Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C NACIONAL JUEVES 27- 9- 84 Desciende la intención de voto al PSOE, AP se mantiene y aumentan los indecisos Progresivo deterioro de la popularidad de Felipe González Madrid La popularidad del presidente del Gobierno, Felipe González, se encuentra en el punto más bajo desde que lograra para su partido el triunfo electoral en octubre de 1982. Desde entonces, la trayectoria ha sido descendente, a una media de 1,81 puntos por mes, según destaca una encuesta de la Actualidad Económica La bajada de prestigio del presidente es acompañada por la del Gobierno y la de su partido. Actualmente, sólo un 37,8 por 100 de los encuestados considera buena su opinión sobre Felipe González, frente al 54,1 por 100 que se manifestaba de esta forma en diciembre de 1983. Por el contrario, los que juzgan regular la gestión del presidente han pasado del 29,2 por 100 al 35,6 por 100, y los que creen que su actuación es mala han pasado del 12,3 al 21,2 por 100 de los entrevistados. Él descenso en la imagen del presidente del Gobierno, particularmente fuerte en el último mes, es analizado por la revista citada como producto de varios factores. En primer término, la pérdida de votantes posibles para el PSOE, que es significativa frente a la relativa estabilidad en cuanto a intención de voto de otras formaciones políticas como Coalición Popular o el PCE. La situación económica, cuyas expectativas no tienen visos de mejorar, a juicio de los encuestados; una cierta pérdida de optimismo respecto al ingreso de España en la CEE; la indefinición gubernamental en relación con la OTAN- por cierto, la encuesta refleja una mayoría partidaria de la salida de la Alianza- y, en fin, incluso la mala imagen provocada por las vacaciones caribeñas de Felipe González, son aspectos que han influido en el progresivo deterioro. La influencia innegable de la imagen de Felipe González en el éxito de su partido en unas elecciones 1i ene como consecuencia que la intención de voto decidido, como plantea la encuesta, haya descendido también para los socialistas, que se encuentran ahora con once puntos por debajo de los sufragios alcanzados en 1982. Estos votos, sin embargo, parecen ir a engrosar las arcas de la abstención, ya que no se aprecian mejorías en- los competidores alternativos del partido en el Gobierno. Crece, por el contrario, la indecisión, que afectaría a casi un 20 por 100 del censo, aunque los abstencionistas decididos no han aumentado y permanecen en un 13 por 100. La encuesta ha preguntado también sobre la popularidad- grado de conocimiento- de los líderes, que encabeza Felipe González, seguido por Adolfo Suárez, que desplaza de esa posición a Alfonso Guerra. Manuel Fraga ocupa la siguiente posición, seguido de Miguel Roca. En cuanto a otras instancias de la vida económica y social, la encuesta registra un estancamiento en las opiniones sobre las centrales sindicales Comisiones Obreras y UGT, que r e c i b e n ambas el juicio favorable de casi un 20 por Felipe González 100 de encuestados. Por otra parte, otra encuesta citada por Central Press, de la que no ofrece datos técnicos, y presumiblemente encargada por un grupo financiero, afirma que el mapa electoral es ahora muy parecido al de octubre de 1982, con ligerísimo descenso del PSOE- que, en ese supuesto, sólo perdería uno o dos escaños- -y un también pequeño aumento de Coalición Popular. La única novedad introducida es la posibilidad de que un grupo de extrema derecha- e l proyecto de Silva Muñoz- pueda alcanzar un escaño. Intención de voto con proyección de indecisos Ago. 84 32,0 27,2 6,0 3,0 2,9 1,9 0,4 Sep. 84 29,7 25,2 4,5 3,2 2,8 1,7 0,5 0,7 31,7 Jun. 84 42,0 29,4 5,4 3,5 3,0 2,0 0,6 0,8 13,3 12,1 Ago. 84 40,6 30,4 6,5 3,5 3,1 2,0 0,5 1,0 12,4 9,9 Sep. 84 37,1 28,2 5,6 3,6 3,0 1,9 0,6 0,8 19,2 13,2 Hilo directo EXTRAÑO SECRETO El pasado- invierno fui anotando las muchas veces que el Grupo Popular inquiría y requería, en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, informes acerca de los dineros públicos del Gobierno autónomo que preside el señor Leguina. Más que cifras (que ésas están en los Presupuestos) los populares intentaban saber ¿dónde diablos guardan ustedes la pasta mientras no se usa? Pedían datos. Datos concretos de saldos, instituciones financieras donde se depositan los fondos líquidos, números de cuentas corrientes, condiciones de intereses y créditos, movimientos, en fin, de entradas y salidas del dinero comunitario. Una sana curiosidad. Inocente, por demás, cuando nada hay que ocultar. Me extraña que, reiteradamente, les dieran largas verónicas de arrastrado silencio Mudez, opacidad y hermetismo que, en democracia, son, por sí solos ya, delitos de altivo desdén hacia la oposición y menosprecio de la cuotaparte (que diría Felipe González) del pueblo español, contribuyente... en Madrid. Esperé creyendo que el erre- que- erré de los diputados populares se alzaría al final con una respuesta clara. Pero no fue así. La Asamblea pasó página. Y a otra cosa... En éstas, llega julio con sus bostezos y sus amagos de crisis que distraen al personal. El Gobierno de Leguina se reúne y, ¡zas! acuerda... ¿qué? Pues declarar materia reservada toda esa cuestión. O sea, hacer asunto secreto de ¡los dineros públicos... En cuanto les llegó la onda, Modesto Fraile, José Luis Alvarez y Osear Alzaga, del PDP los tres, decidieron elevar el tema al Congreso de los Diputados. Y ya que Ramón Espinar ha preferido que se le paguen horasextras- de- nocturnidad a su chófer antes que a las taquígrafas de la Asamblea de Madrid, que él preside, asegurarse luz, actas y eco para tan vidriosa cuestión, en el Parlamento. Anteayer por la tarde solicitaron una copia de la resolución 18 1 y del acuerdo gubernamental que impuso tal mordaza de secreto. Hay sospechas serias de que todo este oscurantismo trata de esconder negocios raros; juego de extratipos; preferencias de unas instituciones financieras sobre otras; tenemos noticia también de que no pocos de esos fondos se han depositado en Bancos de la Rumasa expropiada, donde no hay quien invierta ya un duro... me dicen los tres diputados del PDP. En este juego del escondite hay tres sombras preocupantes: Una, la mera posibilidad, ¡lagarto! de encubrir a ciertas manos intermedias que se puedan estar untando con pomada de la Autonomía. Dos: la caprichosa, ilegal y antidemocrática determinación de declarar materia reservada lo que no lo es y que, por naturaleza política, reclama cristalina transparencia. Y tres: la aperplejante paradoja de imponer la ley del silencio y del top secret al dinero público, al tiempo que se levanta el secreto bancario de los dineros privados. Tantas sombras, ¡tres! digo yo que reclaman algo de luz. Pilar URBANO INTENCIÓN Di: VOTO Voto 82 PSOE AP PCE CDS CiU PNV EE Dic. 83 40,3 24,4 4,7 2,4 3,2 1,7 0,4 0,8 22,1 Fet) 84 36,2 23,8 4,8 1,8 2,6 2,1 0,6 1,1 27,0 Abr. 84 Jun. 84 48,4 26,1 4,1 2,9 2,7 1,9 0,5 35,9 34,1 25,1 5,3 2,9 2,5 1,8 0,5 27,2 4,8 2,3 2,6 1,9 0,6 HB Otros (eindecisos) Abstención decidida. 1,0 12,4 1,0 25,0 0,8 25,7 1,0 25,6