Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 A B C NACIONAL SÁBADO 16- 2- 85 guez del Moral (que podría ser promovido para la VI Región Militar) el segundo jefe de Tropas de Canarias y gobernador militar de Las Palmas, Eduardo Cazorla Martínez; el segundo jefe de Estado Mayor del Ejército y secretario del Consejo Superior, Eloy Rovira Montero, y el actual director del Gabinete Técnico del Ministerio de Defensa, Francisco Veguillas Elices. Sea quienes fueren finalmente los ascendidos, lo cierto es que se tratará, en cualquier caso, de generales formados ya en la Academia- General, y a los que el ministro Narciso Serra habrá de dar las máximas responsabilidades, referidas en muchos casos al desarrollo de importantes proyectos sobre las reformas en curso, entre ellas, y como más importante, la derivada del plan META de modernización. A esta nueva generación de mandos, que algunos definen por su atlantismo, pertenecen seis de los actuales tenientes generales, recientemente ascendidos, que fueron los primeros de su promoción en las respectivas armas. Estos seis tenientes generales son Gustavo Urrutia Gracia, Fernando Gautier Larrainzar, Femando Rodríguez Ventosa, Baldomero Hernández Carreras y José Buhígues Gómez, capitanes generales de la I, II, IV, V y VIII Regiones Militares, respectivamente; y Ricardo Escribano Igarza, actualmente miembro del Consejo Supremo de Justicia Militar. Pero los cambios, lógicamente, no afectan sólo al Ejército de Tierra. En el curso de 1985 también pasarán al grupo de destino de arma o cuerpo un almirante y tres tenientes generales del Ejército de! Aire. Asimismo, én este periodo, el próximo 21 de febrero en concreto estaba previsto entrase en la situación B el almirante Ángel Liberal Lucini, jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) a quien, sin embargo, le ha sido recientemente prorrogado el mando por el Gobierno, con lo que su pase a la B no se hace efectivo. Los próximos cambios en el mando militar ultiman el relevo generacional del Ejército Cinco tenientes generales pasan este año a la B Madrid. Vera Gil En los próximos once meses se terminará de producir el relevo generacional en el Ejército. Con el pase al Grupo, B de cinco tenientes generales, tres de ellos con mando en Capitanía, quedarán en los puestos de máxima responsabilidad militares de una nueva generación, que no hizo la guerra, y procede, en su mayoría, de la Academia de Zaragoza. De izquierda a derecha, los tenientes generales Cano Hevia, Vallespín González, Pérez Iñigo y Castillo del Río, que pasarán a la situación B en el transcurso de 1985 Los dos últimos años han sido de una extraordinaria movilidad en los principales puestos del mando militar. Entre el 1 de enero de 1983 y el 31 de diciembre de 1984 han pasado a la situación de reserva un total de dieciséis tenientes generales, lo que ha supuesto un cambio casi completo en las jefaturas de las Capitanías Generales, en el Consejo Superior del Ejército y en otros órganos castrenses de la máxima responsabilidad. Plantillas, que sitúa en diez el número óptimo de tenientes generales para el Ejército de Tierra. Para los próximos relevos, en cualquier caso; hay disponibles cerca de cuarenta generales de División, siete de los cuales pasarán este año, asimismo, a la situación B, a no ser que fueran promovidos para el ascenso. En este grupo de siete se hayan, por ejemplo, el actual general inspector de la Policía Nacional, Félix Alcalá Galiano, y los gobernadores militares de Madrid, Huesca, Mallorca y Tenerife, Antonio Eleta Sequera, Antonio Sanz Ridruejo, Luis Miranda Rodríguez y Eduardo Gómez- Acebo Rodil, respectivamente. No parecen ser estos generales de División, sin embargo, los que cuentan con mayores posibilidades para el acceso a los puestos que queden vacantes en la cúspide, aunque alguno de ellos podría ser bien visto por la jerarquía. A pesar de que todavía faltan meses, y ni tan siquiera se sabe con certeza el número concreto de ascensos que Defensa está dispuesto a otorgar, ya se citan algunos nombres de aspirantes con posibilidades, entre ellos el jefe de Estado Mayor Conjunto de la Defensa, general Miguel Iñi- En activo Actualmente los tenientes generales en activo son catorce, pero cinco de ellos pasarán a la escala B en el transcurso de este año. Se da la circunstancia de que estos cinco tenientes generales (junto con el JEME José Sáenz de Tejada, y el director general de la Guardia Civil, José Antonio Sáenz de Santa María, a los que les ha sido prorrogado el mando, a pesar de haber entrado en la situación B) forman parte de la última promoción de mandos que tuvieron participación activa en la guerra. Sus inmediatos seguidores proceden ya de la Academia Militar de Zaragoza. De los cinco tenientes generales que pasan al grupo de destino de arma o cuerpo en 1985, tres ostentan mando en Capitanía General: Juan Vicente Izquierdo, capitán general de la VI Región Militar (Burgos) Manuel Vallespín González Valdés, capitán general de la III Región Militar (Valencia) y José Pérez Iñigo, capitán general de Canarias y jefe del Mando Unificado de la Zona. Asimismo, habrán de pasar a la B los tenientes generales de Tierra Juan Cano Hevia, director de la Escuela Superior del Ejército, y Ricardo Castillo del Río, actual presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar. Estas sustituciones han levantado lógica expectación en el generalato, toda vez que cuando se hayan producido comenzará un período mucho más relajado, menos dinámico en cuanto a ascensos, en parte motivado por la gradual aplicación de la ley de Cambios en la Armada En la Armada, por tanto, sólo entra a la situación de reserva, en el curso de este año, el almirante Joaquín Contreras Franco, capitán general de la Zona Marítima del Cantábrico, con sede en El Ferrol. En lo que al Ejército del Aire se refiere, los relevos afectarán al teniente general Miguel Martínez Vara del Rey y Teus, jefe del Mando Aéreo de Combate de la I Región Militar (Madrid) al teniente general Tomás Juárez Redondo, jefe del Mando Aéreo de Transporte y Tercera Región Aérea (Zaragoza) y al teniente general Jesús Bengoechea Baamondo, actual jefe del mando de personal del Ejército del Aire. También pasarán a la reserva durante 1985, el vicealmirante Ramón AlvarezMaldonado Muela, director de Construcciones Navales Militares, y el general de División del Ejército del Aire Galbe Pueyo. La nueva generación de mandos que sustituirá a los tenientes generales y almirantes que pasan a la situación de destino de Arma O Cuerpo podría permanecer en los puestos de máxima responsabilidad hasta 1988, lo mismo que otros nacidos entre 1923 y 1924, a los que se puede considerar con las mismas posibilidades. En el Ministerio de Defensa, la impresión que se extiende es satisfactoria y se piensa que los nuevos mandos dispondrán de tiempo suficiente para llevar a cabo las reformas. Pasan a la situación B Tierra Juan Vicente Izquierdo M. Vallespín González- Valdés Juan Cano Hevia José Pérez- Iñigo Martínez Ricardo Castillo del Río Armada Joaquín Contreras Franco Fecha 28- 3- 85 28- 5- 85 1- 7- 85 12- 9- 85 17- 10- 85 5- 11- 85 Aire M. Martínez Vara del Rey y Teus Tomás Juárez Redondo J. Bengoechea Baamonde 30- 3- 85 18- 6- 85 18- 2- 85