Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE ARA Montiel llevaba unos anillos tan gordos que apenas si se le veían los dedos de las manos; Olga Guillot iba de negro y Celia Gámez de rojo y blanco: rojo el traje y b l a n c a la capa de z o r r o s blancos. A su lado, Manolo Otero parecía un nieto ilustre. Me imagino que las lenguas de triple filo y de la madrugada comenzarán a hacer chistes basados en la edad de las insignes artistas, pero no voy a caer yo en esa fácil trampa; cuando es tan fácil no apetece. Digamos que Sara, Olga, Celia, Manolo, junto a Pepe Tous y José Luis López, empresarios, ofrecían una cena en el café de Viana- -marco del todo adecuado para el evento- para presentar a la Prensa la obra que próximamente, quizá el día 1 de octubre, estrenarán en el remozado teatro de La Latina: Nostalgia -P a r a los que amamos el mundo del espectáculo, para los artistas- comenzó diciendo Sara- es siempre grato presentar un nuevo espectáculo. Porque os guste o no os guste, yo soy artista, una artista como la copa de un pino. Y me gusta rodearme de lo mejor. Yo soñaba con estar con ellos en escena, con Celia, con Olga, con Manolo, y ya lo he conseguido... Ellos os cantarán las canciones de siempre y yo haré alguna que otra locura manchega. Sí, vamos a hacer muchas locuras, porque no somos gentes normales; si fuésemos normales, estaríamos hablando con Moran. ¿Fecha para el estreno? -Depende del tapizado. -jAh! ¿es que os van a tapizar? -No, hombre; me refiero a los decorados, a la tapicería de las butacas, etcétera. Las tres estrellas llegaron al restaurante en una elegante limousine un Chrysler Imperial que Pepe Tous compró y que, según el historial que le vendieron, fue regalado por el general De Gaulle a Franco hace unos veinte años: -Como era muy gris y triste por dentro- m e dice Pepe- Sara lo convirtió en una especie de discoteca... S Sara Montiel: Os guste o no os guste, yo soy artista... paña. Yo siempre me había pre- cantar, susurraba. Corría el peligro de caer en la mediocridad. guntado por qué se nos fue... -Es muy sencillo: España es Por eso me fui. Y no voy a decir una mujer que no he podido que soy el amo de Brasil, donde conquistar. Aquí decían que no hay muchos y muy buenos canera actor cuando actuaba, y tantes, sino que he tenido allí un cuando cantaba, que en vez de éxito notable que me permite volver y seguir viviendo allí, además cantando en español. ¿Y esto de ahora? -U n paréntesis. Me encanta poder hacer este espectáculo. Luego, volveré a América. Pero ahora, ya te digo, estoy muy satisfecho de que se hayan acordado de mí para este show y como siempre se está empezando, estoy seguro de que voy a aprender mucho trabajando con las tres, con Sara, Celia y Olga... Y tiene otra ventaja, en esta ocasión: que difícilmente le podrán inventar un idilio con alguna de sus compañeras de trabajo... Olga Guillot es siempre un torrente de vitalidad, con sus grandes ojos de muñecona grande siempre abiertos al disparo de una sorpresa. -C u a n d o me llamó Pepe Tous- d e c í a- yo me preguntaba que si en España se acordarían de mí, después de tantos años de ausencia, pues hace siete que no canto por aquí. Ahora, al tocar suelo español, ya veo que me recuerdan. Y estoy encantada de pasarlo bien en un escenario con Sara y con Celia. Yo voy a cantarles mis canciones de toda una vida, voy a darles lo mejor que hay dentro de mí. No representamos solamente una época. En todo caso, somos una época que va a reencontrarse con un público nuevo. Ahí la tienen: negra, catalana y de padre judío. Toda una mezcla. Celia Gámez también nos dijo cosas: -Tengo mucho que agradecer a Tous, que no paraba de llamarme a Buenos Aires, por teléfono, y sé debió gastar una fortuna en conferencias. Era hace año y medio, y entonces yo no me encontraba en condiciones espirituales de hacer nada. Resulta que luego vine de la mano de Hugo Ferrer para escribir mis Memorias en Semana sin pensar en pisar un escenario. Ahora ha surgido este espectáculo y he aceptado. Me encuentro con las fuerzas suficientes para despedirme de todos ustedes como se debe despedir una artista: trabajando sobre un escenario. Creo, además, que va a ser un gran éxito. No veo la hora de que se levante el telón para dar el pecho y lo que haga falta dar para que se llene el teatro tarde y noche... Y lo dijo con los ojos brillantes de emoción de una debutante. Sin nostalgia. AMILIBIA Celia Gámez, Sara Montiel y Olga Guillot ofrecerán sus canciones con nostalgia a partir del próximo viernes, en la Latina, incluyendo en el espectáculo la voz fresca y juvenil de Manolo Otero, rompiendo el sabor nostálgico de las tres artistas. Celia se despedirá así del público madrileño, mientras Olga Guillot se reencuentra con él, después de una ausencia de siete años. Y, como siempre, Sara Montiel, llevando el espectáculo con valentía manchega Manolo Otero será el galán de la función, y también cantará sus viejos éxitos. Junto a él, en la cena, Edith, su encantadora y colombiana compañera, una mujer que llamaba poderosamente la atención por su hermosura, altura y elegancia. Siete años lleva ya Manolo fuera de Es- LUNES 24- 9- 84 ABC 9!