Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 20- 11- 84 INTERNACIONAL A B C 33 El material capturado es de origen soviético Océano- -Atlántico hículbs blindados de transporte y combate de tropas, cinco de los cuales fueron abandonados en perfecto estado de funcionamiento y he visto evolucionar en Gulimin en el puesto de mando del sector del Draa bajo las órdenes del coronel Arzaz. Los imponentes blindados de doce toneladas quedaron intactos en poder de los defensores marroquíes, que hicieron prisiótiero eR uno de ellos al comandante jefe del batallón de vanguardia. Dos BMP bastante destruidos por el fuego anticarro marroquí me fueron presentados en el sector de Zag y cinco más, totalmente quemados, siguen todavía delante de la línea marroquí en Smul Niran. Al lado, los jeeps capturados con las ametralladoras pesadas de 23 milímetros y dé 14,5 milímetros, desplegados sobre el terreno en una especie de exposición de trofeos organizada por el coronel Ben Driss; inmediatamente detrás de la línea, los misiles anticarro Sagger, que por primera vez en tos combates del Sahara aparecieron montados sobre el BMP en una rampa metálica situada sobre el cañón de 73 milímetros de que dispone el vehículo. Este nuevo empleo del misil Sagger, que es normal en el Ejército soviético, no había sido utilizado por el Polisario en anteriores enfrentamientos con los marroquíes. TARFALLA ANTIGUO LIMITE SAHARA ESttSOL HAGUNIA A DAR EL AAIUN MARRUECOS- -T MAURITANIA Las lecciones del 13 de octubre Primero. El Polisario en vísperas de la trascendental reunión de la OUA en Addis Abeba ha desencadenado una ofensiva militar de gran estilo lanzando a la batalla su completa disponibilidad combatiente en hombres y material. Calculando que el Polisario dispone de una fuerza armada, cuya estimación puede oscilar alrededor de los 3.000 hombres, en el ataque de Smui Niran comprometió unos 2.000, es decir, en la práctica la casi totalidad de sus posibilidades. Más de cien blindados entre vehícutos de transporte de Infantería y carros, también la casi totalidad de sus recursos, se volcaron en el combate. Técnicamente puede decirse que el Polisario no puede hacer más de lo que hizo el 13 de octubre. Segundo. A pesar de su esfuerzo el Polisario no ha conseguido en absoluto desmitificar el muro, como decía Bachir Mustafá Sayed, su número dos, sino, al contrario, confirmar que el muro es invulnerable, puesto que sigue donde estaba antes del 13 de octubre y ni siquiera el 13 de octubre tuvo necesidad de replegar sus líneas ni un solo metro durante las cinco o seis horas qué duraron tos combates. Se combatió en el muro, como es natural, pero fueron las unidades del sector de Zag, a las órdenes exclusivas del coronel Ben Driss, quienes consiguieron envolver a las unidades potisarias del primer escalón de ataque y aniquilarlas. La prueba material de su éxito se encuentra a disposición de quien quiera comprobarla en la retaguardia del sector agredido. Cuando un ejército atacante deja sobre el terreno esa cantidad de material y está obligado a continuación a replegarse sobre el escondite argelino, resulta imposible hablar de otro triunfo militar que no sea el obtenido por la defensiva marroquí. Tercero. El ataque del día 13 de octubre tenía la singular importancia de poner a prueba la solidez de la nueva línea establecida, el. pasado mes cJe, rjj) ÍLyi) por Marruecos, más de doscientos küoíñetros al este del primer muro. Es decir, qué la situación logística se había invertido en relación al primer muro, al alargar Marruecos sus líneas de aprovisionamiento y acortar el Polisario sü recorrido militar a partir de los campamentos de Argelia, aunque esta inversión no Haya afectado en lo más mínimo la invulnerabilidád de la línea igualmente infranqueable para el Polisario que la primera. El test há sido favorable a Marruecos. Cuarto. Militarmente hablando, el Polisario ha perdido la guerra desde el momento en que no pudo impedir fa construcción de una línea defensiva móvil en constantes desplazamientos siempre hacia el Este. Ahora mismo la actividad militar del Polisario se reduce a conseguir objetivos publicitarios en las columnas de los periódicos, aireando sus golpes de mano y obligar el Ejército marroquí a seguir desplegando en el Sahara, amenazando con sus concentraciones abrigadas al amparo de Argelia. Hacerle gastar dinero a Marruecos y conquistar espacios de. letra impresa en los periódicos amigos son sus únicas posibilidades actuales. La consagración diplomática de la RASD coincide espectacularmente con su inefectividad militar, puesto que ha perdido el arma de la sorpresa con el despliegue de la red detectara marroquí, quedándose reducido a preparar golpes convencionales con ayuda de su material blindado, que son muy costosos; sólo pueden llevarse a cabo en raras ocasiones y fueron todos ellos sucesivos fracasos. El Polisario no ha encontrado respuesta militar al muro, lo cual equivale a decir que ha perdido sobre el terreno toda posibilidad de éxito. Quinto. No parece que haya ningún inconveniente para que Marruecos avance todavía más su línea defensiva hasta situarla en Mahbes y Tifariti, porque en las actuales circunstancias el Ejército marroquí puede hacer en e Sahara todo lo que quiera. El desafío que representaba el adelantamiento de sus líneas desde el primer muro ha áídb; ganado, y su demostración el 13 de octubre; Esta parece ser la lección más clara del último combate. La guarnición marroquí del punto a t a c a d o se bastó para aniquilar la columna enemiga. Al amparo de la frontera de Argelia el Polisario puede continuar sus hostigamientos. El botín militar se extiende además a una veintena de jeeps con cañones sin retroceso B- 10, de ametralladoras ligeras de 12,7 milímetros, y una gigantesca cantidad de Kalachnikov, el arma automática individual de empleo general en el Polisario. En el cristal de uno de los automóviles Toyota, todavía perfectamente legible, un aviso: Desembarcado en Oran. El dato tiene utilidad, porque es en Argelia donde se montan sobre los Toyota todo terreno el armamento ligero o semipesado, siempre de origen soviético de que dispone el Polisario. El trabajo está técnicamente bien hecho y demuestra el amparo militar que Argel dispensa a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) El material soviético se desembarca en Oran o en Argel, se encamina por vía férrea hasta ColombBechar y desde allí el último tramo hasta Tinduf se realiza en las grandes plataformas de transporte empleadas en todo el mundo para el tráfico dé ingenios pesados. Varios de los BMP, vehículos blindados capturados, enseñaban en sus cuentakilómetros la cifra de 360 kilómetros; muy poco más de la distancia que existe entre Hafed Buyemaa en territorio argelino y Smul Nifan el lugar de los combates del 13 de octubre en territorio marroquí.