Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Con la muerte de José María de Oriol y ürqiüjo desaparece uno de los empresarios españoles más importantes del siglo Estuvo durante cuarenta y cuatro años al Era el consejero más antiguo del Banesto, al que se incorporó en 1942 frente de Hidroeléctrica Española Llegó a ocupar cargos públicos, entre ellos la Alcaldía de Bilbao Madrid. Carlos de Miguel José María de Oriol y Urquijo, marqués de Casa Oriol, falleció en la madrugada de ayer, a los ochenta años de edad, como consecuencia de un paro cardíaco y después de una larga enfermedad, que le obligó a permanecer durante los últimos meses en una s ¡El marqués de Casa Oriol nació erv Santurce, en la provincia de Vizcaya, el 12 de agosto de 1905, en el seno de una ilustre familia vascongada. Pronto siguió el camino del trabajo y de la creación industrial de su padre, José Luis de Oriol y Urigüen. A los 23 años, cuando terminó la carrera en la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid, comenzó a ejercer su profesión en Marruecos, como adjunto a la Dirección de Electras Marroquíes, empresa que participó en las obras de construcción del complejo hidroeléctrico Lautalambot. Asumió la Presidencia de Hidroléctrica el 26 de marzo de 1941, aunque su vinculación a la compañía data de muchos antes, concretamente de 1928, año en que entró a formar parte del Consejo de Administración. Se mantuvo al frente de Hidrola hasta hace poco más de un mes, en que fue sustituido en el cargo por su hijo, Iñigo de Oriol e Ybarra, pasando él a la Presidencia de Honor. En 1944 fundó la Unión Nacional de Empresas Eléctricas (UNESA) patronal del sector. Juan Alegre Marcet, actual presidente de esta entidad, recordaba en un reciente artículo cómo José María de Oriol intentaba, al crear UNESA, evitar que las actividades eléctricas se convirtieran en un reino de taifas y tuvo la genial idea de un sector coordinado al servicio de España Presidió UNESA en dos períodos diferentes. El primero, desde el año de la fundación hasta 1949. Y el segundo, entre el 28 de febrero de 1973 y el 3 de octubre de 1977. Entre ambas etapas, le sustituyeron personas de tanto prestigio empresarial como el conde de Arteche y el conde de Fenosa. Desde 1952 demostró una gran preocupación por dominar Ha de ruedas, si bien no por ello abandonó su actividad profesional. Con él desaparece uno de los principales empresarios españoles de este siglo. A lo largo de su vida, destaca la dedicación que prestó al sector eléctrico. Presidió Hidroeléctrica Española nada menos que 44 años y fue fundador de la patronal Unesa. fue la constitución del Fórum Atómico Español, donde consiguió reunir a destacadas personalidades implicadas en el campo de la energía nuclear. Su labor en este terreno le llevó a presidir el Fórum Atómico Europeo en 1966 y 1967 y el tercer Congreso del FORATOM celebrado en Londres también en 1967. Aparte de su experiencia en el sector eléctrico, José María de Oriol desempeñó importantes cargos en el mundo de las finanzas. Era el consejero más antiguo del Banco Español de Crédito, ya que entró a formar parte del mismo el 12 de enero de 1942. También presidió la Compañía Minerometalúrgica Los Guindos, Compañía Riegos de Levante, Sociedad Anónima Molinos del Segura de Archena. Fue vicepresitíente de la Compañía Eléctra Madrid, de Eléctrica de Lima y de Fenosa, y consejero de Ybarra y Compañía, de Industrias Subsidiarias de Aviación, de Productos Fotográficos (VALCA) de Argón, de Hidráulica Santillana, de Impregnación de Maderas, de Oleotécnica, y de Productos Pretensados. Perteneció al Comité Ejecutivo de la Sociedad Española de Construcciones Babcok Wilcox, a la que dedicó, siguiendo su tradición familiar, una constante y personal labor. Fue vocal de la Junta de Energía Nuclear y consejero de Economía Nacional a partir de 1955. Académico de número de la ReaJ Academia de Ciencias Morales y Políticas, ocupó la presidencia del Instituto de Ingenieros Civiles y de la Asociación Nacional de Ingenieros Industriales. Como reconocimiento a su tarea en el aprovechamiento eléctrico integral del río Tajo, el Gobierno aceptó, a propuesta del Ayuntamiento de Alcántara, que la presa de Alcántara llevara el nombre de José María de Oriol y Urquijo. De su vida política destaca el largo período en que fue miembro de las Cortes y alcalde de Bilbao. En la capital vasca se le recuerda por su gestión en la remodelacióri de la Gran Vía, que desde 1940 perdió sus farolas central y ensanchó aceras y calzada. Durante su mandato, Bilbao fue la primera ciudad de España en instalar trolebuses. El propio Oriol llegó a conducir uno de ellos. En el aspecto humano, y entre las muchas anécdotas de su vida, sobresale el hecho de que viajaba en el avión entre Madrid y Bilbao que se estrelló el 4 de diciembre de 1953 en Somoslerra, y del que sólo sobrevivieron diez personas. José María de Oriol la técnica y los conocimientos que exige el campo de la energía nuclear. Estimuló y animó intensamente a los que con él trabajaban, para que se preparan y formasen en estas nuevas disciplinas. Fruto de dicha inquietud Un hombre profundamente religioso José María de Oriol y Urquijo fue un hombre fundamentalmente dedicado al mundo de la empresa. No obstante, debido a la trascendencia de su trabajo y a su dimensión poHtica, se vio obligado a exponer públicamente sus opiniones. He aquí algunas. Ser empresario: El emSi uno cumple con sus debepresario, por oficio, ha de jures, los demás depositan en gar a ganar o perder. Ha de él toda su confianza y disformar un auténtico equipo pone de posibilidades mayocon sus colaboradores y adres para derrochar sus emministrará así los bienes ecopresas, cuyos beneficios alnómicos y de trabajo que le canzarán así a muchas más han sido encomendados. Esta personas. lucha permanente proporciona Conde de Barcelona: insomnios, cansancios y preo Aunque no creo que unas cupaciones, pero a su vez declaraciones sean el marco produce la extraordinaria saadecuado para analizar la tisfacción de comprobar que personalidad de Su Alteza dones de Dios, como la riReal el Conde de Barcelona, queza, benefician a muchos. veo en él un símbolo perma Religión y finanzas: La nente del sacrificio de quien desea siempre servir a su pareligión no es un obstáculo tria; para las finanzas. Al contrario.