Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de las artes ABC Faustino Rodríguez Galería Amadís Ortega y Gasset, 71 Hasta el 22 de marzo De Ha 14 y de 18 a 21 María Angeles de Armas Galería Kreisler Serrano, 19 ADIE (que yo sepa) se ha atrevido a citar la palabra Surrealismo al comentar la obra de María Angeles de Armas, tal vez porque el lenguaje onírico de esta escuela se basa más en el subconsciente que en las motivaciones orgánicas de los sueños y pesadillas. Él arte de María Angeles Armas tiene mucho de orgánico y visceral y nos recuerda esas experiencias de quienes alcanzan estados superiores en el yoga y logran ver y sentir sus órganos independientemente de cualquier tipo de síntoma. Aquí están, en estos 19 dibujos, 17 óleos y seis tapices, las vivencias orgánicas de una pintora, transmutadas en pintura. Están en las formas, los colores, las texturas; estilizados a veces, pero fieles a su realidad siempre. No importa que parezcan tubos de plástico o de acero, ruedas dentadas o caparazones de erizos de mar: su autenticidad anatómica es evidente y la dependencia humana del funcionamiento de visceras y glándulas aparece, siempre, en forma de figura doliente, desvalida, atada a los ciclos y las fases. Quizá la propia pintora, con su visión clara de Hasta el 26 de marzo De 10 a 13,30 y de 16,30 a 21 C OMO muchos otros pintores jóvenes, Faustino Rodríguez (Huelva, 1957) gusta de los temas monográficos, de la repetición con posibles variantes, del ejercicio virtuoso de un mismo pretexto analizado y trabajado con diversa óptica. Sólo una vez, hace dos años, presentó su obra en Madrid, en una colectiva dedicada al paisaje andaluz. En esta ocasión nos propone siete dibujos, cinco serigrafías (lo más logrado de la muestra, en mi opinión) y diez óleos, todo o casi todo centrado en el tema de la terraza, leiv motif de esta vanguardia nueva oscilante entre el revival y las vivencias ajenas. Lujo, ocio, voluptuosidad, colores vivos, geometría, drink largo y (obsesivamente) el trazo diagonal de un reactor o un insecto, rúbrica recta de una firma colectiva. Porque Faustino Rodríguez no sólo participa del virtuosismo común las jóvenes generaciones, sino que su preocupación por una época y una forma de vida (el paraíso perdido) aunque crítica, no deja de significar una cierta nostalgia. Perfección formal en el dibujo y en la ejecución, sentido innato de la armonización de los N El sueño de Hermes óleo tonos y una elegancia espectacular singularizan la obra de este pintor a quien, paradójicamente, sólo podría censurársele la perfección. ¡Oh, tiempos! Desconocemos sus inicios surrealistas, pero de ellos queda, en su obra actual, al menos el paisaje, el horizonte infinito, el perfil limpio de los seres y las cosas y el motivo (ausente o presente) de su mensaje: el ser humano. Pintura de M. a A. de Armas poeta, se permite presentarnos la metáfora sin sublimar, sin ropajes. Metáfoas desnudas a las que viste luego con el rutilante ropaje de una pintura hecha gema, metal precioso, tejido adamascado. Y, en el caso de los tapices, terciopelo, piedras, hilos de oro y plata, encajes. En cualquier caso, la mariposa- crisálida- larva, no se oculta a nuestras miradas. Estellés y Sempere Galería Toisón Arenal, 5 UANTAS veces ha sido 1 premiado José EsteV llés (Valencia, 1932) en los últimos veinte años? Resulta difícil condensar la biografía de uno de los monstruos sagrados de la acuarela española contemporánea, especialidad en la qué su nombre figura siempre en posición muy destacada. No es la primera vez (rtf la última) que señalamos su increíble pericia y sensibilidad al tratar el agua: quieta y plana en las Albuferas, agitada y limpia en los arroyos, misteriosa y profunda en el mar. Maestro del paisaje, el mundo vegetal le ofrece todos sus matices y los pueblos y montañas sus calidades de cal y canto. Todos los cielos son uno mismo y diferentes para él y cuando (en los grandes formatos) extiende el color en grandes barridos, el color se detiene en su justo lugar y con su matiz exacto Una nueva y espléndida exposición de José Estellés se ha inaugurado en Madrid, para satisfacción de aficionados exigentes. Y, en la misma galería, otro acuarelista dedicado, exclusivamante, a la figura: el alicantino Sempere. Acuarela de mancha definidora y sombreado feliz que. en DOMINGO 18- 3- 84 Hasta el 26 de marzo De 11 a 13,30 y de 16 a 21 Requena Nozal Galería Eureka II Serrano, 6 EDICADO al estudio y práctica de una técnica poco conocida (la encáustica) Requena Nozal (Zaragoza, 1947) ha recorrido el mundo para perfeccionarse en su utilización, y ahora presenta, en una treintena de obras, el resultado de muchos años de labor. Tres aspectos bien definidos cabría señalar en su trabajo. De una parte, aquellas de sus composiciones que evocan un cierto puntillismo, una calidad de litografía antigua, de cromo fin de siglo; de otra, las pinturas testimoniales de un expresionismo a ráfagas, con multitudes tercermundistas de heridos y moribundos hacinados y sanguinolentos, y, por último, la creación de bodegones y composiciones libres (el estudio del pintor, por ejemplo) llenas de fantasía y de alegre colorido. Participando de todo ello, hay algunas piezas peculiares: danzas del Caribe, una especie de Santa Compaña tremendista y temas paisajísticos deformados El empleo de esta difícil técnica necesita, para no quedarse en pura mancha decorativa, de un argumento: y este argumento, por fuerza, resulta literario e ilustrativo Hasta el 30 de marzo De 11 a 13,30 y de 18 a 20 6 D Cera de Requena (fragmento) Debe enfrentarse Requena Nozal con el gran problema de elegir entre la técnica (extraordinaria, por otra parte) y el contenido de sus cuadros, problema que él resuelve no cediendo a la tentación de la facilidad y buscando, voluntariamente, composiciones ambiciosas y multitudes ordenadas con certera intuición. Exposición poco frecuente, que debe visitarse por su rareza (y por su belleza) J. R. A B C 99 Acuarela de Estellés la distancia, se asemeja a lo fotográfico. Niños, viejos, parejas de enamorados, obreros en domingo, palomas, artesanías, el mercado de las flores, un excelente autorretrato, aire libre, luz y sol. Como contraste, una sobria escena de quirófano, magnífica de colorido y emoción.