Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-LUNES 10- 12- 84- INTERNACIONAL -ABC, pág. 25 Las presiones de Siria y Argelia, decisivas para el asalto final al avión kuwaití Dramático domingo en las pistas del aeropuerto de Teherán Nueva York. José María Carrascal El drama en el aeropuerto de Teherán terminó anoche con la rendición de ios secuestradores del aparato kuwaití. Hay que agradecer su disposición a matar, pero no a morir, que todo acabase bastante mejor de lo que se temió a lo largo de la jornada. Comenzó ésta pidiendo los secuestradores un nuevo aparato, ya que el que tenían estaba imposibilitado para volar. Se les negó. Sacaron entonces uno de los rehenes para darle una ignominiosa paliza a la vista de todo el mundo. Et objetivo era hacerle implorar que accediera a sus demandas, cosa que el pobre hombre hizo. Las autoridades de Kuw a i t sin e m b a r g o se mantuvieron firmes en no liberar a (os diecisiete terroristas detenidos. Ante lo que los secuestradores anunciaron que habían llegado al f i n a l que t e n í a n dispuestas cargas explosivas en el aparato y se disponían a dinamitarlo. Leyeron lo que calificaron de su testamento y última voluntad y cortaron las comunicaciones para rezar sus últimas oraciones Las autoridades iraníes cerraron el aeropuerto a todo el tráfico y comenzó una tensa espera, temiéndose lo peor a cada minuto. Pasaron, sin embargo, siete horas sin que nada aconteciese, y cuando las puertas del aparato volvieron a abrirse para dejar salir a siete rehenes, todo el mundo dio un suspiro de alivio. Alivio que aumentó al ver a los secuestradores aceptar agua, alimentos y personal de limpieza del avión. Para alguien dispuesto a saltar al otro mundo, no es una actitud muy consecuente. En estos casos- dijeron inmediatamente los expertos- es muy importante quién pestañea primero, y aquí han sido los secuestradores. Quienes demostraban no demasiada prisa para morir. De lt das formas, seguían reteniendo rehenes y su errática actuación les seguía haciendo peligrosísimos. Quienes empezaban a estar bajo presión entonces eran los iraníes. Una Misión kuwaití que había tratado de coordinar con ellos los pasos a dar regresaba a casa llena de reproches y sospechas. ¿Por qué no se concedía a ios raptores otro avión, si en cualquier otra parte podría enfrentárseles mejor? ¿Cómo es que tenían explosivos, si todo apuntaba que no los tenían al embarcar? eran algunas de las preguntas que se hacían, mientras el secretario de Estado norteamericano, señalaba claramente con el dedo: Si Jomeini hubiese querido, el secuestro hubiera acabado el primer día. Que era una forma de decir que las muertes ocurridas iban en el haber de los iraníes. Y no eran sólo sus rivales quienes presionaban, sino también los pocos amigos que les quedan. Siria y Argelia hacían saber a Teherán que los terroristas habían sobrepasado una frontera invisible que impedía apoyarles, y que si el episodio no acababa pronto se exponían a ser considerados parte del mismo. Era afgo que ef propio embajador iraní ante la ONU aceptaba implícitamente af reconocer que se habían acabado las opciones pacíficas y era necesario echar mano de otras No les era fácil tomar esa decisión, pues no olvidemos que tenían que tomarla contra los más fieros y fieles servidores del imán. Pero éstos les habían puesto en una situación indefendible. La ocasión se la brindó en bandeja la petición de los secuestradores de que viniera atguien a limpiar el aparato. Disfrazados de personal de limpieza, agentes especiales iraníes entraron en el avión y tras brevísimo forcejeo redujeron a los secues- El mayor chantre en la historia de la aviación comercial Madrid El secuestro del airbus de las Líneas Aéreas Kuwaitíes, con 161 personas a bordo, por cuatro terroristas, ha supuesto el mayor chantaje eri la historia de la aviación comercial y uno de sus episodios más macabros. Los principales secuestros de aviones en que se han registrado víctimas han sido los siguientes: Septiembre de 1974. Un terrorista hace explosionar en vuelo, al noreste de Saígón, un Boeing 727 de Air Vietnam, ocasionando la muerte de 63 pasajeros y de ocho miembros de la tripulación. Marzo de 1975. El secuestro de un Boeing 737 iraquí hacia el aeropuerto de Teherán causa cuatro muertos (el jefe de los secuestradores y tres pasajeros) a consecuencia de un tiroteo entre los terroristas y los guardias de Seguridad iraquíes. Mayo de 1976. Un avión filipino, con ciento tres personas a bordo es desviado hacia el Sur del país, por seis musulmanes. Durante el asalto de las Fuerzas de Seguridad del aeropuerto de Zamboanga, y de la explosión que se produjo, trece personas resultaron muertas, entre ellas tres terroristas. Junio de 1976. Un airbus de Air France que cubría el vuelo Tel Aviv- París, es secuestrado con doscientas cincuenta y ocho personas a bordo. Para liberar a los ciento cinco pasajeros que permanecían a bordo, comandos israelíes intervinieron en el aeropuerto de Entetfbe (Uganda) resultando treinta y un muertos, entre ellos tres rehenes, así como los siete terroristas. Octubre de 1977. Secuestro de un Boeing 737 de la Lufthansa hacia Mogadiscio, capital de Somalia. El piloto resultó muerto durante una escala en Aden. Los pasajeros fueron liberados. Marzo de 1981. Un Boeing de las Pakistán Airlines es desviado hacia Kabul, por tres terroristas paquistaníes, para aterrizar en Damasco. Un pasajero, diplomático paquistaní con destino en Teherán, fue asesinado por los secuestradores. Después de trece días de tensión- h a sido el secuestro más largo- ciento tres pasajeros y miembros de la tripulación fueron liberados y los terroristas invitados a abandonar el país. Hafez al Assad tractores, que se rindieron sin que se produjeran bajas. Quedan muchas incógnitas por resolver, empezando por ef papel iraní en et entero episodio. Si conocían previamente el secuestro, si cooperaron luego con los secuestradores o si la rendición, tan infantil para terroristas tan expertos, no estaba apalabrada, aunque va a ser difícil averiguarlo, Washington insistirá en elfo. De momento, se limita a decir nos alegra que finalmente todo haya terminado sin más víctimas, pero ¿por qué no se intervino antes, lo que hubiera evitado la muerte de dos de los nuestros? Pero tiempo habrá de debatir ésos y otros puntos. Esta noche es de descanso tras la odisea. De descanso y de reafirmarse en la convicción de que la mejor, si no la única forma de hacer frente al terrorismo, es no ceder ante él ni un milímetro. ESCÁNDALO EN ORIENTE MEDIO Han hecho falta tas presiones de varios países árabes, entre ellos, sobre todo, Siria, para que las autoridades iraníes decidieran zanjar la orgía de terror y crueldad en las pistas del aeropuerto de Teherán. Ef secuestro del Airbús de las Kuwait Airways, el mayor chantaje producido ahora en la historia de la aviación comercial, era un auténtico escándalo en Oriente Medio. Se trataba de una situación insostenible e inaceptable, que se estaba convirtiendo en una de las páginas innobles de nuestro mundo. De ahí que las autoridades iraníes, tras esa primera reacción de complacencia ante los secuestradores, hayan intervenido finalmente, ante todo tipo de presiones árabes. Pero el suceso muestra el terrible grado de violencia política al que se ha llegado en Oriente Medio y que es preciso atajar. Ninguna rivalidad política en el área puede permitir que se repita ese salvajismo del que han hecho gala los fanáticos secuestradores ni que se pisotee de manera tan innoble la dignidad humana en la conflictiva área de Oriente Medio.