Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C NACIONAL -Elecciones generales en Gibraltar- DOMINGO 22- 1- 84 El actual primer ministro, sir Joshua, tiene asegurada de nuevo su elección Lleva treinta y tres años instalado en el Poder Gibraltar. Eugenio Nieto, enviado especial El actual primer ministro de Gibraltar, sir Joshua Hassan, que lleva treinta y tres años consecutivos en el Gobierno, parece tener segura su reelección en tos comicios legislativos que se celebrarán en la colonia el próximo día 25 para cubrir 15 escaños de diputados al Consejo o Parlamento local. Hassan, que en todo momento ha contado con el apoyo de la metrópoli, se enfrenta a débiles y conocidos contrincantes, con quienes, por otra parte, parece haber llegado ya a un acuerdo para renovar su mandato. Hoy por hoy sigue siendo, por su astucia, prudencia y mano izquierda, el único político verdaderamente profesional que existe en la Roca. El actual ministro principal se presenta bajo unas siglas un tanto insólitas y de extensión nunca vista (AACRPGL) que significan Asociación para los Derechos Humanos y Partido Laborista de Gibraltar cuya tendencia y bases ideológicas resultarían un tanto difíciles de explicar. Puestos a buscar semejanzas con el mapa político español del pasado, su plataforma política equivaldría a la fenecida Unión del Centro Democrático española, mezcla de partidarios del status quo beneficiarios de ia actual situación y conservadores- liberales. fundaron y dirigen los hermanos Triay (Juan José y José Manuel) ha decidido no concurrir a estos comicios por razones de peso. En primer lugar, porque sus huestes poco importantes ya en el pasado, se han reducido a la mínima expresión en los últimos meses, pese a las ilusiones del ministro de Asuntos Exteriores español, Fernando Moran, que. tras la apertura peatonal de la verja creía que las tesis proespañolas iban a lograr más adhesiones. Sucedió todo lo contrario. La otra razón que explica la ausencia de los palomos en las elecciones es, según fuentes próximas al grupo político, el nulo apoyo que han recibido de las autoridades españolas que en otras épocas pusieron a su disposición ciertos recursos ahora negados. Las claves de estas elecciones y los argumentos esgrimidos por los candidatos, nada o casi- nada tienen que ver con las grandes cuestiones ideológicas o políticas que suelen discutirse en otros países. Se trata, principalmente, de menudos asuntos domésticos, dado qué en lo principal los tres candidatos coinciden: Hassan, Isola y Bossano son acérrimos partidarios de la adscripción gíbraltareña a la metrópoli británica y rechazan, indignados, cualquier sugerencia de acercamiento o entendimiento con España, que sigue siendo, como en los libros de casuística, el pecado o el erjemigo En donde difieren los tres candidatos es en la forma de estrechar todavía más los lazos con Gran Bretaña y en el modo de hacer esta relación colonial más rentable para los 22.000 llanitos ¿o debe escribirse yanitos? con pasaporte y convicciones británicos. Hassan: La integración en España es imposible Algeciras. J. V. La diferencia entre las elecciones de mil novecientos setenta y seis y las de mil novecientos ochenta radica en que una de las cuestiones que tiene más relevancia es el futuro de los astilleros, y si el pueblo acepta o no el programa de concesiones que conseguí de la señora Thatcher l afirmó sir Joshua Has- 1 san, presidente delj AACR y ministro- jefe de Gibraltar durante los últimos treinta y tres años, en el curso de una entrevista que concedió a ABC, ¿Se prevé alguna alternativa de GoJoshua Hassan bierno? -Eso lo dirán las urnas. La impresión que sacamos es que no hemos perdido credibilidad. Claro es que como la mayoría de la gente que se acerca son los que están de la parte de uno, no se sabe cuál será la reacción de la mayoría silenciosa. No he notado ningún cambio. Pase lo que pase en las elecciones, nuestra credibilidad está tan alta como ha estado siempre. ¿Juega ahora algún papel una opción que contemple una aceptación de las tesis españolas? -En estas elecciones el asunto de España está tomando una parte muy pequeña. Lo curioso es que el partido de Isola, que ha estado por el integracionismo con Inglaterra en ese tema, está muy tranquilo porque sabe que ahí no hay nada que hacer; pero el partido de Bossano suscita la cuestión de las relaciones cuando España entre en el Mercado Común, para revisarla, y también hablan del futuro porque ellos no aprueban el Acuerdo de Lisboa. Nosotros, sí; nuestro manifiesto dice que yo debo estar presente en cualquier negociación o discusión formal sobre el futuro de Gibraltar, y creo que eso recibe el apoyo de la mayoría, porque saben que mi posición en esa cuestión es la que la gente quiere, o sea, buenas relaciones de España; pero la cuestión de transferencia de soberanía la gente no la contempla enteramente. ¿Existe, no obstante, alguna formación que sustente una aproximación a España como en el caso de los palomos en las pasadas elecciones? -No hay candidatos con esa postura. En el 80 estaban los señores Triay y otro con el que propiciaban! a autonomía dentro del Estado español. Esta vez no hay nada de eso. ¿Cree que tendría posibilidades en El Peñón ahora un programa que defendiera la integración con España? -Ninguna. Ninguna enteramente. Es algo que está descartado por los gibraltareños de esta generación. Lo que hace falta es que hayan buenas relaciones entre Gibraltar y España, que se cree un clima bueno, que se quiten las discriminaciones que hay en la frontera y se establezca un clima bueno. Antiespañoles Sus oponentes tienen poco peso específico. A la derecha está Peter Isola, dirigente de un partido cuyo nombre no deja la más mínima duda sobre su tendencia: el Partido Demócrata Pro Gibraltar Británico. Y a su izquierda se halla el Partido Laborista Socialista de Gibraltar, que dirige un veterano sindicalista, Joe Bossano, tan antiespañol como Isola, aunque algo menos reaccionario. Los llamados palomos es decir, los partidarios de un entendimiento con España, no se presentan a estas elecciones. En efecto; el Partido para la Autonomía de Gibraltar, que La oposición laborista no cuestiona el carácter británico de la colonia Algeciras. José Vallecillo La importancia que se da en medios informativos o políticos a la reclamación española sobre Gibraltar no tiene sitio en un sistema democrático y menos con un Gobierno socialista manifestó Joe Bossano, responsable de la segunda formación ideológica en el Peñón, de corte sindicalista. -Señor Bossano, ¿tienen importancia los contactos personales esporádicos entre sus compañeros socialistas de España y usted? -El socialista español debe comprender que no puede esperar de ningún socialista gibraltareño que pongamos primero lo que nos une- -nuestro idealismo común- -si ellos están situando primero lo que nos divide, que es un sistema basado en el nacionalismo. Si el socialista con que yo me encuentre me dice primero qué es francés, o español, o griego y luego que es socialista, yo tengo qué decirle primero que soy gibraltareño- -Sin embargo, señor Bossano, en España existe una cierta tendencia a creer que algún grupo ideológico en el Peñón es propenso a llegar a soluciones que impliquen o propicien la soberanía de España sobre Gibraltar. -Ni los tres partidos políticos ni los independientes en estas elecciones han dado ningún indicio de basar su campaña en discusiones o en un entendimiento con España. Los tres partidos están comprometidos por una resolución de la Asamblea Legislativa que propuse yo, específicamente, pero ni el señor Isola, ni sir Joshua Hassan, ni yo mismo estamos conformes con que la soberanía de Gibraltar sea un tema a discutir entre Inglaterra y España.