Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póQ. 8 0- ESPECTACULOS -MIÉRCOLES 25- 9- 85 Crítica de teatro Jazz La taberna fantástica duro alarde realista de Alfonso Sastre Título: La taberna fantástica Autor: Alfonso Sastre. Dirección: Gerardo Malla. Escenografía: Rafael Palmero. Intérpretes: Eduardo McGregor, Carlos Marcet, Mauro Muñiz, Rafael Díaz, Rafael Alvarez, José M. Mora, Fulgencio Saturno, Francis García, Vicente Cuesta, Ramón Duran, Avelino Cánovas, Concha Rabal y Enrique Navarro. Teatros del Círculo. Con una pieza a la que su autor, Alfonso Sastre, califica de tragedia completa La taberna fantástica el dramaturgo de Escuadra hacia la muerte nos retrotrae a los años cincuenta, en los que aparecen en Gran Bretaña los entonces denominados angry young men en cuya estela figura Jhon Arden, a quien el propio Sastre en sus palabras prológales hace referencia. Live like pigs que el crítico tuvo ocasión de ver en el Theatre de l Est de París en 1966, según Alfonso Sastre un montaje de Guy Retoré, es del año 58 y comporta análoga rudeza en la definición de personajes y el mismo propósito de realizar un análisis social abierto y objetivo de reducidos sectores humanos. Sastre reúne en una taberna de un barrio marginal de Madrid a un grupo de quinquis o quicalleros, como por aquellos años se les llamaba. No hay en rigor estructura o composición dramática, más bien una especial forma de narración activa, de estampas o cuadros sucesivos, en el que unos cuantos sujetos marginales, Rogelio el hojalatero, al que se busca, al parecer injustamente, por la muerte de un guardia civil; El Carburo, otro que tal, de regreso de la emigración en Alemania; Paco el de la sangre, que vive de donar, él y su mujer, sangre para los hospitales, y algunos borrachos habituales, coinciden en la taberna con motivo del entierro de la madre de Rogelio. Sus querellas, sus desventuras de gente marginal, sus modos de decir y de actuar son penetrantemente observados y puestos en pie por el escritor en un momento especialmente feliz de dominio de sus medios de expresión. Lenguaje sacado de la cantera inmediata del momento, duro, gracioso, coloreado y rico en imaginería sectorial. Viven estos tipos intensamente un vivir en que la finta, el desplante, la guapeza, cierta forma especial de código de comportamiento, los encasillan dentro de una sociedad muy cerrada, muy específica, ante la cual el autor se coloca con una objetividad que trasluce simpatía y afecto. Vida y dura estampa de un realismo social tal vez un poco pasado de fecha, más próximo a novelas de los cincuenta, como Los bravos de Fernández Santos, y a un cierto rescoldo de La colmena de Cela, que a las referencias de Sastre a Gorki- más sombrío- y a Valle Inclán- más esteticista- Está el espectador ante un vibrante, duro, amargo morceau de vie que dicen los franceses. Parece como una transposición directísima de la realidad al arte. Un gran trabajo literario y teatral. La interpretación en un tono de brutalidad, gritón, de áspera coloquialidad es brillante y descubre la enérgica mano directora de Gerardo Malla. Rafael Alvarez hace una creación llena de alma, de códigos morales extraños y siniestros que, sin embargo, descubren un cierto sentido de caballerosidad y de noción, peculiar, del deber y la dignidad. Espléndido, justamente histriónico en una suerte de naturalidad del exceso; logradísimo personaje. Cuesta sirve a su tipo con pintoresca precisión. Está muy en su personaje Marcet y completan el cuadro con fuerza, con tipismo, en una gradación realista que llega al naturalismo, todos los demás. Escenario como copiado de una zona limítrofe de bloques nuevos y chabolas. Fantástico y desgarrado girón de vida madrileña. Lorenzo LÓPEZ SANCHO El jazz español estrena temas Uno de los más constantes y duros caminos artísticos es el realizado por los músicos españoles que han elegido la disciplina jazzística Aunque el escenario elegido fue el habitual, San Juan Evangelista, la organización fue de la Concejalía de la Juventud. Organización que no realizó ninguna promoción del acontecimiento o, de realizarla, fue tan inútil como nefasta, pues tan sólo un centenar muy escaso de espectadores presenciaron el pasado fin de semana la actuación del grupo de José Antonio Galicia y de Neobop. El grupo madrileño por excelencia, Neobop, demostró que no se duerme en los laureles y que sus componentes trabajan sin descanso y con acierto, pues continúan puliendo sus realidades e incorporando nuevas ideas en un camino definido, pero abierto a cualquier factor que les acerque a la meta buscada, siempre que no sea a costa de cuestionar su independencia artística coqueteando con efímeras comercialidades. Neobop demostró en su actuación universitaria la razón por la que siempre ha ocupado los lugares de priviliegio en los certámenes a los que ha acudido. A pesar de que aún no ha salido al mercado su disco grabado bajo el patrocinio de la Caja Postal, ya han adquirido nuevas atmósferas, como demostraron al ofrecer en su repertorio temas propios: Camino del sol Dentro y fuera El globo El canto de París y Fa siendo estos dos últimos estrenos absolutos en su referida actuación. A pesar de su curriculum y de su realidad, sistemáticamente, el grupo, liderado por su baterista Carlos González, ha estado ausente de la programación de los macrofestivales de jazz organizados por el Ministerio de Cultura, mientras otros grupos son asiduos esperemos a ver lo que depara la próxima contratación ministerial. El esfuerzo y los logros de estos neoboppers españoles merecen más protagonismo y el manipulado aficionado al jazz programaciones más reales. Otro baterista, José Antonio Galicia, de filosofía musical diferente, aunque no menos meritoria, mostró también su creatividad en el popular Johnny Galicia, que pretende enriquecer su repertorio con el arte flamenco, incluye, junto a su grupo, guitarristas y bailaora, mientras tiene presente a Carmen Amaya, en la búsqueda de una música y un espectáculo que se declara ecléctica, aunque busca su personalidad, y donde tiene cabida lo africano, lo asiático, lo andaluz e incluso, como él mismo declara, lo vallecano. Aunque ¡as ocasiones que hemos presenciado sus espectáculos no hayamos disfrutado en exceso, no cabe duda que José Antonio Galicia es honrado, ambicioso y obstinado en su pluralidad y además jazzman No olvidemos que actualmente la sinceridad es un valor a extinguir, pues, como decía Renoir en La regla del juego hoy todos mienten. Ángel Luis INURRIA El director de la Opera de París elegido alcalde de Florencia Florencia. Afp Massimo Bogianckino, director de la Opera de París, ha sido elegido alcalde de Florencia, según se ha anunciado en el palacio Vecchio, sede de la Alcaldía, Bogianckino, de sesenta y tres años, cabeza de lista del Partido Socialista en las elecciones municipales del 12 de junio, ha sido designado alcalde después de largas y difíciles negociaciones entre el Partido Comunista, por una parte, y los partidos laicos -Socialista, Social Demócrata y Liberal- por otra. El nuevo alcalde ha anunciado que ya había preparado su carta de dimisión como director de la Opera de París, para mandársela al presidente Mitterrand, y ha recordado que la temporada parisina iba a abrirse el lunes próximo con una obra inédita del compositor Luciano Berio, encargada por él mismo a este músico hace algunos años. En cuanto a Florencia, Bogianckino ha insistido sobre el papel que esta ciudad tendrá en 1986, año en que ha sido proclamada capital cultural de Europa. Considerado como uno de los más dinámicos dirigentes del mundo de la música, Bogianckino, que nació en Roma en 1922, realizó sus estudios de piano con el francés Alfred Cortot antes de dar clases en el Instituto Carnegie de Pittsburgh, y en el Conservatorio de Roma. Ha dirigido la Opera de Roma, el Festival de los Dos Mundos, en Spoleto; la Scala de Milán y el Teatro Municipal de- FIOT rencia de 1975 a 1981, antes de ser llamado a dirigir la Opera de París.