Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN recuadro ZIGZAG Pasionaria Fue lo de menos la hagiográfica exaltación de Dolores Ibárruri que hizo TVE el sábado en el sabido espacio de informe semanal No ha sido lo de más saber de nuevo que TVE se encuentra cancerada de topos comunistas a niveles de metástasis terminales. Para ocasiones mayores como esta de los noventa años de Dolores Ibárruri no importa incurrir en desmesura ni, por ello mismo, dar la cara y poner a la luz del día la potencia y extensión de las penetraciones soviéticas en TVE. Lo de Informe semanal sería el preámbulo de lo oficiado el domingo, con todas las l i t u r g i a s del marxismo- leninismo, con la presencia de los abundosos supervivientes de las Brigadas Internacionales, con la retórica trasnochada de unos versos albertianos de alquiler. Quien ha capitalizado todo esto no han sido los restos vivos de una biografía cuya valoración objetiva pospone la caridad cristiana y la higiene cierta de la reconcialiación verdadera. Capitalizador y beneficiario ha sido el interés soviético por dos razones principales: porque el asunto de la unidad comunista supone un problema para la eficacia intemacionalista pilotada por la URSS, y porque de la manera que se han conseguido llevar las cosas resulta que la propuesta de la reconcialición nacional, madrugadoramente manipulada por el carrillismo, rinde sus aguas ahora en la hagiografía de Pasionaria y en la capitalización comunista de toda la crónica de España que se ha conseguido falsificar. Lo grave y preocupante es que la izquierda que gobierna se ha gastado moralmente con su fracaso y se pliega, acobardada, a que los comunistas se alcen ahora con los mitos y las banderas de la revolución vencida. LUNES 9- 12- 85 EL ACOSO DE FRAGA H ASTA los fondones de las provincias y las honduras de Andalucía llega desde! a capital del Reino una voz qus corre de boca en boca: hay una d e r e c h a que se quiere cargar a Fraga. Pero como casi todo lo que hace la derecha española, a muchos nos parece que la operación de acoso y darnbo de Fraga ia han hecho tarde y rpal. No es presentable tomar a Galicia como un tubo de e n s a y o para ver si Fraga cae o no cae, si el pez muere por la boca de la mayoría absoluta o si puede ir dando las boqueadas de aquí a las elecciones. Estas operaciones, de pensarse, han de hacerse en tiempo y forma. Que no anda la derecha española tan sobrada da líderes como para arrojarlos al baúl de los recuerdos como el drogóla tira una jeringuilla desechable en un oscuro callejón. Pensemos, por un momento, en el argumento contrario: ya nos hemos cargado a don Manuei Fraga... ¿Y ahora qué? ¿Q üén es el recambio? Quieren cambiar la alineación cuando! os suplentes no sólo no están haciendo el precalentamisnto por la banda, sino que ni siquiera se ha tomado nadie el cuidado de sentarlos antes en e! banquillo. La oposición española le está dando muy poco juego al banquillo. Así, no hay Díaz Miguel que saque esto adelante. Felipe no tiene recambio porque tampoco tiene recambio Fraga. Y mientras que a la izquierda ni se la pasa por la imaginación cambiar a Felipe, aunque el referéndum no se llegue a convocar, la derecha es tan inexperta hace el juego al fehpismu con la propalación de estas especies sobre el acoso, derribo y presunta retirada de Fraga. No es que me tenga por lo que se dice un fraguista, pero sí he sentado plaza de no tener peios en la lengua. Y por ello puedo hablar sin que suene a propaganda, sino a un cierto sentido justiciero, acerca de los dones de Manuel Fraga. En España ha habido dos dirigentes a los que quionss confiamos en la democracia nunca tendremos ncr- edas de agradecimiento para pagarles su contribución al afianzamiento del sistema de libertades. Estos dos dirigentes han sido don Santiago Carrillo y don Manuel Fraga. Don Santiago Carri 11 o e n t r ó por la senda constitucional a la izquierda más revolucionaria y don M a n u e l Fraga entró por la senda constitucional a la derecha más montaraz; vamos, a la que le p e d í a el c u e r p o golpe de Estado. Mucho se ha hablado de los impagables servicios a España del señor Carrillo, que arrebató la bandera nacional a los ultras y la colocó al frente de la manifestación constitucional de la concordia. Pero no se ha hablado nada de como don Manuel Fraga, a punta de capote, se ha llevado a toda una cierta derecha española al seno de la Constitución; precisamente a la derecha española que estaba por fuera de la segunda raya de picadores, hacia los medios, pegando cornadas al sistema. Hoy esa derecha cree en la democracia y se plantea el debate político en términos de urnas y de votos. ¿De quién es el mérito? De don Manuel Fraga. Muchos de los que hoy dicen que Fraga debe irse son los mismos que hace cinco, siete años, decían que Blas Pinar debía asaltar el Poder. Muchos de los que hoy hablan de cambiar al líder son los que hace poquísimos años arrojaban las palabras marxista y rojo como quien pega un tiro. A la derecha que se quería tirar al monte y volver a las andadas, Fraga la metió por la veredita. Lo que Areilza llamaba al comienzo de la década prodigiosa la derecha civilizada quizá sea la derecha montaraz, una vez reconducida y civilizada por Fraga. Que la mancha de la mora con una verde se quita, y que no hay mejor cuña que la de la propia madera. Como no soy fraguista, que su partido haga con don Manuel lo que estime más conveniente. Como no soy fraguista puedo, empero, permitirme el lujo de decir estas verdades. Si no hay que ser amnésico para criticar a González, tampoco hay que serlo para reconocer los méritos de Fraga. Antonio BURGOS Gravemente peligroso En torno a los peligros de la televisión como estructura potencial y gravemente empobrecedor de la libertad del silencio, Pan Arenas escibre en Mediterráneo de Castellón: La realidad sólo es tal si aparece en televisión. El Gran Hermano del escritor George Orwell controla todo. Veintidós millones de personas comprarían hielo de Groenlandia si Mayra Gómez Kemp lo ordenara en Un, dos, tres el terremoto de México y la inundación colombiana existen porque Manuel Campo Vidal lo afirma (y sabemos que el mundo está dominado por el kitsch o mal gusto al son de los compases de La comedia musical española Los héroes del siglo XX han cambiado los atributos mitológicos por el micrófono, torturadoras sesiones de maquillaje y cartas de amor. El público sufre una kafkiana metamorfosis al tiempo que los rayos catódicos y seiscientas veinticinco líneas bañan sus mentes. Es fácil sentarse en el sillón y dejar penetrar mensajes- olvidando la comunicación- -mientras la baba cae bobalicónamente por la comisura de los labios. Es demasiado fácil aguantar los tópicos de algunos sin pizca de originalidad. En el futuro dedicaremos el ochenta y cinco por ciento de nuestro tiempo libre a actividades delante de la pantalla. Estados Unidos posee mil emisoras locales de televisión, y además, ahora, las televisiones por cable con especializaciones que van desde empresas que sólo difunden noticias e informativos a las que están dedicadas exclusivamente al deporte, películas o actos culturales. ¿Acabaremos creyéndonos cualquier cosa? Nos encaminamos hacia la civilización del ocio controlado por el Gran Hermano PORlñCOMPfíñ DlUHOREANOOOÍUNPlIiHO amusRegalo itBdssiiwstnssscim CRM) REAL MUSICAL Carlos III, ir 1- 28013 Madnd Fraile al TEATRO REAL