Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 10- 7- 84- OPINIÓN ACERTAR EN NAVARRA aun con la extremosidad en de cañón con la que ensan- clarándose competente para las respuestas sobre los au- grentar ahora la paz de Na- e n t e n d e r en el caso de tores y responsables de lo varra. En un proyecto gene- Banca Catalana no altera, en sucedido. España arde en ral dé desestabilización principio, ni los aspectos juPamplona titulábamos la suprarregional, Navarra es rídicos ni las repercusiones portada de nuestra primera objetivo básico del terro- políticas del asunto. edición de ayer, al refe- rismo vasco. Ahora bien, La Audiencia Territorial rirnos al desafío subversivo una vez advertido esto y ex- asume, a instancias del Tride la ultraizquierda contra puestas las anteriores consi- bunal Supremo, competenel Gobierno legítima y de- deraciones, está para noso- cia para recibir la querella mocráticamente constituido, t r o s muy claro que la del Ministerio Fiscal y accontra los servidores del or- denuncia del terrorismo no t u a r en consecuencia. den público y contra la En- puede basarse en el re- Y aunque la opinión pública seña nacional: que fue que- cuerdo de la guerra civil ni- -de cuyo criterio no nos mada ignominiosamente, en el clima de enfrenta- apartamos en este casosin que nadie de quienes miento de unos españoles hay a recordado desde la contemplaban el hecho le- contra otros. Estamos fron- iniciación del controvertido talmente contra eso. vantara la voz contra ello. asunto que las actuaciones por las cuales se demanda el Ofrece la Constitución meCon la Constitución en la dios y recursos legales sufi- manó cabe y es necesario procesamiento de los direcson cientes para impedir que acabar con el terrorismo que tivos dé Banca Catalana que análogas, o las mismas, estas cosas sucedan y, en ahora embarra las fiestas de las efectuadas en otros todo caso, para abortar la Navarra. Pues lo más grave Bancos sin que campaña del extremismo del terrorismo, además de la denase ninguna se desencaacción fis abertzale orientada a con- sangre derramada, es el en- cal, de ahora en adelante vertir las fiestas de San Fer- vilecimiento colectivo que hay que acatar lo que la Aumín en caja de resonancia genera. Por fortuna, en Na- diencia Territorial resuelva. para el ultraizquierdismo y varra se ha producido un Así lo exige el respeto depara el separatismo. Con la principio de reacción popula Magistratura, al Ley en la mano, y sin tener lar y democrática contra la bido aJudicial en su ejerciPoder que acudir a recursos de dictadura del terrorismo. cio más propio. Se podrá, discutible legitimidad, pue- Hay que dejar constancia de luego, disentir o den y deben todas las auto- ello y hay que estimularlo. resolución, pero no de su siempre ridades poner coto inmediat a m e n t e a los graves desmanes. Ese es e 1 camino a seguir. No es camino el dejar que la situación se pudra allí como se pudrió en OCAS denuncias más puntuales de la prepotencia grolas provincias vascas, hasta sera de TVE que la formulada con su propia dimisión que fue víctima la población del miedo impuesto por la por Javier María Pascual, de sus responsabilidades como vicesecretario de la Asociación de la Prensa de Madrid y como dictadura del terrorismo. presidente de la Comisión de Festejos de la misma. DifícilA todo eso contribuiría, y mente podría encontrarse precedente como el que acaba de de modo decisivo, que se si- establecer TVE al acordar la transmisión en directo de una lenciaran. los hechos p que corrida de toros el mismo día en que se celebraba la de la se les pusiera a éstos la sor- Prensa, con asistencia del Rey de España Duro és aceptar a dina en que conjuntamente los periodistas que TVE sabotee su tradicional corrida, pero se interesan los propios es- es mucho más duro y absolutamente inaceptable la ofensa trategas de la campaña y los inferida al Rey. Inaceptable es lo ocurrido tanto sí fue por medrosos de toda situación. inepcia como si fue por torcida y sectaria intención. Eso no Sería más que lamentable puede quedar así. Debiera haber dimitido Calviño. repetir los errores que se cometieron ea el tiempo de la transición. Pero también habría que lamentar que se inPresidente- Editor curriera en la debilidad de GUILLERMO LUCA DE TENA responder con prácticas Director aconstitucionales, susceptiLUIS MARÍA ANSON bles de recrear desde el Estado situaciones propias de Subdirectores guerra civil. Las medidas de Miguel Torres, Francisco Giménez- Alemán, Manuel Adrio, seguridad contra el acosó y Darío Valcárcet, Rafael de Góngora contra el riesgo terrorista no pueden y no deben tener Director general un coste mayor que el costé JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA y que el precio del bien que Producción: Santiago Barreno. Personal: César Conde. Financiero: Ismael se asegura: la- unidad de EsLaguna. Procaso d Datos: Vicente Pena. Relaciones Externas: Jesús Saiz. paña, la paz entre los espaComercial: Enrique Gil- Casares. Publicidad: Luis Escolar. ñoles y las libertades púteléfonos: Centroltto todos los servicios) 435 84 45, 43560 25 y ¿fe 31 00. blicas. Hay que contestar a Publicidad; 435 18 90. Suscripciones: 435 0225. Aportodo 43 la provocación con la ley sin perder la serenidad, ni la Prensa Española, S A. prudencia, ni la vergüenza. unánime decisión del busca un gravedad he- Herri dé la Audiencia o c u r i o s no muerto. Herri LAchos llevadarded loslejos anda en BatasunaBatasuna LAPleno de Barcelona dela procura de parné Territorial puede ser más JUSTICIA Y POLÍTICA con disposición de acatamiento. Ahora bien, no todo se reduce, en esta ocasión, al plano jurídico o procesal. El caso tiene, con realce particular, uña grave proyección política, en cuya inten- ción debemos insistir. Parece evidente que si no hubiera triunfado en las elecciones catalanas el partido de Jordi Pujol, derrotando al Partido Socialista, y si Jordi Pujol no hubiera sido directivo de Banca Catalana, la querella de la que tiene que entender la Audiencia Territorial de Barcelona seguiría tan dormida como lo ha estado hasía ahora, pese a ser conocidos mucho antes los hechos que la motivan. No son- -como yá hemos escrito- -infundados los temores y sospe- chas que apuntan, en este caso, hacia una presión política ejercida sobre la maqui- naria de la Justicia. Y desde esta perspectiva, más que t r a t a r s e de un procedimiento normal de investigación y sanción, si procede, de unos actos presuntamente delictivos, diríase que se trata de una revancha política. De una maniobra que, amparándose en recursos y vías procesales, más pretende defenestrar al presidente de la Generalidad, y macular a su partido, que sancionar penalmente conductas incorrectas o irregularidades en la dirección de un Banco. En otros precedentes análogos no se actuó así. Se siguieron caminos administrativos de menor escándalo y agravio menor. No en balde se ha popularizado la expresión el error Pujol y se estima todo el episodio como gravísima equivocación del Gobierno; ante la Cual nos seguimos preguntando, antes y con mayor interés, si el Partido Socialista es inocente o culpable de utilizar procedimientos judiciales contra un enemigo político. El fallo de la Audiencia, en su día, determinará si existen o no responsabilidades penales. Ahora bien, jáea cuál fuere el contenido de la sentencia, no quedarán borradas, ni olvidadas, ni sin repercusión, las sospechas vehementes de que se ha producido, en la querella contra los directivos de Banca Catalana, una presión política mediatizadora, sobre los mecanismos de la Administración de Justicia. NO PUEDE QUEDAR ASI P ABC J