Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 1- 11- 84 NACIONAL La destitución del Capitán General de Zaragoza ABC 21 Discrepancias entre lospartidos sobre la decisión delGobierno Únicamente el PCE está de acuerdo con las declaraciones Madrid Todos los grupos parlamentarios, con la excepción del portavoz dei PCE, se muestran contrarios a las declaraciones del teniente general Alvarez Zalba, aunque valoran en distinta forma su contenido. Incluso dentro de los mismos grupos hay algunas manifestaciones contrarias en cuanto a esta valoración. En síntesis, la opinión de los grupos es la siguiente: Sesenta y cinco años de la vida de un militar Madrid El hasta ayer capitán general de Zaragoza, Manuel Alvarez Zalba, nació en El Pardo (Madrid) el 5 de diciembre de 1919. Casado, con cuatro hijos, es diplomado de Estado Mayor, y entre sus destinos destacan los siguientes: -Regimiento de Cazadores de Montaña, 63. -Casa militar del general Franco. -Jefe de la Secretaría General y Técnica del antiguo Ministerio del Ejército. -Jefe de Personal de la Jefatura Superior de Personal y, tras conseguir destino en el Alto Estado Mayor, director de apoyo al personal del Mando Superior de Apoyo Logístico. Manuel Alvarez Zalba había ingresado en el servicio activo en 1936, ascendido a teniente en 1942, a general de brigada en 1976 y a general de división en 1979, alcanzando tres años después el grado de teniente general. Cuando en abril de 1977 el Gobierno centrista de Adolfo Suárez decidió legalizar el PCE, Manuel Alvarez Zalba ocupaba la Secretaría General y Técnica del Ministerio del Ejército, desde donde se difundió una nota de protesta contra la decisión del Ejecutivo. Días después de este incidente, y como responsable de la nota, fue destituido Alvarez Zalba. Durante su mandato en la Capitanía General de Zaragoza destacó por defender a esta ciudad para la capitalidad de la futura Región Militar IV. El próximo día 4 de noviembre estaba previsto que el teniente ganeral Alvarez Zalba pasara al grupo B, al cumplir la edad. PSOE: Respeto a la decisión Eduardo Martín Toval, secretario general del Grupo Socialista, opinó que toda reacción a las afirmaciones de Alvarez Zalba es competencia exclusiva del Gobierno, cuya decisión apoyan los diputados del PSOE. Por su parte, Osear Alzaga, presidente del PDP, estimó que no era conveniente hacer comentarios del cese decidido por el Gobierno. Alzaga afirmó que nunca había hecho ningún comentario sobre ceses o nombramientos militares, y quiero seguir así AP: Cuestión del Ejército El secretario general de Alianza Popular, Jorge Verstrynge, declaró a A B C que su partido no entraba en temas internos del Ejército y, por lo tanto, sobre la destitución del teniente general Alvarez Zalba no tenemos nada que decir Sin embargo, con respecto a las declaraciones del citado militar, Verstrynge dijo que si eran ciertas, el asunto es gravísimo puesto que el ministro Narciso Serra se tendría que retractar de lo dicho con anterioridad, contestando a una pregunta del propio Verstrynge, sobre que Ceuta y Melilla estaban perfectamente defendidas. Considera Verstrynge que el ministro de Defensa tendrá también que responder sobre el alcance del pacto libio- marroquí Anteriormente, Carlos Manglano, portavoz de AP en la Comisión de Defensa del Congreso, consideró correctas las declaraciones desde el punto de vista militar, pero incorrectas desde el político. También opinó que la destitución no es oportuna Minoría Catalana: Correcta Joaquín Molíns declinó opinar sobre el contenido concreto de las declaraciones del teniente general Alvarez Zalba, que encuadró dentro de su próximo pase a la situación B También estimó correcta la destitución. En contra, Miguel Roca, portavoz de Minoría Catalana en el Congreso y promotor del Partido Reformista, dijo que no quería entrar en el asunto porque las decisiones sobre ceses o nombramientos son competencia exclusiva del Gobierno PNV: Total apoyo Este grupo ha realizado las críticas más duras a las declaraciones de Alvarez Zalba, que el diputado vasco José Zubia, sin entrar a juzgar el contenido concreto de las mismas, enmarca en otras anteriores realizadas por el teniente general en contra de la legalización del PCE y sobre su defensa de la capitalidad de Zaragoza dentro de la futura IV Región Militar. Sobre sus expresiones acerca del País Vasco, Zubia se mostró muy crítico. PCE: Decisión incoherente José Luis Bohigas, encargado del área de defensa del Partido Comunista, declaró que el PCE estaba en contra de la decisión del Gobierno por la incoherencia que supone- -a su juicio- -cesar al capitán general de Zaragoza cuando no se tomó ninguna medida en contra de los altos mandos militares que en las últimas fechas han hecho declaraciones favorables a la OTAN y que coinciden con la postura oficiosa del Gobierno. El dirigente comunista también afirmó que estaba de acuerdo con las declaraciones del capitán general en casi todo, especialmente al señalar que la OTAN no cubre la defensa de Ceuta y Melilla, y que los Estados Unidos no nos apoyarían ante un eventual ataque de Marruecos. Evidentemente- -dijo- compartimos que el pacto libio- marroquí afecta muchísimo a España. CDS: Destitución acertada El portavoz de este grupo parlamentario, José Ramón Caso, señaló que aun cuando puedo estar de acuerdo con alguna de las tesis, creo que el teniente general ha incurrido en el vicio de mezclar temas políticos y valoraciones, que, aunque realizadas a título personal, están condicionadas por el cargo que ocupa En su opinión la decisión del Gobierno es acertada. Soteras Casamayor, el precedente inmediato Madrid La destitución del teniente general Alvarez Zalba como capitán general dé Zaragoza es la segunda que realiza el Gobierno socialista en la persona de un capitán general. El pasado año, en el mes de septiembre, el Consejo de Ministros acordó destituir al entonces capitán general de Valladolid, teniente general Femando Soteras Casamayor, por unas declaraciones sobre el frustrado golpe de Estado del 23- F publicadas en una revista. En su momento, el portavoz gubernamental, Eduardo Sotillos, declaró: El Gobierno ya ha hecho su valoración de las declaraciones del teniente general: le ha destituido. Las declaraciones de Soteras, que motivaron su destitución fulminante, se referían a la satisfacción que produciría en el Ejército el indulto de los autores del intento del golpe de Estado del 23- F y afirmaba: Aquí se ha hablado mucho del 23- F, pero no se ha dicho nada de cuál era la situación de España el 23 de enero, y el 28, y el 3 de febrero, y así sucesivamente hasta producirse los acontecimientos. Había que ver aquella intensificación del terrorismo, la situación económica y el desgobierno que estamos soportando. El hecho en sí podrá ser condenado, pero había una motivación. PDP: Inaceptables Javier Rupérez, vicepresidente del PDP, opinó que su grupo está a favor de la destitución del capitán general, y se mostró en desacuerdo con sus declaraciones, de las que dijo no corresponde hacer a un militar, que debe respetar unos límites en sus declaraciones públicas como cualquier funcionario.