Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 17- 12- 83- ÉSPECTACULOS Crítica de teatro -ABC, póg. 73 Las prostitutas os precederán la emoción y profundidad de lo endllo u Titulo: Las prostitutas os precederán en el Reino de los Cielos Autor: José Luis Martín Descalzo. Dirección: Domingo Lo Gkidice. Intérprete: Elisa Montes. Teatro: Real Coliseo de Carlos III, dé San Lorenzo de El Escorial. Hoy se estrena Sálvese quien pueda de Ray Cooney Con la buena nueva de- la recuperación para el teatro del hasta ahora cine Fuencarral, hoy se estrena en Madrid Ja comedia Sálvese quien pueda original de Ray Cooney, en versión española de Juan José Arteche. Dirigidos por Juanjo Menéndez, los actores Pedro Osinaga y Fernando Guillen encabezan el reparto de esta pieza, sobre la que Arteche nos envía la siguiente antecrítica: Ray Cooney, autor dé Sálvese quien pueda escribe sus comedias para que él público se divierta No busca nada más- -re nada menos- -que la risa, y, hasta el momento, lo ha logrado. El visón volador Se infiel y no mires con quien son buena prueba de elto. En esta su nueva comedia arranca de una idea absolutamente loufoque -urv taxista bigamo- -y, a partir de eila, nunca mejor dicho, todo va sobre ruedas. Una mentira lleva a otras, una escena jocosa da paso a otra aún más hilarante. Las situaciones y los quidprOcuos se suceden a ritmo trepidante, y un diáJogp oportuno lleva a la carcajada. Un autor dijo que la verdad es sospechosa, y Cooney lo confirma cuando; nuestro protagonista comprueba que no siem- pre la verdad es la verdad para los demás. Cíomo Cppney, adernás de autor, es actor, procura que los actores tengan ocasiones de lucimjeritq y, a decir verdad, una vez más lo consigue. Pedro Osinaga, nuestro protagonista, en un personaje totalmente distinto de su última interpretación, consigue, en él taxista, una eficacia cómica irresistible. Fernando Guillen, su camarada en apuros, nos muestra una faceta más de su gran calidad de actor. Alfonso Goda, Enrique Cerro y Pepe. Ruiz, espléndidos los tres, completan el reparto masculino. Marta Putg y Anabel Montemayor lucen no sólo su palmito, sino su buen hacer interpretativo. Gracias a ellos y a la magnífica dirección de Juanjo Menéndez la pieza se impone, se afirma, alcanza el ritmo justo y necesario. Estoy seguro que Cooney, al escribir Sálvese quien pueda se lo pasó pipa A mí, al adaptarla, me ha ocurrido lo mismo. Espero que a ustedes, al ver la representación, les pase igual. las adversidades... las dos caras, en suma, de esa moneda equívoca que es cada per, soria. En las últimas temporadas han aparecido en nuestro teatro, mimados como flores de invernadero, monólogos especiales para mujeres. Lola Herrera, con sus Gnco horas con Mario es el ejemplo paradigmático y exitoso del caso, al que se unen otros como la interpretación que Maguy Mira hizo de la Molty Bloom Joyciana y la que déla poetisa norteamericana EmHy Dicfcson realizó Analía Gadé. El monólogo es un género de honda tradición teatral, la raíz desnuda del teatro, una persona sola frente al público. Puestos a buscar antecedentes puede señalarse que ya en nuestro Siglo de Oro el bululú, esa compañía celular formada por un solo individuo, recorría tos caminos de villa en villa a bordo del carro de la farsa. Las prostitutas os precederán, está escrita antes de que la moda del, monologó femenino se hubiera extendido, aunque por distintos avatares no fue posible estrenarla hasta el momento. La obra, un prodigio dé sensibilidad y valentía, está basada en suceso real acaecido én VaíladoBd en la segunda mitad del siglo pasado; el autor ha trasladado el hecho a nuestros días, aprovechando los hilos del pasado para urdir su tapiz de presente. El único personaje de (a obra es Rosa, una mujer a la que la vida ha cercado hasta obligarla a dedicarse a la prostitución; sus seres queridos han desaparecido o la han abandonado, la soledad es lá salsa cotidiana en el guiso de su existencia. Rosa se siente envejecer, los años le pesan cada día más en los huesos, todo es progresrvarhérite más gris para ella, que rumia el pande su desencanto huérfana de todo afecto. En medio de ese par norama hostil y estéril se abre una luz; como si se tratara dé un milagro, aparece, entre los trastos arrinconados en un desván, una imagen de Cristo que la veterana peripatética va a convertir en su tabla salvavidas. Con ella dialoga y le cuenta sus cosas, a ella va a abrir su corazón y revelar e ¡trasfondo purísimo que guarda en su interior. Por medio de Rosa, f rtín Oesealzo pasa revista al ser humano, a sus debilidades, sü falta de seguridad, el trasluz mezquino que a veces surge venenoso; pero también la llama que alienta en él interior de toda persona, el rescoldo de ingenuidad que siempre queda a pesar de los pesares, el coraje para superar Él autor ha construido un monólogo habilísimo y fluido, dosificando sabiamente la subidas y bajadas de tensión dramática, tocando asuntos espinosos elegante y valientemente. La hora y pico de representación transcurre apenas sin sentir, con los espectadores prendidos en la luz de la palabra. ENsa Montes, en el mejor momento de su carrera, granada totalmente cómo actriz, es una baza de suma importancia én el mecanismo de? la obra. Su interpretación, cuidadísima eri los matices, medida en los diferentes, lempos de la pieza, es senadamente magistral. Sé nota qué ha puesto rnuóho de su parte en este personaje, que; se ha ajustado a él. -hasta los más írrtirnc i; ecOvecos, que sufre realmente cuando Rosa sufre y ríe cuando lameretriz, que llega a ser entrañable, lo hace. No es exagerado afirmar qué Elisa Montes está ante, el mejor papel de su carrera y que ha echado el resto para interpretarlo. La cuidadísima dirección dé Domingo Lo Giudice está áf servicio de la obra y de la acjtriz. Con pocos elementos escenográficos ha sabido conducir certeramente la acción, sin que referencias extrañas distraigan la atención del espectador. Suya es, pues, una parte importante del éxito de la pieza, que ayer, en el bellísimo marco del Real Coliseo de Carlos III, dé San Lorenzo de El Escorial, el público, sorprendido por la riqueza del espectáculo presenciado, aplaudió con ganas. Y es que, acostumbrado a tantas aparatosidades teatrales, agradece la sencillez, y más en este caso, cuando el producto que se le ofrece está traspasado por la emoción y tiene unas cotas de calidad muy altas. Juan I. GARCÍA GARZÓN 1 cineasta Maurice Pialat, premio Louis Delluc París. Efe Maurice Pialat, cineasta poco conocido fuera de las fronteras francesas, ha sido galardonado con el premio Louis Delluc por su película A nous amours (A nuestros amores) Pialat, exigente y meticuloso, es, además de director cinematográfico, pintor y actor. Autor de ocho películas, Pialat consiguió sus mejores éxitos con L enfartce nue en 1969, y de cara al público mayoritario se consagró con Loulou rodada en 1980, con Gerard Depardieu e Isabellé Hupeii como protagonistas. Con A nuestros amores Maurice Pialat ha descubierto a una actriz sobra la que reposa el mayor peso de la película, Sandrine, Bonnaire, simplemente excepcional, con todo el frescor y también la antipatía de que es capaz una muchacha de su edad. Película sobre Ahnaazor El cine se ha fijado de nuevo en la historia y nos trae, de algún tiempo a esta parte, personajes y hechos tratados de forma ligera y desenfadada con el único objeto de hacer reír. Ejemplo de lo que antecede son películas ya estrenadas, como Cristóbal Cotón, de oficio... descubridor Juana la loca, de vez en cuando y El Cid cabreador Siguiendo la racha, Luis María Delgado dirigirá próximamente un filme sobre Atmanzor. El hombre elefante, Expreso de medianoche Yo Claudio T. V. -ES LAWHENCE FASSETT. AGENTE DE LA. CIA. CIVIUZADOYCRUEL HUMANO Y DESALMADO. PARA EL. L A CLAVE ES. BURT LANCASTER ES MAXWELL OANFORTH, PODEROSO JF. FE DE LA CIA. CON ASPIRACIONES A LA PRESIDENCIA Y HÁBIL MANIPULADOR DE LOS MEDIOS INFORMATIVOS. LA CLAVE ES...