Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 A B C ESPECTÁCULOS JUEVES 24- 1- 85 El filme Amanecer rojo retirado de los cines alemanes Hamburgo. Dpa Tras protestas masivas y amenazas de bombas han retirado del programe varias salas de cine de la República Federal de Alemania la película norteamericana Amanecer rojo del director estadounidense John Milius, por reflejar tendencias de los tiempos de la guerra fría. El controvertido filme trata de un grupo de jovenzuelos estadounidenses que hacen frente a una invasión de tropas soviéticas, cubanas y de otros países del Este. Aparte de la brutalidad de que hace gala y de falta de calidad fílmica, los críticos acusan a su director de tendencioso. La película fue retirada del programa en 15 ciudades, por lo menos, tras desórdenes con motivo de su proyección, y en cerca de una treintena de ciudades, según la firma distribuidora UIP. Amanecer rojo que comenzó a proyectarse en Alemania occidental el 21 de diciembre con 90 copias, seguía proyectándose todavía en 50 salas, según UIP. Unos 120.000 visitantes vieron hasta ahora la cinta, que ha tenido realmente éxito comercial Su estreno en el Zoo- Palast, de Berlín, tuvo que ser suspendido porque una cincuentena de manifestantes arrojaron huevos y bombas de humo. En Friburgo y Karlsruhe arrojaron los espectadores bombas fétidas en los cines. Varios grupos llegaron a las manos en Heilbronn, Ludwigsburg y Colonia, entre otros. En una sala de Ruesselsheim arrojaron bolsas de pintura a la pantalla e hicieron explotar cohetes en el patio de butacas. Grupos políticos de izquierdas se encuentran con frecuencia detrás de las protestas. Un comité de solidaridad anti- imperialista con representantes, entre otros, del Partido Comunista, distribuyó octavillas contra el filme en la ciudad de Essen. En Stuttgart le pusieron a una sala un ultimátum para que retirara el filme, y en la ciudad de Hann, una concejala de la ciudad (de los verdes) y un miembro de la Asociación Pax- Christi han denunciado a la película por instigación popular al amotinamiento. Crítica de cine Erase una vez enAmérica (primera parte) de Sergio Leone Prod. Arnon Milchan (USA) Director: Sergio Leone. Guión: Leonardo Benvenutl, Piero de Bernardi, Enrico Medioli, Franco Arcalli, Franco Ferrini y Sergio Leone, según la novela The Hoods de Harry Grey. Fotografía: Tonino Delli Colli. Color. Música: Ennio Morricone. Duración: Ciento veinte minutos. Principales intérpretes: Robert de Niro, James Woods, Elizabeth McGovern, Scott Schutzman, Rusty Jacobs, Jennifer Connely, Adrián Curran, Mike Monetti. Sala de estreno: Paz. conversación en adultos, coincidente con el Sanguinolento drama de costumbres, momento en que Noodles salía de la cárcel centrado en el nacimiento y desarrollo de- convertido en asesino para vengar la una banda de gangsters judíos en Nueva muerte de un amigo- circunstancia que haYork, con acotaciones adolescentes tiernas bía cerrado el capítulo de la adolescencia de y entrañables. todos. Y la tercera estaba centrada en el reSe presentó Erase una vez en América greso de Noodles a Nueva York, treinta y fuera de concurso, en el Festival de Cannes cinco años después de que sus tres camade 1984, precedida por una aureola de pelí- radas de atracos y arreglos de cuentas, concula difícil por su superpresupuesto, los trabandos y violaciones pereciesen víctimas meses enteros de su rodaje y IOG problemas de una delación. En este nuevo montaje lo que se cuenta es que su realizador, Sergio Leone, encontraba para encajar la duración y el montaje de la toda la primera etapa, cuando Max, Noodles, misma. Aquella versión duraba cuatro horas, Fat, Patsy y Cockeye comienzan a abrirse prácticamente- -doscientos veinte minutos- camino en el difícil terreno de la delincuencia, y padecía un montaje caprichoso. Señalamos descubriendo de paso las diferencias exisentonces sus muchas virtudes- excelentes tentes entre el sexo y el amor, y parte de la secuencias, excelentes decorados, exce- segunda, cuando la dedicación a la delinlentes actores- y sus contados, pero deci- cuencia alcanza la exclusividad profesional sivos defectos formales entre los que primaba Leone ejerce, desde las imágenes de la cronología caprichosa en la narración. Erase una vez en América una especie de Ahora se presenta en Madrid, dividida en dictadura de lo espectacular. Espectaculares dos. Con una primera parte, estrenada en son los decorados- -en especial el de una estos días, a la que seguirá una conclusión calle del East Side- gigantescos y fascique será presentada- -para que las dos nantes, y espectaculares son las acciones partes coincidan en la cartelera- en el plazo violentas, en las que Leone, echando mano de tres semanas. de todos los recursos, se complace, ensanEn la historia completa se podían estable- grentando al máximo la pantalla. Sin embargo, lo mejor de esta primera cer tres partes bien diferenciadas, aunque el montaje de Leone indujera a la confusión: la parte, lo mejor de todo el conjunto, son las adolescencia de David Aronsbn Noodles y acotaciones que se dedican a la juventud de Maximilian Bercovitz, cabecillas de una banda los pandilleros, cuyos cabecillas son los prode crios delincuentes en el East Side neoyor- tagonistas de la historia. Leone guarda su ciquino, en el tiempo de la ley seca, con sus nismo y su afición por la sangre, para aplicar unas dosis evidentes de humor, de ternura y aproximaciones al sexo y a la violencia, constituía la primera. La segunda comprendía su de observación, al narrar el enamoramiento de Noodles, locamente prendado de Deborah, la muchachita que quiere ser artista Mejor ordenadas que en la presentación primera- aunque resulte incómodo para ef público la división de dos partes, con dos entradas y dos tardes o dos noches para una sola película- las materias primas con que contó Leone para su filme- -un guión sólido; pese a sus incrustaciones folletinescas; una fotografía de calidad, una música pegadiza y oportuna, representada más por el recuerdo de las canciones Amapola y Yesterday que por la partitura de Morricone- componen un plato sugerente. En el capítulo interpretativo, más y mejores bazas que Robert y Niro- Noodles- James Woods- M a x- y Elizabeth McGobern- Deborah- protagonistas, como adultos, de la narración, juegan sus encarnaciones adolescentes: Scott Schutzman, Rusty Jacobs y Jennifer Connely, respectivamente. Con todo, lo que no cabe negar a Leone es una cuidada dirección de actores, tan cuidada como la selección del ritmo apropiado en cada secuencia para teñir de nostalgia o de tensión, según las ocasiones, las imágenes. Pedro CRESPO Ctra. La Coruña, K Torrelodones (Madrid) Reservas: Tel. 85