Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Éxito de Rocío Dúrcal en Marbella De rotundo éxito se calificó la actuación de Rocío Dúrcal en el hotel Meliá Don Pepe, de Marbella, ante un lleno absoluto, aunque, en esta ocasión, los niños ocuparon la mayoría de las localidades, según nos informa nuestro enviado especial de España en vacaciones Miguel Ángel Martín. En las imágenes, Rocío Dúrcal en un momento de su recital, y su hija Carmen junto a Chabeli Iglesias Con Angela Molina y Bruno Ganz, Jaime Chávarri comenzó el rodaje de El río de oro M ETIDO en el Lozoya hasta la cintura, a gritos prudentes en inglés y castellano y con un brazo levantado para proteger del agua las hojas del guión, Jaime Chávarri era un poco como El héroe del río Capaz de todo, seguía a rítmicos saltitos la improvisada barcaza que soportaba la cámara s dedicada a recoger las imágenes de su próxima película, El río de oro En la orilla, entre el tin- 5 glado propio de los rodajes, los protagonistas esperaban su tumo para entrar en escena: An- S gela Molina, Bruno Ganz, Fran- cesca Annis y Stefan Gubser. Es el rodaje a remojo de una historia sobre la infancia que se nos escapa de las manos que tiene como escenario natural un tramo del río Lozoya que se conoce con el nombre del Vado Molinero, dentro del término municipal de Rascafría y muy cercano al monasterio de El Paular. Allí, a orillas del río y entre los árboles (ejem) se improvisó una rueda de Prensa a la que acudió Angela Molina con reflejos rubios y los labios rojos haciendo juego con dos rayas también rojas en sus mejillas... que uno de los niños me ha pintado Jaime Chávarri aclaró que la película es una coproducción con Suiza en la que España aporta el 70 por 100, que cuenta con un presupuesto de unos cien millones de pesetas y que no ha tenido ningún adelanto de producción por parte del Ministerio y se hace sin la colaboración de TVE, pues yo pertenezco a su plantilla de realizadores Sobre el arranque de El río de oro Chávarri dijo que se propuso hacer una película sencilla de género pero al terminar el guión me di cuenta que no era sencillo, ni muy barato, ni estrictamente de género, aunque quedara un regustillo de terror Nadie, aparte de él, contó mucho: Bruno Ganz aseguró, según tradujo Chávarri, que no le ha costado demasiado esfuerzo amoldarse al trabajo aquí, aunque me identifico más con la mentalidad de los directores alemanes Francesca Annis confesó que su único problema hasta ahora había sido el confundir la palabra coche por habitación cuando pidió el desayuno en el hotel. Y Angela Molina susurró de su secreto personaje con mucho s i g i l o y de un próximo proyecto cinematográfico con Manuel Gutiérrez Ara 9 Ón E. R. M. 76 A B C JUEVES 8- 8- 85