de gastos de publicidad según la gravedad de los actos. Criminal Justice Acts 1982) y promoción efectuados para difunEstados Unidos. Prisión de hasta cinco años; multa de hasta dir la música grabada, que es pira 250.000 dólares o ambas cosas. US CODE título 18, modificado teada, y los beneficios no generapor ley 97.180 de 24- 5- 1982) dos. Brasil. Prisión de uno a cuatro años y multa de 10.000 a 50.000- Los autores. Trescientos cruceiros. (Ley de 17- 12- 1980, que modifica el Código Penal) ochenta y cuatro millones de peseEcuador. Prisión de dos a cinco años y mu ¡ta de 5.000 a 20.000 tas por derechos no recaudados por sucres. (Artículo 1. del D. 2.821 de 25- 8- 78) ios autores a través de la Sociedad Francia. Prisión de tres meses a dos años y multa de 6.000 a que los representa y administra 120.000 francos. (Artículo 426,1 del Código Penal, modificado por ley (SGAE) de 3- 7- 85) -Los intérpretes. Trescientos Alemania. Prisión de hasta cinco años. Ley de 1- 7- 85, modificando treinta millones por cánones no recila de Propiedad Intelectual. bidos por una venta ilícita de la que, España. Arresto de uno a seis meses de cárcel y multa de 30.000 lógicamente, no reciben participaa 600.000 pesetas. (Artículo 534 del Código Penal) ción económica alguna. Penas y multas por piratería en diversos países