Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 40- SUCESOS -MARTES 3 T- 7- 84 Asesor laboralista, muerto a tiros en su despacho de Zaragoza Un conflicto de trabajo, posible móvil del crimen Zaragoza. Mariano Banzo Luis Asea so Bitria, de cuarenta y tres años, asesor laboralista y vicepresidente del Colegio de Graduados Sociales de Zaragoza, resultó muerto sobre las nueve de la mañana de ayer en su despacho, situado en la calle San Ignacio de Loyola, 6, a consecuencia de los disparos efectuados por un desconocido, que posteriormente consiguió darse a la fuga. Por el momento se desconocen los móviles del crimen, pero se sospecha que pueda tratarse de un asunto pendiente de tipo laboral. Las cuatro personas que se encontraban en la oficina, entre ellas una hija de la victima, de dieciséis años, no pudieron hacer nada para evitar la tragedia, ya que todo se desarrolló en pocos minutos. A la hora mencionada un hombre de unos veintiocho o treinta años, que llevaba gafas de sol verdes, con tupida barba y vestido con atuendo veraniego, se personó en el despacho de Luis Ascaso y pidió a la secretaria que le concediera una entrevista con su jefe. Ya el pasado viernes, según declararon los empleados consultados por ABC, este individuo se dirigió al despacho con intención de ver al señor Ascaso. Al oír fuertes voces, el asesor laboralista salió de su despacho, y el desconocido, tras insultarle varias veces, disparó contra él en tres ocasiones con una pistola de nueve milímetros corto, que le produjo la muerte en el acto. Luis Ascaso, natural de Barbastro (Huesca) estaba casado y tenía tres hijos. El Juzgado de Guardia procedió al levantamiento del cadáver, que fue trasladado después por miembros de la Hermandad de la Sangre de Cristo al Instituto Anatómico Forense para la preceptiva práctica de la autopsia. Después de cometer el crimen, el homeida salió a la calle como si nada hubiera sucedido, andando normalmente e incluso a la panadera que tiene su tienda justo al lado del edificio donde ocurrieron los hechos le contestó que no había sucedido nada cuando la mujer se interesó por el ruido de los disparos que había escuchado. Poco después llegó la Policía y se hizo cargo de las investigaciones, aunque todavía no ha sido detenido el agresor. Por el momento se desconocen los móviles de este crimen, pero se especula con la posibilidad que sean de tipo laboral, ya que en el despacho donde trabajaba la víctima se gestionan asuntos de esta índole. Numeroso público se congregó en los alrededores del edificio e hizo numerosos comentarios condenando este acto criminal. También se dieron cita numerosos miembros del Colegio de Graduados Sociales, del que era directivo el señor Ascaso, y todos ellos manifestaron su dolor e indignación por la muerte del compañero. El propio presidente del Colegio, Francisco Rojo, al que se le veía muy afectado por el trágico final del señor Ascaso, manifestó que la víctima era una persona maravillosa, un amigo, compañero siempre dispuesto a darlo todo; perdemos a una persona muy querida. Esto es una barbaridad Asimismo señaló que todavía es muy pronto para poder hablar de los motivos de la agresión, pues todos estamos fuertemente impresionados por los sucedido Un autodenominado Grupo Acción Proletaria, en una llamada a la emisora de Radio Nacional de España en Zaragoza, reivindicó, a las dos y cuarto de la tarde, el atentado que había costado la vida al graduado social Luis Ascaso. Esta llamada telefónica fue recogida por un ordenanza de la mencionada emisora. Una voz femenina, que según indicaron procedía de una mujer joven, dijo textualmente: El Grupo Acción Proletaria reivindica el atentado de Luis Ascaso por estar implicado... En ese preciso momento el ordenanza quiso pasar la llamada a la redacción y entonces el comunicante anónimo colgó el teléfono, por lo que no se pudo conocer todo el mensaje completo. En fuentes de Radio Nacional consultadas por ABC, no le concedieron ningún crédito a esa llamada reivindicatoría y la calificaron de gamberr- ada. La Junta de Gobierno del Colegio de Graduados Sociales de Zaragoza, que fue convocada ayer con carácter de urgencia después de tener noticia de la muerte de Luis Ascaso, redactó un comunicado en el que expresaba a la familia su dolor por esté trágico suceso, así como la iniciativa de cerrar todos los despachos profesionales de los colegiados afectos a esta Corporación durante hoy en señal de duelo y protesta ante este incalificable hecho. Procesado el autor de la muerte de Claudio Avila Madrid El ex policía municipal de Toledo, Mariano Serrano, ha sido procesado como presunto autor del asesinato del empresario Claudio Avila, cuyo cadáver apareció en el río Tajo el pasado 24 de marzo. El Juzgado de Instrucción de Toledo dictó el auto de procesamiento el pasado día 13 y, además del delito de asesinato con agravante de alevosía, procesó también a Mariano Serrano como presunto autor de tenencia ilícita de armas. Al ratificar la prisión incondicional del procesado, el juez requiere que preste fianza de veinticinco millones de pesetas para asegurar la responsabilidad civil a que hubiere lugar. El empresario Claudio Avila, de treinta y seis años, concesionario de varias empresas de automóviles, desapareció el 1 de marzo en la localidad toledana de Bargas. Según el auto de procesamiento, Mariano Serrano, de cincuenta y ocho años, de oficio pintor, al comprobar que eran defectuosas unas jaulas para la cría de conejos que había comprado a Claudio, ie disparó cuatro veces con una pistola y arrojó su cuerpo al Tajo, cerca de Aranjuez. El 22 de mayo, la Policía detuvo a Mariano, a sus dos hijos y a su esposa. Mariano se confesó autor del crimen, pero en la reconstrucción de los hechos negó sus anteriores declaraciones. La pistola no ha sido encontrada y en una segunda autopsia, para lo que hubo de ser exhumado el cuerpo de la víctima, fueron hallados dos proyectiles del 7,65 en la cabeza, además de los dos que entraron por la espalda y la cintura. Los abogados defensores, Javier Lázaro y Marcos García Montes, recurrieron contra el auto de procesamiento y han anunciado que van a solicitar del juez la realización de unas quince diligencias de prueba para demostrar la inocencia de su defendido. Entre las diligencias que serán solicitadas figura que sea rastreado el río Tajo- En prisión, el asesino dela mujer de Trias de Bes Barcelona. Ep El titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Barcelona, Modesto Arinez, que se encontraba de guardia el pasado domingo, decretó el ingreso en prisión sin fianza de Victorio Gómez Arevalilio, presunto autor de la muerte de la mujer del diputado Trias de Bes, María Consuelo Maqueda de Anta. En el trascurso de su declaración ante el juez de guardia, Victorio Arevalilio, dijo que, en algunas ocasiones, había recibido insultos en el despacho en el que trabaja, debido a que, al parecer, es físicamente poco agraciado. Preguntado sobre el arma con la que perpetró el doble homicidio manifestó que siempre llevaba encima una navaja pero que la había perdido pocos días antes del suceso. Debido a esta pérdida se compró otras de mayores dimensiones- e l arma blanca homicida tenía una hoja de doce centímetros de largo. Fuentes judiciales señalaron que Victorio Gómez se había desplazado al despacho para cobrar la nómina de julio y agosto y que en un determinado momento se obcecó y por eso actuó como lo hizo. Ingresa en un psiquiátrico la maestra de Itrabo Granada. Efe María del Carmen Ruiz Sánchez, presunta autora de las amenazas, incendios de viviendas de maestros de la localidad de Itrabo, ingresó ayer en el Hospital Psiquiátrico de Granada para su reconocimiento por especialistas. María del Carmen Ruiz, que llegó al psiqiátrico acompañada de su marido y de algunos familiares, se encontraba en libertad provisional desde el pasado jueves, día en que terminaron las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil. La maestra, de treinta y dos ños, casada y madre de tres niñas, se confesó autora de las amenazas de muerte que habían recibido los nueve maestros de Itrabo, de los incendios de dos viviendas de maestros y del envenenamiento del hijo de un profesor y de su propia sobrina, que resultaron gravemente intoxicados con altas dosis de medicamentos. Según varias versiones, María del Carmen llevó a cabo estas acciones movida por razones pasionales.