Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, págSO- ESPECTACULOS -MIÉRCOLES 16- 10- 85 Cálida acogida en Europalia a El castigo sin venganza del teatro Español Bruselas. J. L. García Garzón, enviado especial Un público mezcla de belgas y españoles acogió anoche cálidamente el estreno mundial de El castigo sin venganza en el Palacio de las Bellas Artes de Bruselas. El desarrollo de la gran tragedia de Lope de Vega, dirigida por Miguel Narros y presentada por el teatro Español, de Madrid, en el marco de Europalia, fue seguido con respetuoso silencio por los espectadores, que ovacionaron al final el buen trabajo de actores y directores. Entre el respetable se encontraba un variado muestrario de críticos y escritores españoles, que por la mañana habían asistido a la entrega del premio Europalia a Juan Goytisolo como reseña en las páginas de Cultura Florencia Martínez Ruiz, y que participan en los encuentros literarios que se celebran en el seno de esta magna muestra de la cultura española. El montaje del teatro Español ha debido adaptarse al inadecuado marco del auditorio del Palacio de las Bellas Artes y quizá sea esa la razón que justifique los pequeños fallos de acople e iluminación que acompañaron el estreno de El castigo sin venganza pero que nada enturbian el éxito de la compañía española. Andrea d Odorico, el escenógrafo, ha ajustado el montaje a un espacio escénico bastante distinto al de la sala madrileña para el que ha sido concebido y donde se presentará a mediados de noviembre. Como ejemplo, valga señalar que la embocadura de la plataforma que sirve de escenario al local belga, es de veinticuatro metros, mientras que la del teatro Español es de algo más de nueve. A pesar de todos los pesares, el Español ha presentado en Bruselas un trabajo que avanza por caminos de gran rigor. D Odorico, que en el montaje que podrá verse en Madrid pretende recrear el espacio de los teatros barrocos, ha cercado la trasera del escenario del Palacio de las Bellas Artes con una estructura metálica con mallas, por entre la que los personajes entran y salen. Con fondo de gran austeridad, Miguel Narros mueve a los actores, cuyas pasiones se desatan a los sones de la inquietante partitura compuesta para la ocasión por José García Román. Los elegantes figurines son también obra del director. El castigo sin venganza es una obra de madurez de Lope de Vega, que realiza en ella un canto al amor- pasión que no tiene otra salida que la muerte. La pieza narra los amores del conde Federico y su madrastra, Casandra, y el castigo íntimo que les inflige el duque Luis de Ferrara, padre y esposo, que urde una trampa para vengar la afrenta sufrida en su honor sin que la falta salga a la luz, pues, como él dice: Que no haya publicidad en mi afrenda con que se doble mi infamia. Quien en público castiga dos veces su honor infama, pues después que le ha perdido, por el mundo le dilata. La obra está inspirada en una novela del italiano Bandello y, ai parecer, sólo pudo ser representada una vez en la época en que fue escrita, pues se levantaron suspicacias políticas sobre el posible paralelismo existente entre los personajes principales de la tragedia de Lope y las figuras de Felipe II, Isabel de Valols y el Infante Don Carlos. Hay al fondo de la trama recurrencias bíblicas y semejanzas con la historia de Fedra. Lope de Vega realiza un magistral estudio de caracteres en esta tragedia de amor y honor, que incluye versos de belleza estremecedora y deslumbrante al referirse al amor que se sabe imposible y culpable: Y si muriera, quisiera poder volver a vivir mil veces, para morir cuantas a vivir volviera. Tal estoy que no me atrevo ni a vivir ni a morir ya, por ver que ei vivir será volver a morir de nuevo. José Luis Pellicena, Juan Ribo y una magnética y luminosa- Ana Marzoa encabezan un reparto en el que también figuran Inma de Santis, Fernando Valverde, Miguel Ayones, Paca Gabaldón, Francisco Vidal y Claudia Gravi, entre otros. Los actores dicen el verso con razonable equilibrio entre el naturalismo de la frase y el ritmo de las estrofas. El público, como se ha dicho, premió cariñosamente su labor y la calidad de esta muestra de teatro español presentada en Europalia. El poder de las locuras del teatro en el Festival de Otoño Madrid. J. Arenas Hoy se presenta, en el teatro Albéniz, la obra El poder de las locuras del teatro dirigida por Jan Fabre, dentro del Festival de Otoño. A Fabre se le considera, por encima de todo, un artista plástico. Veinticuatro meses de trabajo con veinticuatro actores, bailarines y cantantes, partiendo de ideas elementales, de emociones y vivencias, combinando fragmentos de óperas famosas y acontecimientos de la más reciente historia del teatro, forman estas cuatro horas de espectáculo ininterrumpido, con una combinación de fuerza física, agresión, inagotables repeticiones de temas y movimientos, erotismo y belleza. Fabre cuenta que mientras trabajaba en la obra la duración estaba en ocho toras. Al final ha quedado en cuatro. En ella el tiempo teatral equivale al tiempo real. Jan Fabre ha sido siempre un artista prolífero y al margen de sus proyectos teatrales ha participado en numerosas exposiciones y ha actuado como primera figura en espectáculos internacionales. Hizo una exposición de dibujos con bolígrafo. En 1984 presentó una exposición de sus diseños en la Bienal de Venecia y en el Museo de Arte Contemporáneo de Oslo en 1985. El poder de las locuras del teatro ha sido representada en 1984 en el Festival de Amsterdam, en el Festival de Otoño de París y en el Kaaitheater de Bruselas y el Museo Boymmans de Rotterdam. Las cadenas de televisión de Holanda y Bélgica grabaron el espectáculo y realizaron un especial sobre Fabre, que actualmente tiene veinticinco años. Durante el Festival de Nacy, una revista francesa comentó: Es la primera vez que esta edición del Festival nos da un verdadero escape, este trozo de locura que se echaba de menos. Una representación más allá de las normas, que es a veces sublime, que a menudo perturba. Por otra parte, también dentro del Festival de Otoño, ayer se presentó, en colaboración con el Festival de Otoño de París, Malavika Sarukai, con Bharata Batyam El recital se trata de un solo de bailarina en el que, imaginariamente, el cuerpo queda dividido por una línea central. La Bharata Batyam es la más antigua entre las formas de danza clásica de la India. El recital concluyó con el Tillana una composición musical. Malavika dijo que sigue, en su forma de bailar, el esquema tradicional. Esta forma de bailar requiere muchas horas de estudio, mucha preparación. El papel de los pies es, como en el flamenco, la base rítmica. La única emisora libre que hay en Almería, Radio Légaña, quiere seguir emitiendo. Para ello, y ante su inminente cierre por la Junta de Andalucía, los jóvenes miembros de esta emisora, que sale a las ondas desde hace algo naás de un año, han reivindicado libertad de expresión a través de pancartas y recogidas de firmas y entrevistas a personas que les han manifestado su apoyo. Radio Légaña ha sido la continuadora de Radio Luna Llena, emisora que fue clausurada por el. Gobierno Civil de Almería junto a otras dos emisoras libres de la provincia: c luna, 2 CONTINUA EL GRAN ÉXITO NO RECOMENDADA PAnA MENGRiaa i ü TRECE AÑOS