Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 ü III nuil 11 LOS CUENTOS DE CALLEJA CUMPLEN CIEN AÑOS Por E n r i q u e t a A L B I Z U A H U A R T E ACE cien año en 1884, la e d i t o r i a l S a t u r n i n o Calleja publicaba Us primcrOí aicntiis para mnos, Esia editorial ha dcseinpcñailn un papcí decisivo en el campo de la litciaiura infantil española. No adío fue Ja pionera en dedicarle m O publico mfanlil, sino tambii n H en éai impoTíanna a las ilustradones de los libros para niños, concibiendo de forma inseparable textos y dibujoí- Ofteaó, a lo largo de sus tres cuartos de siglo de existencia, unas láminas de extraordinaria calidad. El nombre de esta editorial evocará en muchos recuerdos infaniiles de su primctos libros de cuea. tL A oiios les será familiar, aunque sólo sea de haber visto su diminuios cuentos que invadieron, durante muchos año casi todo os hogares en los que habia algún niño. Cuando menos les sonará el famoso: Tienes más cuento que Calleja- un dicha popular que tiene su onaen en la enorme producción de libros, de toda mdoie, de esta editorial. La editorial Calleja tuvo algo más que mucho cuento, y su interés- -sociológico, literario y artístico- -va, sin duda, más allá de lo anecdótico y de lo nostál co. Cuando en 1 S 76 don Saturnino Calleja fundó la editorial había pocoí libios infantiles en Es paña. Algunas editoriales hadan publicaciones esporádicas. Había traducciones de libros extranjeros. sobre todo franceses, ingleses y alemanes. Y lo más abundante eran desde luego, los periódicos infantiles, con los que, como dice Calmen Bravo Villasanle. nace la literatura infantil en E s p a ñ a Pero, en conjunto, era una producdóü escasa y cara a la que sólo tenía acceso una minoría, y por tanto de poca repercuaón sociaL Los mismos p Tiódicos infantiles sólo se distribuían por suscripción. La editorial Calleja, con su aparición, llenó este vacío y se convirtió en la primera editonal española de dedicación prioritaria a i n público infantil. S a t u r n i n o C a l l e j a fundarfftr lie la rrijiorial El fundador, don Sanirnino CaUcja (IgSS- lVlSt era un hambre emprendedor v apasionado por la literatura y la pedagogíjr H ¡ibía nacido en Burgos, y con si to veintiún anos fundaba la editorial en Madrid. Don Saturnino publicó libros de muy diversas matt nas, dado u deseo de divulgar la cultura aunque se dedicó especialmente a los nifios. Para ellos edil ó libros pedagógicos y testos escolares. El mismo fue, en algunas ocasiones, el autor de libros de ledura para las escuelas, pu 22 H E libro h a de e n t r a r por los ojos, como genfiralmente se dice; ha de hacerse simpático antes de conocerlo a fondo (Saturnino Calleja) tramar, cacao V caneía. v aili vendían, junto al chocolate de la merienda, las lindas historias de- Barba Aiuf -de El Gato con Botus. Hasia entonces los cuentos para niñoí teman dibujos, pero pocos, de mala calidad y realizados por ilustradores anónimos, de segunda i: aiegoría. La editorial Calleja da un empuje al elemento ¿rustico, conCídieudo a las lami nos la misma impoitancia que a loí lexlo. se rodea en todo momento de los mejores dibu antC 3 ¡de cada época. Y ofrece, además, lodo esto a precios ínfimos (Im cuentos empezaron costando 2,5 céntimos) Por primera ve ¿el flibio ilustrado resultaba barato y asequible a los niños españoles de todas las clases sociales. La editorial lo conseguía haciendo cnormci liradas de cada ejem- plai. Sus cuentos se convirtieron en uno de los pocos medios de comunicación de masas de aque lia época; una época en la que se leía muy poco íes suficientemente Significativo el alto porcentaje de analfabetismo de entonces, de un 75 por 100) Saturnino Calleja quiso favorecer la lectura abaratándola al máximo e hizo llegar a los pueblos más recónditos de España el mensaje moral de sua cuentos, de acuerdo con su lema de- instruir deleitando Según un popular cronista de aquella d p o c a don D i o n i s i o Pérez: Los niños pobres de España no habian ¡eido cuernos hasta que toí publicó esre editor. concede a su obra tal repercusión social que llega a decir en I91 S: l o no eonoico en la Hisíoñii de nuestro pasado siglo unti revolución más iníeusa. más fecunda, que haya roturado más hondamente ía conciencia nacional. Yo no creo que laborara mds por ef progreso de España Frim conspirando o Topete sublevando la escuadra o Toñeie Calvez alzando el Cantón de Cartagena, Con es e editor el trabajo de los dibujantes íale del rtnommaio. Sus nombre aparecen en las por. tadas de los euenloSt susüluvendo vn muchac ocatíoniíE a Vis, d- ii lot propios estrilorcS- Ahora tienen tanta importancia como elkr o uizá míis. Así aparece la figura el ilustrador de obras infaniiLe con categoría artística y rcconocinuento social v editorial. Los pnmeros cuentos que publicó la editorial fueron aquellos diminutos cuentecillos en seric (los m, i- i pequeño: de 5 7 centimclron) en diverjas colecciones: Joyai parj Niños, Juguetes JtiS rudivüs, Cuentos Bonitos, Para etlos, la editorial vendía unos preciosos estuches metálicos, con cs Arla esta muy Influido por Potter, como e puede ver en eate cuento blicadüs en la distmias colecciones de su fondo editonal. Era un entusiasta de la enseñanza; en juliu de I89 G L, OIIVIKÓ y ui atiicú una asamblea de maestros en Madrid para la elaboración de un importante proyecto para b reforma educativa. También fue el aitíñce de la fundación de la Asociación de la Librería Española. A partir de 1 BS 4 ofrece a los niños un inmenso icpertono de cuentos que es acopdo con entusiasmo, A este respecto comentaba, en 1 5, su hijo Saturnino Calleja Guin rrez Iterecr director de la editorialt; -Mi padre furxdó ¡a fdtiona! en el Müiirtd ritmaniico de 1876. Loi cuenfos paru mñas ¡os dio en el Qño I884 r Fueron desde íuego hs pFtmeroí cw níoj para niñoi que serier Fonudat en cotor. dibujos que ¡hisuaban el rexío v todo esto cuidado nomo un bello ueueie de UtermuFa moral. Desde e! pnmer momento el éxito fue brdlanliúmo. España Aménca agotan rn seguida h edición. También contaba su hijo: Los niños, a t ¡i sal da de la escueta, ¡o prin eto que hadan era ir on ju pernllü a comprar hs rúenlos de Calleta a la ttenda de iitiramarinos que hubiese ntih rercj AquetLis uiinimurinos ifue olían tan ncamenre a cosiis de ul- 3